Conexiones

Punta Catalina: La gran mentira

Por Bernardo Castellanos

Nunca antes en la historia de la Republica Dominicana, un Gobierno había gastado tanto dinero en publicidad y mercadeo, para vender y justificar la ilusión de la construcción de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, la cual ha sido vendida, publicitada y mercadeada por las autoridades, funcionarios, mercadólogos, publicistas, apologistas y profetas, como el gran milagro, la varita mágica, la panacea que terminaría de una vez y para siempre, los graves problemas del sector eléctrico de la Republica Dominicana.

Según la auditoria realizada por la Cámara de Cuentas, al 31 de Diciembre del 2017, solo la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), había gastado en publicidad, promocionando y vendiendo las virtudes y bondades de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, alrededor de unos diez (10) millones de dólares.

Con la entrada de Punta Catalina, según los funcionarios, mercadólogos, publicistas, apologistas y profetas, se reduciría el precio de compra de la energía de los generadores a las distribuidoras, serian cosas del pasado, los apagones, la elevada tarifa a los usuarios regulados, los graves y enormes déficits financieros del sector eléctrico, los cuales desaparecerían como por arte de magia, con la sola entrada en operación de la Central Termoeléctrica Punta Catalina.

BONOS VERDES

Los funcionarios, mercadólogos, publicistas, apologistas y profetas de Punta Catalina, llegaron en varias ocasiones, a suministrar al Presidente de la Republica, informaciones cuestionables y dudosas, no sustentadas en la realidad,, quien confiando en ellos, se hizo eco de las mismas, llegando a afirmar en varios discursos de rendición de cuentas ante el Congreso Nacional y el País, que Punta Catalina produciría ahorros sobre los 440 millones de dólares, que vendería la electricidad producida a las distribuidoras, 7.5 centavos de dólar por kilowatt-hora y de que “con la puesta en marcha de Punta Catalina, el país pueda recibir Bonos Verdes, o Bonos de Carbono, porque, de hecho, reducirá nuestras emisiones contaminantes al sustituir otras fuentes de generación más contaminantes”.

Por qué si las plantas a carbón califican para recibir bonos verdes, en las últimas cumbres sobre cambio climático celebradas en Francia y Madrid, la mayoría de los países se comprometieron con un proceso de descarbonización, que incluye el retiro de plantas a carbón?

Cuantas plantas a carbón en el mundo, han sido calificadas para recibir bonos verdes?

Por qué el Presidente, durante su visita a Madrid a raíz de la Cumbre sobre Cambio Climático, hablo de los esfuerzos que se están haciendo en energía renovables y no menciono a Punta Catalina, a pesar de haber afirmado en el discurso de rendición de cuentas ante el Congreso Nacional el 27 de Febrero del 2017 de que “con la puesta en marcha de Punta Catalina, el país pueda recibir Bonos Verdes, o Bonos de Carbono, porque, de hecho, reducirá nuestras emisiones contaminantes al sustituir otras fuentes de generación más contaminantes

Resulta penoso y deprimente comprobar, como al Presidente de la Republica, se le suministran cifras que no se sustentan en la realidad.

PRECIO ENERGIA MERCADO SPOT (COSTO MARGINAL). PRECIO FUEL OIL 6

Los funcionarios, mercadólogos, publicistas, apologistas y profetas de Punta Catalina afirman, que el descenso en los precios de la energía en el mercado spot (costo marginal), se debe a la entrada en operación de la referida central. Es esa afirmación verdad y correcta?

El Cuadro 1 y Figura 1, muestra los precios promedios de la energía en el mercado spot (costo marginal) y el precio promedio del barril de Fuel Oil 6 en el 2019, según los datos publicados por el Organismo Coordinador del Sistema Eléctrico (OC) en el Informe Mensual De Costos Marginales De Corto Plazo De Energía Diciembre 2019.

Como podrá apreciarse en el Cuadro 1 y Figura 1 anteriores, el precio de la energía en el mercado spot (costo marginal) no disminuye por la entrada en operación de Punta Catalina, sino que la disminución se debe, única y exclusivamente, a una disminución en el precio del Fuel Oil 6 utilizado en generación.

Entre Enero y Diciembre del 2019, el precio de la energía en el mercado spot (costo marginal) disminuyo en un 30.32%, mientras que el precio del Fuel Oil 6 en el mismo periodo disminuyo un 29.38%, prácticamente el mismo porcentaje de disminución que la que sufrió el precio de la energía en el mercado spot.

Existe una relación directa entre el precio de la energía en el mercado spot (costo marginal) y el precio del Fuel Oil 6, cuando sube el precio del Fuel Oil 6 sube el precio de la energía en el mercado spot y cuando baja, baja el precio de la energía en el mercado spot.

Entre Enero y Mayo del 2019, el precio del Fuel Oil iba ascendiendo mes a mes y en esa misma medida lo hacia el costo marginal, el cual representa el precio de la energía en el mercado spot.

A partir de Junio 2019, el precio del Fuel Oil 6 disminuye mes a mes y en esa misma medida disminuye el precio de la energía en el mercado spot. Punta Catalina opero entre Febrero y Mayo del 2019 y luego a partir de Julio En el mes de Junio, Punta Catalina estuvo fuera de servicio por ajustes y en ese mes, el costo marginal o precio de energía en el mercado spot disminuyo con relación al mes de Mayo y esa disminución se debió única y exclusivamente a que el precio del Fuel Oil 6 bajo entre Mayo y Junio.

Con estos datos publicados por el Organismo Coordinador del Sistema Eléctrico Nacional, se demuestra, sin lugar a la menor duda, que la entrada de Punta Catalina no es el factor que determina el descenso del precio de la energía en el mercado spot (costo marginal), sino que dicho descenso o subida, está asociada de manera directa al descenso del precio del Fuel Oil 6.

El Cuadro 2 y Figura 2 muestra el precio promedio de compra del Fuel Oil 6, según los datos publicados por el Organismo Coordinador del Sistema Eléctrico (OC) en el Informe Mensual De Costos Marginales De Corto Plazo De Energía Diciembre, 2018 y 2019.

Según el Cuadro 2, entre el 2018 y 2019, el precio promedio del Fuel Oil 6 disminuyo en alrededor de un 11%, al pasar de US$61.34/Barril en el 2018 a US$54.51/Barril en el 2019, según los datos publicados por el Organismo Coordinador del Sistema Eléctrico Nacional Interconectado (OC), en los Informes Mensuales de Costos Marginales De Corto Plazo de Energía 2018 y 2019.

En el 2019, el precio promedio de compra de la energía de las distribuidoras disminuyo alrededor de un 3.5% con relación al precio promedio de compra del 2018, al pasar de US$0.1334/Kwh en el 2018, a US$0.1287/Kwh en el 2019, según los datos publicados por CDEEE, en los Informes De Desempeño Del Sector Eléctrico. Esa disminución en el precio promedio de compra de la energía de las distribuidoras, no se debió a la entrada en operación de la Central Termoeléctrica Punta Catalina en el 2019, sino que dicha disminución se debió a una disminución en el precio promedio de compra del Fuel Oil 6 entre el 2018 y 2019, de alrededor de un 11%, al pasar de US$61.34/Barril en el 2018 a US$54.51/Barril en el 2019, según los datos publicados por el Organismo Coordinador del Sistema Eléctrico Nacional Interconectado (OC), en los Informes Mensuales de Costos Marginales De Corto Plazo de Energía 2018 y 2019. Entre el 2018 y el 2019, la disminución que sufrió el precio del Fuel Oil 6 fue de un poco más de tres (3) veces mayor, en términos porcentuales, que la disminución que sufrió el precio promedio de compra de energía de las distribuidoras, en el mismo periodo.

La disminución del precio del Fuel Oil 6 y no la entrada en operación de la Central Termoeléctrica Punta Catalina en el 2019, es lo que influye, tanto en la disminución entre el 2018 y el 2019, del precio de la energía en el mercado spot, en la disminución del costo marginal, así como en la disminución del precio promedio de compra de la energía por parte de las distribuidoras.

DEFICIT FLUJO DE CAJA DISTRIBUIDORAS

En el 2019, según el Informe de Transacciones Económicas Diciembre 2019, publicado por el Organismo Coordinador del Sistema Nacional Interconectado (OC), a pesar de que la Central Termoeléctrica Punta Catalina genero unos mil cuatrocientos diez (1,410) millones de kilowatts hora, alrededor de un 25% de su generación promedio anual, el déficit en flujo de caja de las distribuidoras (ingresos menos egresos), según el Informe De Desempeño Del Sector Eléctrico publicado por la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), Cuarto Trimestre Octubre-Diciembre 2019, fue de mil quinientos once (1,511) millones de dólares.

En el 2018, el déficit en flujo de caja de las distribuidoras fue de mil trescientos sesenta y dos (1,362) millones de dólares, por lo que en el 2019, con todo y la generación de Punta Catalina, el déficit en flujo de caja de las distribuidoras aumento con relación al 2018, unos ciento cuarenta y nueve (149) millones de dólares, equivalentes a un incremento de un 11%.

El aumento en el déficit en flujo de caja de las distribuidoras (ingresos menos egresos), entre el 2018 y el 2019, ocurre a pesar de que el precio promedio del Fuel Oil 6 en el 2019 se redujo en alrededor de un 11% con relación al precio promedio del Fuel Oil 6 en el 2018, al pasar de un precio promedio en el 2018 de 61.34 dólares por barril, a 54.51 dólares por barril en el 2019, según los datos publicados. según los datos publicados por el Organismo Coordinador del Sistema Eléctrico (OC) en el Informe Mensual De Costos Marginales De Corto Plazo De Energía Diciembre, 2018 y 2019.

Con estos datos publicados por la CDEEE en su Informe de Desempeño del Sector Eléctrico, Cuarto Trimestre Octubre-Diciembre 2019, queda evidenciado que la presencia de la Central Termoeléctrica Punta Catalina produciendo electricidad y vendiéndola al mercado eléctrico, lejos de reducir el déficit de flujo de caja de las distribuidoras (ingresos menos egresos), en el 2019, con relación al 2018, lo que realmente ocurrió en el 2019, es que con todo y la presencia de Punta Catalina, el déficit de flujo de caja de las distribuidoras (ingresos menos egresos), aumento en ciento cuarenta y nueve (149) millones de dólares, con relación al 2018, equivalente a un incremento de un 11% , a pesar de la reducción de un 11%, en el precio promedio de compra del Fuel Oil 6 entre el 2018 y el 2019.

Por qué aumenta el déficit de flujo de caja de las distribuidoras del 2018 al 2019 a pesar de la disminución en el precio del Fuel Oil 6? Por la ineficiencia, pésima gestión, altas pérdidas totales, exceso de gastos corrientes y empleomanía, con que operan las distribuidoras. Punta Catalina no tendrá ninguna incidencia en reducir o eliminar, la ineficiencia, pésima gestión, exceso de gastos corrientes y empleomanía, con que operan las distribuidoras, en consecuencia, el déficit en flujo de caja de las distribuidoras y déficit en flujo de caja del sector eléctrico, que incluye el déficit en flujo de caja de la CDEEE, no se reducirán ni se eliminarán, como consecuencia de la entrada en operación de la Central Termoeléctrica Punta Catalina.

En el presupuesto complementario del 2019, se aprobó una transferencia de unos mil setecientos millones (1,700) de dólares adicionales, para cubrir el enorme déficit financiero del sector eléctrico, causado única y exclusivamente, por la ineficiencia, pésima gestión, altas pérdidas totales de las distribuidoras y el exceso de gastos corrientes y empleomanía, con que operan las distribuidoras y la CDEEE. 

PLANTAS INEFICIENTES CONVERSION A GAS NATURAL PARQUE TERMICO SAN PEDRO DE MACORIS

Los funcionarios, mercadólogos, publicistas, apologistas y profetas de Punta Catalina afirman que, con la entrada en operación de la referida central termoeléctrica, las plantas ineficientes dejaran de operar. Se les olvida a esos funcionarios, mercadólogos, publicistas, apologistas y profetas, que las plantas ineficientes que operan en el sistema eléctrico nacional son aquellas que utilizan el Fuel Oil 2 o Diesel como combustible para producir electricidad.

Esas plantas, que son la Turbina de Ciclo Simple Siemens de 100 Mw de EGEHAINA, San Felipe, antigua Smith and Enron y Cogentrix, debido a sus altos costos de operación y producción de electricidad, desde mucho antes de la entrada en operación de Punta Catalina, solamente eran utilizadas en los casos de emergencia, como fue la avería sufrida por la central a gas natural AES Andrés y cuando una planta del sistema sale de operación para fines de mantenimiento.

Prácticamente esas tres (3) plantas operan como reserva fría del sistema de generación, lo que significa que siempre están apagadas y solo son llamadas a generar electricidad, cuando ocurre una situación de emergencia en el sistema eléctrico, como los casos de avería de plantas existentes y/o salidas de centrales de generación existentes por razones de mantenimiento programado.

Tanto la Turbina de Ciclo Simple Siemens de 100 Mw de EGEHAINA, como la central termoeléctrica San Felipe, seguirán operando como reserva fría con o sin Punta Catalina, entrando solamente en operación, ante situaciones de emergencia, como las explicadas anteriormente.

Cogentrix, con su conversión a gas natural, pasa a ser de una de las plantas más ineficientes y caras del sistema, a una de las más eficientes y de menor costo de generación y en consecuencia, una vez sea convertida para operar con gas natural, dejará de ser una planta de reserva fría, para convertirse en una central que tendrá un alto factor de utilización o factor de planta.

Los funcionarios, mercadólogos, publicistas, apologistas y profetas de Punta Catalina afirman que, la conversión a gas natural de unos 900 Mw de centrales térmicas de generación en San Pedro de Macorís, que en la actualidad operan con derivados de petróleo, se debe a la entrada en operación de Punta Catalina.

Esa afirmación es totalmente errada y falsa, ya que la conversión del parque de generación térmico de San Pedro de Macorís se debe única y exclusivamente, a qué la CDEEE, violando la Ley General de Electricidad, ha otorgado contratos grado a grado, sin licitación, a las empresas generadores que han decidido convertir sus plantas de generación para utilizar gas natural como combustible en lugar de derivados del petróleo.

Si la CDEEE, no firma esos contratos que son violatorios de la Ley General de Electricidad, no se hubiera producido la conversión a gas natural del parque de generación de San Pedro de Macorís.

Las empresas privadas que han instalado plantas de energía renovables, eólica y solar, lo han hecho por qué han conseguido contratos de venta de energía con la CDEEE o con usuarios no regulados (UNR).

Para El Estado Dominicano poder vender el 50% de las acciones de Punta Catalina, como pretende el Gobierno, previamente la empresa creada, Central Termoeléctrica Punta Catalina, deberá haber firmado un contrato de venta de potencia y energía con las distribuidoras. Si ese contrato previo de venta de potencia y energía con las distribuidoras no se firma, prácticamente será imposible poder vender el 50% de las acciones de Punta Catalina.

JUSTIFICACION CONSTRUCCION CENTRAL TERMOELECTRICA PUNTA CATALINA

El Gobierno justificó ante la población, la decisión de construir a Punta Catalina, bajo el argumento y excusa, de que con la propiedad de Punta Catalina en manos estatales, sería el contrapeso para contrarrestar las presiones, chantajes y extorsiones, de los generadores privados y que Punta Catalina, le daría al Estado, una herramienta que obligaría y forzaría a los generadores privados a bajar los precios de la electricidad.

Ahora, de repente y sin justificación alguna, el Gobierno quiere y pretende vender al sector privado, el 50% de las acciones de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, por menos del 10% de lo gastado, además de entregarle al privado, el control absoluto de la administración, operación y mantenimiento de la Central.

Con esta decisión, el Gobierno prácticamente le está regalando al sector privado, a quienes calificaba de chantajistas y extorsionadores, la propiedad de un activo de generación eléctrica, cuya construcción se justificó y defendió para defender al Estado y la población de las acciones de los chantajistas y extorsionadores, a los que hoy se pretende, prácticamente regalarle la Central Termoeléctrica Punta Catalina.

HECHOS Y REALIDAD VERSUS ILUSIONES Y PROMESAS

Los hechos y la realidad han demostrado que Punta Catalina no es la panacea ni la varita mágica a todos los problemas del sector eléctrico.

  1. No es cierto que Punta Catalina es la responsable de que centrales de generación ineficientes que producen energía a precios muy caros por que utilizan el Fuel Oil 2 o Diesel como combustible para generar electricidad, como la Turbina de Ciclo Simple Siemens de 100 Mw de EGEHAINA, San Felipe y Cogentrix, hayan sido desplazadas por la entrada en operación de Punta Catalina. Dichas plantas, mucho antes de la entrada en operación de Punta Catalina funcionaban como centrales de emergencia y solo entraban en operación ante la ocurrencia de hechos como averías en otras centrales de generación y/o mantenimientos programados en centrales de generación.
  2. No es cierto que la entrada en operación de Punta Catalina es la responsable de la conversión a gas natural, del parque de generación térmico que opera en San Pedro de Macorís utilizando en la actualidad derivados del petróleo como combustible para producir electricidad. La conversión del parque de generación térmico de San Pedro de Macorís se debe única y exclusivamente, a qué la CDEEE, violando la Ley General de Electricidad, ha otorgado contratos grado a grado, sin licitación, a las empresas generadores que han decidido convertir sus plantas de generación para utilizar gas natural como combustible en lugar de derivados del petróleo. Si la CDEEE, no firma esos contratos que son violatorios de la Ley General de Electricidad, no se hubiera producido la conversión a gas natural del parque de generación de San Pedro de Macorís.
  3. No es cierto que Punta Catalina reduce ni reducirá la emisión de dióxido de carbono y las emisiones contaminantes a la atmosfera. Todo lo contrario, las aumentara, a pesar de la alta tecnología en reducción de emisiones, que dicen los apologistas, mercadólogos, publicistas y profetas de Punta Catalina, que dicha Central posee. Como la CDEEE ha ignorado flagrantemente larecomendación número 81, que figura en la página 123, del Informe de fecha 30 de Junio 2017, elaborado por la Comisión de alto nivel creada por el Poder Ejecutivo, mediante el Decreto Numero 6-17 del 10 de Enero del 2017, para Investigar el Proceso de Licitación y Adjudicación del Contrato de EPC de la Central Termoeléctrica Punta Catalina (CTPC), la cual establece que“La Comisión sugiere también que convendría la contratación de una firma especializada internacional en auditoría de inversiones en plantas termoeléctricas, diferente a la que ejerce el papel de Ingeniero del Cliente (CDEEE) en el Proyecto CTPC, que certifique que lo instalado en la CTPC es exactamente lo mismo que se estableció en las Especificaciones Técnicas que forman parte integral del Contrato de EPC”. En consecuencia, hoy los dominicanos no tenemos la certeza ni la certificación emitida por una compañía internacional, especializada y con experiencia en auditorías a inversiones en plantas termoeléctricas, diferente y sin vinculaciones, en el presente o en el pasado, con Stanley Consultants, quien fue la empresa responsable del diseño y supervisión de la construcción de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, , de que en Punta Catalina, no solo se instalaron todos los equipos especificados en el Contrato EPC de fecha 14 de Abril del 2014, sino que además, dichos equipos cumplan con todas y cada una de las especificaciones técnicas que figuran en el referido Contrato EPC. El Gobierno supuestamente acogió en todas sus partes el Informe de la Comisión y medianteel Decreto 261-17 de fecha 31 de Julio del 2017, con el cual se nombra el Administrador General de la Central Termoeléctrica de Punta Catalina, en uno de los Considerandos se establece como única función y objetivo del nombrado Administrador General que“para dar seguimiento a esas recomendaciones es necesario que uno de los miembros de la Comisión asuma una posición de dirigencia en la administración y gestión de la referida obra”. Obviamente que ese Considerando del Decreto Presidencial no se ha cumplido y parecería y daría la impresión, que la CDEEE esta y actúa por encima de los decretos del Poder Ejecutivo, o sea que esta por encima del bien y del mal.Esa recomendación de la referida Comisión sigue estando vigente y siendo válida y pertinente, a los mejores intereses del País. Por qué entonces, negarse a ejecutar la recomendación 81 de la Comisión de alto nivel creada por el Poder Ejecutivo, mediante el Decreto Numero 6-17 del 10 de Enero del 2017, para Investigar el Proceso de Licitación y Adjudicación del Contrato de EPC de la Central Termoeléctrica Punta Catalina?. Cualquiera pudiera pensar, que la Comisión pudiera haber sospechado o tener dudas razonables, o indicios, de que los equipos instalados en la Central Termoeléctrica Punta Catalina pudieran no ser exactamente los mismos equipos que fueron definidos y establecidos en las Especificaciones Técnicas, que forman parte integral del Contrato EPC.
  4. No es cierto que Punta Catalina califica ni calificara, para recibir bonos verdes.
  5. La reducción en el precio de la energía en el mercado spot (costo marginal) no está relacionada con la entrada en operación de Punta Catalina, sino con el descenso en el precio en los derivados del petróleo, en especial el Fuel Oil 6 o Bunker C.
  6. No es cierto que Punta Catalina reduce el precio promedio de compra de energía de las distribuidoras. En el 2019, el precio promedio de compra de la energía de las distribuidoras disminuyo alrededor de un 3.5% con relación al precio promedio de compra del 2018, al pasar de US$0.1334/Kwh en el 2018, a US$0.1287/Kwh en el 2019, según los datos publicados por CDEEE, en los Informes De Desempeño Del Sector Eléctrico. Esa disminución en el precio promedio de compra de la energía de las distribuidoras, no se debió a la entrada en operación de la Central Termoeléctrica Punta Catalina en el 2019, sino que dicha disminución se debió a una disminución en el precio promedio de compra del Fuel Oil 6 entre el 2018 y 2019, de alrededor de un 11%, al pasar de US$61.34/Barril en el 2018 a US$54.51/Barril en el 2019, según los datos publicados por el Organismo Coordinador del Sistema Eléctrico Nacional Interconectado (OC), en los Informes Mensuales de Costos Marginales De Corto Plazo de Energía. Entre el 2018 y el 2019, la disminución que sufrió el precio del Fuel Oil 6 fue de un poco más de tres (3) veces mayor, en términos porcentuales, que la disminución que sufrió el precio promedio de compra de energía de las distribuidoras, en el mismo periodo.
  7. La disminución del precio del Fuel Oil 6 y no la entrada en operación de la Central Termoeléctrica Punta Catalina en el 2019, es lo que influye, tanto en la disminución entre el 2018 y el 2019, del precio de la energía en el mercado spot, en la disminución del costo marginal, así como en la disminución del precio promedio de compra de la energía por parte de las distribuidoras.
  8. No se ha reducido, ni mucho menos eliminado, el déficit financiero de las distribuidoras y del sector eléctrico, ni el subsidio, como se había prometido y vendiendo energía a las distribuidoras, a un precio 90% más caro que lo prometido (Febrero-Mayo 2019 según CDEEE), tampoco se logrará. Cada año que pasa, en la medida que la participación de la energía producida por Punta Catalina como porcentaje de la demanda total y el total de energía generado cada año, es menor y año tras año va disminuyendo, el impacto real en los precios de compra de la energía en las distribuidoras como consecuencia de la entrada en operación de Punta Catalina, así como el impacto en la posible reducción y/o eliminación del déficit en flujo de caja (ingresos menos egresos) de las distribuidoras, cada día es más cuestionable y dudoso. La causa principal del déficit financiero del sector eléctrico es la pésima gestión y las altas pérdidas totales de las distribuidoras (alrededor del 30% en el 2019, según el Informe de Desempeño del Sector Eléctrico de la CDEEE, Cuarto Trimestre, Octubre-Diciembre 2019), el exceso de gastos corrientes de las distribuidoras (más de ochenta y cinco (85) millones de dólares anuales, según el estudio de tarifa técnica de la empresa chilena INECON) y la CDEEE y el exceso de empleomanía de las distribuidoras (unos siete mil (7,000) empleados de más, según el estudio de INECON) y la CDEEE. La entrada en operación de la Central Termoeléctrica Punta Catalina no reducirá y mucho menos eliminará, la pésima gestión y las altas pérdidas totales de las distribuidoras, ni el exceso de gastos corrientes y empleomanía de las distribuidoras y de la CDEEE.
  9. No ha bajado el precio promedio de compra de la energía de las distribuidoras, ni lo bajara. Precio de venta de la energía producida por Punta Catalina a las distribuidoras alrededor de un 90% más caro que lo prometido, según los precios de venta promedio a las distribuidoras en el periodo Febrero-Mayo 2019, US$0.14250558 por kilovatio/hora generado, según los datos ofrecidos por la CDEEE en la rueda de prensa realizada el 23 de Mayo del 2019, cuando lo prometido fue, que el precio de venta sería menor a los ocho (8) centavos de dólar por kilowatt hora. En el discurso de rendición de cuentas pronunciado por el Presidente de la Republica el 27 de Febrero del 2017 se afirmó que“Punta Catalina generará esa energía a un costo de 7,5 centavos de dólar el KW/h”.Resulta penoso y deprimente comprobar, como al Presidente de la Republica, se le suministran cifras que no se sustentan en la realidad.
  10. No es cierto que Punta Catalina reduce el déficit de flujo de caja de las distribuidoras (ingresos menos egresos). Entre el 2018 y 2019, el déficit en flujo de caja (ingresos menos egresos) de las distribuidoras, según el Informe De Desempeño Del Sector Eléctrico, Cuarto Trimestre Octubre-Diciembre 2019, publicado por la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) aumento en unos ciento cuarenta y nueve (149) millones de dólares, equivalentes a un incremento de un 11% con relación al 2018, a pesar de que en el 2019, Punta Catalina genero unos mil cuatrocientos diez (1,410) millones de kilowatts hora, alrededor de un 25% de su generación promedio anual. Con estos datos publicados por la CDEEE en su Informe de Desempeño del Sector Eléctrico, Cuarto Trimestre Octubre-Diciembre 2019, queda evidenciado que la presencia de la Central Termoeléctrica Punta Catalina produciendo electricidad y vendiéndola al mercado eléctrico, no pudo reducir el déficit en flujo de caja de las distribuidoras en el 2019, con relación al 2018 y que por el contrario, el déficit en flujo de caja de las distribuidoras, aumento entre el 2018 y el 2019, en ciento cuarenta y nueve (149) millones de dólares con relación al 2018, equivalentes a un incremento de un 11% con relación al 2018. El déficit de flujo de caja de las distribuidoras aumenta del 2018 al 2019 a pesar de la disminución en el precio del Fuel Oil 6, debido a la ineficiencia, pésima gestión, altas pérdidas totales, exceso de gastos corrientes y empleomanía, con que operan las distribuidoras. Punta Catalina no tendrá ninguna incidencia en reducir o eliminar, la ineficiencia, pésima gestión, exceso de gastos corrientes y empleomanía, con que operan las distribuidoras, en consecuencia, el déficit en flujo de caja de las distribuidoras y déficit en flujo de caja del sector eléctrico, que incluye el déficit en flujo de caja de la CDEEE, no se reducirán ni se eliminarán, como consecuencia de la entrada en operación de la Central Termoeléctrica Punta Catalina. En el presupuesto complementario del 2019, se aprobó una transferencia de unos mil setecientos millones (1,700) de dólares adicionales, para cubrir el enorme déficit financiero del sector eléctrico, causado única y exclusivamente, por la ineficiencia, pésima gestión, altas pérdidas totales de las distribuidoras y el exceso de gastos corrientes y empleomanía, con que operan las distribuidoras y la CDEEE.
  11. No ha bajado la tarifa eléctrica a los consumidores, como se prometió, ni bajara, ya que en la medida que pasan los años, el impacto e incidencia de la energía producida por Punta Catalina en el mercado eléctrico, va disminuyendo y en esa misma medida, disminuye el posible impacto que pudiera tener en el precio promedio de la energía que las distribuidoras compran a los generadores y en la tarifa eléctrica a los usuarios, el precio de compra por parte de las distribuidoras, de la energía producida por Punta Catalina. En consecuencia, la entrada en operación de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, no induce ni produce, ni inducirá ni producirá, una reducción en el tarifa eléctrica a los usuarios, pues la reducción o disminución en la tarifa eléctrica se producirá, cuando se reduzca o disminuya el precio promedio de compra de la energía por pate de las distribuidoras a los generadores, situación que la entrada en operación de la Central Termoeléctrica Punta Catalina no ha producido ni producirá y además, se eliminen los continuos, cónicos y elevados déficits financieros del sector eléctrico, ocasionados la deficiente gestión y las altas pérdidas totales de las distribuidoras y por el exceso de gastos corrientes y empleomanía de las distribuidoras y la CDEEE.
  12. Las promesas formuladas de que la Central Termoeléctrica Punta Catalina generaría ahorros superiores a los cuatrocientos (400) millones de dólares anuales, tampoco se cumplirá. En los discursos de rendición de cuentas pronunciado por el Presidente de la Republica, el 27 de Febrero del 2014 y 2015, se llegó a afirmar que Punta Catalina generaría ahorros anuales por cuatrocientos cincuenta (450) millones de dólares y en el discurso pronunciado el 27 de Febrero del 2017, se indicó que los ahorros anuales producidos por Punta Catalina serian de cuatrocientos cuarenta y uno (441) millones de dólares. El 24 de Diciembre del 2019, el Vicepresidente Ejecutivo de la CDEEE declaro que“la entrada de esas unidades tendría un impacto favorable para las finanzas públicas de unos 450 millones de dólares”(https://eldia.com.do/punta-catalina-i-inicia-operaciones-comerciales-vende-us25-millones/). Con una producción media anual de energía de unos cinco mil quinientos (5,500) millones de kilowatts-hora, para que la Central Termoeléctrica Punta Catalina genere ahorros anuales en el orden de los cuatrocientos cincuenta (450) millones de dólares, la diferencia entre el precio promedio de venta de la energía producida por la Central Termoeléctrica Punta Catalina y el precio en el mercado spot, debería ser en el orden de los ocho (8) centavos de dólar por kilowatt hora. Esa diferencia de precios no se vislumbra en el escenario, debido a la tendencia a la baja de los precios del petróleo, al aumento en la oferta de generación a base de gas natural y al aumento en la generación a base de fuentes renovables, como la eólica y solar. De nuevo, resulta penoso y deprimente comprobar, como al Presidente de la Republica, se le suministran cifras que no se sustentan en la realidad.
  13. No se han eliminado los apagones como se prometió, ni los eliminará, ya que la causa de los apagones no es la falta de oferta de generación eléctrica, sino la falta de pago de las distribuidoras a los generadores, debido a la pésima gestión, altas perdidas y exceso de gastos corrientes y empleomanía de las distribuidoras y la entrada en operación de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, ni reducirá y mucho menos eliminara, los males y raíz de fondo, que son las causas principales de los continuos, largos, recurrentes, tediosos y molestosos apagones que azotan a la población, ocasionando tantos problemas y dificultades a la sociedad.
  14. No es cierto que la mayor parte del dinero gastado en la construcción de la Central Termoeléctrica Punta Catalina proviene de ahorros internos, o sea que se ha construido con recursos propios. Con un presupuesto deficitario año tras año, donde los ingresos tributarios (impuestos, gravámenes, aranceles, etc.) no cubren los gastos fijos del Gobierno (nomina, pago de deuda, etc.), según afirman y sostienen, economistas, entendidos y conocedores de la materia y que año tras año, el Gobierno tiene que endeudarse con mas tres mil (3,000) millones de dólares para financiar el presupuesto y aun así, el mismo sigue siendo deficitario, no se puede hablar de recursos propios o de ahorros internos. Para el 2020, el endeudamiento aprobado en el presupuesto nacional asciende a unos cuatro mil setecientos cincuenta (4,750) millones de dólares, equivalentes a aproximadamente el 25% del monto del presupuesto del 2020, el cual asciende a cerca de mil (1,000) millones de pesos. La construcción de la Central Termoeléctrica Punta Catalina ha sido posible, gracias al endeudamiento externo e interno, uno explicito, como son los seiscientos (600) millones de dólares de bonos soberanos, emitidos entre finales del 2016 y principios del 2017, los aproximadamente trescientos treinta (330) millones del préstamo de bancos europeos con garantía de la italiana SACE, que comenzó a desembolsarse a finales de diciembre del 2015, el cual fue aprobado en el Congreso Nacional por seiscientos cincuenta (650) millones de dólares y que debido a los escándalos de corrupción alrededor del Proyecto y el tema del carbón, fue cancelado por los bancos europeos, trescientos millones de dólares de un pool de bancos locales, desembolsados en el 2014 y otros implícitos, provenientes de las transferencias de los presupuestos anuales deficitarios, que son financiados con endeudamiento, externo e interno.

Con el paso del tiempo, en la medida que la demanda de electricidad crece, a razón de 100 Mw a 150 Mw cada año y la producción anual de electricidad de Punta Catalina es la misma o puede disminuir por asuntos de mantenimiento, la participación e incidencia de Punta Catalina en el sector eléctrico también ira disminuyendo.

La realidad siempre se impone a la ficción y la realidad ha evidenciado que todas las promesas e ilusiones creadas por las autoridades, funcionarios, publicistas, mercadólogos, apologistas y profetas, sobre la Central Termoeléctrica Punta Catalina, no eran más que una estrategia publicitaria y mercadológica, que los hechos y realidad han evidenciado y demostrado, que carecía de sustento.

CONCLUSION

Siempre se ha dicho, que lo importante en la vida no es cómo se comienza, sino cómo se termina. En el caso de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, se comenzó mal y se está terminando peor, con más de tres mil (3,000) millones de dólares gastados, el doble de lo inicialmente presupuestado, con más de dos (2) años de atrasos, reclamaciones realizadas por el Consorcio Odebrecht-Technimont-Estrella, por los retrasos, obras y trabajos adicionales no contemplados en el alcance del Contrato EPC, por un monto inicial de setecientos ocho (708) millones y dólares y que según rumores insistentes y persistentes,indican que el Consorcio, ha presentado nuevas reclamaciones por atrasos y trabajos adicionales, situando el total de las reclamaciones, incluyendo las presentadas inicialmente, en el orden de los mil (1,000) millones de dólares,equivalentes al 51.4% del monto inicial del Contrato EPC firmado el 14 de Abril del 2014, por un valor de mil novecientos cuarenta y cinco (1,945) millones de dólares..

A pesar de los discursos de los apologistas, mercadólogos, publicistas y profetas, tratando de destacar y resaltar las maravillas mágicas de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, lo cierto es que nadie puede sentirse satisfecho y orgulloso con estos resultados tan desastrosos, trágicos y deprimentes.

En el caso de la Central Termoeléctrica Punta Catalina, las profecías, predicciones astrológicas y horóscopos personales, se han caído, no se han cumplido, no han acertado, ni pegado. Como dice la Biblia. "Por sus hechos los conoceréis"

Definitivamente, la realidad ha puesto al descubierto, a los apologistas, mercadólogos, publicistas y profetas, evidenciado, que PUNTA CATALINA ES LA GRAN MENTIRA

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes