Opinión

A propósito del año del fomento a las exportaciones

Por Alfredo Cruz Polanco

El año 2018 fue declarado por el señor Presidente de la Republica, licenciado Danilo Medina Sánchez, mediante el Decreto No. 437-17, como “Año Nacional del Fomento a las Exportaciones”. El mismo motiva e incentiva al sector exportador a ser cada vez más emprendedor y competitivo al agregarle valor a sus productos.

Mediante dicho decreto el Presidente Medina insta a las instituciones públicas y privadas a colaborar con los ministerios que tienen que ver con el sector exportador a promover las exportaciones y a crear una cultura exportadora, pues esta es la clave para lograr los objetivos trazados en la Estrategia Nacional de Desarrollo (END) 2030.

Dicha iniciativa ha sido aplaudida y ha llenado de júbilo al sector exportador, tal como lo manifestaron los señores Luis Campo de Moya, Presidente de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD) y el presidente de la Asociación Dominicana de Exportadores (ADOEXPO), Alvaro Sousa Sevilla.

Sousa Sevilla reconoció el potencial que tiene en nuestro país este renglón de la economía y citó entre sus aportes “ser uno de los más grandes contribuyentes del fisco, el segundo generador de divisas y de los principales generadores de empleos”.

Para que este importante decreto cumpla con su cometido, como ha sido la intención y la atinada visión que ha tenido el señor Presidente de la República, es necesario que todas las instituciones, ministerios y dependencias estatales, así como las instituciones privadas que tienen que ver con las exportaciones, trabajen coordinadamente en una misma dirección, en procura de lograr el mismo objetivo, que es precisamente el fomento de nuestras exportaciones; no como islas diferentes, como viene sucediendo en la actualidad.

Entre los ministerios e instituciones que participan en el comercio exterior y que deben trabajar íntimamente relacionadas para el fomento de nuestras exportaciones, figuran:

El Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX), Ministerio de Agricultura, Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM ), Dirección General de Aduanas, Centro de Exportaciones e Inversión de la República Dominicana (CEI-RD), Consejo Nacional de Competitividad (CNC), Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (Pro Competencia), Asociación Dominicana de Exportadores (ADOEXPO), Instituto Dominicano de la Calidad (INDOCAL), Autoridad Portuaria Dominicana (Portuaria); Consejo Nacional de Zonas Francas de Exportación (CNZFE), entre otras.

Nuestros embajadores acreditados en el servicio exterior, son los representantes oficiales de nuestro país en las naciones donde son designados por el Poder Ejecutivo para la aplicación de la Política Exterior del país.

Por tanto, con la referida declaración, es a ellos a quien más les corresponde cumplir con dicho decreto, por lo que tienen por delante una gran tarea y un gran reto, pero a la vez, una gran oportunidad para buscar nuevos nichos de mercados para nuestros productos y servicios (agropecuarios, turísticos, industriales).

También, para promover el país y tratar de atraer nuevas inversiones extranjeras; gestionar intercambios comerciales, culturales y científicos, con lo que se lograría el objetivo deseado por el señor Presidente de la Republica a través de dicho decreto, que es fomentar nuestras exportaciones y el turismo, para así generar más empleos de calidad para obtener las divisas que tanto necesita el país.

Si cada organismo estatal y el sector privado cumplen con su cuota de responsabilidad y trabajan en la misma dirección, se cumplirán los objetivos deseados.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes