Enfoques

¡Qué semana, la pasada!

Por Rosario Espinal

El Papa Francisco terminó su exitoso viaje a Brasil, y en vuelo de regreso a Roma, cerca del cielo, habló a borbotones. Parecía que tantas declaraciones inusuales en un Papa eran un exceso de argentinismo; pero no, hablaba en italiano, el idioma de sus antepasados y su nueva morada.

El Papa dijo, según reportes de presa que circularon por todo el mundo: “¿Quién soy yo para juzgar a un gay?” Y agregó no tener problema con la tendencia homosexual, sino con hacer lobby gay y lobby de todo tipo. Entonces, ¿quedará prohibido en la Iglesia Católica pedir obras al Estado o incidir en la política de un país?  Porque eso requiere lobby (cabildeo).

Siguió el Papa declarando: las monjas no podrán acceder al sacerdocio, tal cual está establecido, pero se hará un esfuerzo para formular una nueva teología de las mujeres que potencie su papel en la iglesia, porque la Virgen, dijo Francisco, está por encima de curas y obispos. Quedamos pendientes de tan importante esfuerzo contra el patriarcalismo.

Compartir

Con su alta y merecida popularidad, el Papa Francisco está en una posición privilegiada para impulsar cambios. Ojalá el fuerte lobby conservador del Vaticano no lo acorrale

A los divorciados, quizás pronto podrán recibir la comunión sin la angustia pecaminosa a que han sido condenados por haber terminado una relación que no funcionaba.

Con su alta y merecida popularidad, el Papa Francisco está en una posición privilegiada para impulsar cambios. Ojalá el fuerte lobby conservador del Vaticano no lo acorrale en esta noble misión de acercamiento con los fundamentos solidarios de la doctrina cristiana.

En el ámbito latinoamericano, el ex presidente Leonel Fernández fue condecorado con la más alta orden que otorga el gobierno de Honduras. El mérito proviene, según declaraciones de prensa, de haber ayudado a resolver la crisis política hondureña.

¿Recuerdan ustedes aquella crisis en el 2009 cuando el presidente Manuel Zelaya fue sacado de su casa en ropa interior a media noche y transportado en un avión al exterior? Pues bien, a tierra dominicana llegó luego el derrocado Zelaya con su gran sombrero y facha de rico hacendado, mientras el congreso hondureño orquestó la elección del presidente Porfirio Lobos, el mismísimo que condecoró a Fernández por la paz y la democracia en América.

En tierra dominicana, ¿qué decir del glorioso PRD? Con cántico a ritmo de “el partido del pueblo y la libertad, libertad, libertad”, se celebraron dos reuniones del CEN (Can Eterno Nacional).

En uno, su líder Miguel Vargas apareció en escena con facha de vaquero millonario. Camisa blanca apretada y mangas remangadas. Leyó 14 resoluciones por aclamación guiada: aprobado, aprobado, aprobado, era la palabra que retumbaba en el coliseo fuertemente custodiado. Luego llegó la viuda en blanco almidonado a legitimar con el apellido del difunto todo lo allí sancionado.

En el otro CEN  que encabeza el guapo de Gurabo hubo discurso tras discurso, cada uno por su lado y mucho ruido de pitos y fanfarrias. Si pierden la franquicia, por lo menos ánimo tienen para juntarse y cherchar en clubes y colmados.

Y Danilo Medina, como si no hubiera suficientes botellas en todos los confines dominicanos, firmó la creación de un nuevo ministerio de energía y minas.  Ay caramba, más salarios a costa del pobre pueblo dominicano que no aguanta pagar más impuestos. ¡Qué bueno es vivir del cuento en el gobierno!

No podían faltar noticias importantes desde las cárceles dominicanas. El preso de Baninter pidió indulgencia por buena conducta después de cumplir media pena, ¿y e’fácil? Martha Heredia quiere retirar la querella contra Vakeró para que su amado pueda visitarla aún sin melena.

Y en cartelera, Huchi Lora se estrenó con El Teniente Amado. ¡Enhorabuena! Que nunca jamás viva el jefe.

Artículo publicado en el periódico HOY

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes