Santiago 2030

Presidente Medina se ocupa de la Cuenca Yaque del Norte

Por Reynaldo Peguero

El Señor Presidente Danilo Medina dio un paso vanguardista al promulgar el Decreto 57-18 del pasado 30 de enero. Mandato que establece en 8 Artículos, los pasos institucionales que garantizan la alta prioridad para el Estado dominicano de la Rehabilitación, Saneamiento, Preservación y Uso Sostenible de la Cuenca del Río Yaque del Norte (CRYN). Ya era hora de hacerlo.

Nuestra eterna gratitud a los Ministros de la Presidencia Gustavo Montalvo Franco y de Medio Ambiente, Francisco Domínguez Brito por el aporte institucional. Hace 57 años en 1961, la Asociación para el Desarrollo Inc. (APEDI) en una de sus primeras gestiones de impacto, logró que el Consejo de Estado, creara el 5 de Marzo de ese año, la Comisión del Valle del Río Yaque del Norte. APEDI nunca claudicó en su gestión, y aunque ese órgano de gestión y otros que se crearon, no fueron sostenibles en las políticas e inversiones de Estado, hoy confiamos que asimilados los errores del pasado, la Comisión Presidencial pueda realizar un urgente y efectivo trabajo.

Esta Comisión Presidencial de Manejo de la Cuenca del río Yaque del Nortese estructuraconla participación de 18 entidades públicas, privadas y de la sociedad civil. Se instituye una Dirección Ejecutiva integrada por nueve (9) miembros. La pertinente decisión presidencial patrocina con mucha visión, que esta Dirección sea coordinada por el Consejo del Plan Sierra, San José de las Matas.

De los buenos estudios críticos de la Cuenca del Yaque del Norte esta Comisión Presidencial debiera conocer y extraer fortalezas, oportunidades, debilidades, amenazas y propuestas prioritarias. Las formulaciones elaboradas por el ingeniero Emilio Peralta Zouain, CORAASAN, APEDI y el Consejo para el Desarrollo de Santiago (CDES) son vitales. Se trata, como indica el Centro Iberoamericano de Desarrollo Estratégico (CIDEU) y las experiencias del Consejo de Cuencas de Río Negro-Medellín, de asegurar un Plan Maestro de la Cuenca Yaque del Norte de ejecución inmediata. 

En el plazo de tres meses que impone el Decreto, no hay tiempo que perder para hacer las consultas de rigor. Se impone el acopio directo de los estudios citados, de las entidades claves y de sus autores. Toda la avanzada cartografía y análisis de la Cuenca Yaque, auspiciados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), al Instituto Hidrográfico IH Cantabria y el IDOM de España, conjunto al CDES y al Plan de Ordenamiento Territorial de Santiago, están disponibles en versiones virtuales y físicas.          

Emilio Peralta Zouain estudió casi todo lo necesario sobre los conflictos y la gestión de cuencas en República Dominicana. Sus análisis críticos sobre los problemas de las Cuencas Hidrográficas resultan trascendentales a propósito del Decreto 57-18. Don Millo, como en el Plan Estratégico de Santiago (PES) de admiración y cariño le decíamos, era ingeniero civil con dos maestrías en cuencas hidrográficas en California y Holanda.

A pocos meses de su triste y inesperada defunción, debemos honrar su legado y todas las críticas objetivas que tuvo a bien exponerle con verticalidad a los diversos directores generales del INDHRI. Sus sugerencias nunca tuvieron cabida en los políticos dominicanos por lo que decidió publicar con sus propios recursos y medios, sus antológicas censuras a la gestión de cuencas a nivel nacional.

Si todavía viviera, ante el Decreto 57-18 aseguraría: “Reynaldo hemos perdido mucho tiempo, pero nunca es tarde para avanzar”. Subrayaba con vehemencia que concomitantemente a la inauguración la Presa de Taveras en 1974, fue puesto en funcionamiento un sistema regional de aforo o medición de los caudales mayores y menores de los diversos afluentes del río Yaque. Recursos de control que fueron “abandonados, robados y destruidos”. Se impone entonces, que como primera medida la Comisión Presidencial de la Cuenca del río Yaque del Norte,presupueste, adquiera e instale todos los aforos y sistemas de control de la cuenca. Sin datos precisos y exactos no hay decisión que valga. 

El agua llega a los embalses Taveras-Bao sin haberse determinado su caudal previamente. No hay una relación medida matemáticamente, entre el agua caída calculada en los pluviómetros y los caudales de los afluentes, por lo tanto no se cuenta con hidrogramas confiables. Acontece un verdadero caos en la cuenca del Yaque del Norte. Emilio Peralta Zouain, eterno Coordinador de la Comisión Ambiental del Plan Estratégico de Santiago, colocó estas conclusiones en sus propuestas de desarrollo y nunca fueron atendidas con la debida celeridad y rigor.

La cuenca del río Yaque del Norte tiene una extensión de 7,053 kilómetros cuadrados y constituye el 15% del territorio dominicano. Posee un caudal promedio anual de 82 metros cúbicos por segundo. Las aguas de los ríos Yaque del Norte y Bao son contenidas por un complejo de presas. Estructuras hidrográficas que tienen una capacidad de almacenamiento de 417 millones de metros cúbicos. El Plan Estratégico de Santiago estima que las disponibilidades de agua actual (2018) y futura (2030), dan cuenta que la cuenca del río Yaque del Norte se caracteriza por una marcada tendencia deficitaria que pone y pondrá en peligro el abastecimiento futuro de agua de la ciudad de Santiago y su entorno regional, sea para consumo humano, riego o producción industrial.

Esa es la gran tarea que debemos impulsar entre todos los actores interesados. Poner en funcionamiento los órganos establecidos por el Decreto 57-18, seleccionar un eficiente y laborioso director técnico ejecutivo, que no sea necesariamente un genio de la hidrografía y las cuencas mundiales, pero que acumule las juiciosas habilidades resolutivas, conceptuales, de gobernabilidad y técnicas necesarias para alinear todo el proceso que ya tenemos en Agenda.   

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes