Revelaciones

Poemas en el mes del amor: Sally Rodríguez

Por Manuel Mora Serrano

I

Sally Rodríguez, nació en Estancia Nueva, Moca, República Dominicana el 19 de octubre de 1957. Es poeta, artesana y licenciada en Educación, egresada de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra de Santiago, R. D.

Ha ejercido la docencia en diferentes universidades.

Es miembro fundadora del Ateneo Insular, así como también, fue fundadora y orientadora del taller literario del Centro de la Cultura de Santiago; perteneció al Grupo de Escriores del Cibao. Ha publicado los libros de poesía : Luz de los Cuerpos(1985), Diálogo sin cuerpos (2003), La llama insomne (2008), Animal Sagrado, antología (2013).

También las antologías Una mujer está sola (textos de Ai da Cartagena, 2005), y Milagro de jueves (textos de jóvenes poetas del taller literario del Centro de la Cultura, 2005).

La poesía de Sally Rodríguez, aparte de su no uso de puntuaciones, es melancólica. Hay una profunda tristeza en este ejemplar hermoso de mujer. Ella ha conocido el amor, ha tenido un hijo. Ha viajado. Vive en lo que ahora ya no es una campiña eglógica, pero el temblor lírico que palpita en sus versos hablan de soledad, aunque siempre ha estado rodeada de sus amores o de sus familiares. Gracias a esa sensación de poder aislarse, ha podido, al mismo tiempo que hace sus frágiles y bellas muñecas (por eso lo de artesana), ha podido, como una Juana de Ibarborou cualquiera, develar su alma en medio de la luz y de la lluvia.

2

POEMAS DE SALLY RODRÍGUEZ

Oh tristeza oigo una canción

(lirios calas)

1

Amante

sonríete

Están abriéndose los lirios de la noche

Encuéntrate conmigo aquí

en la desnudez de los ríos

soledad a soledad

entremos

a esta casa temblando

Besemos esta puerta

con música

Acuéstate a mi lado

y mírame

2

Hoy te esperé en la transparencia

te hablé y no me hablaste

me desnudé

no te acercaste

Por quién estoy llorando

Debería volar

y teñirme de frescura los labios

y reír

Por quién estoy cantando

Las amapolas me recuerdan tu risa

Dionisos

y llueven

oh ternura

sobre mis cabellos

y mi piel callada

Dime si el agua golpea

los labios del amante

porque yo estoy muy sola

3

Tristeza son estas manos mías

y esa ternura tuya

mirándome

Porqué me ciñen estas flores dolientes

y me alumbran el rostro

Estoy llorando luz

creo

casi soy algo triste en el agua

y tengo miedo y deseo de tenerte

Orillas que tiemblan

Clavado en las orillas

sueña mi corazón

y no sé qué hacer con el recuerdo

Tiemblo porque he tocado

los pétalos más claros

Vi desatarse la risa dionisíaca

y dorada ascender los flamboyanes

He llevado en el beso

una hostia rugiente

Y confieso he sido perseguida

por una flor soñando

construida blancamente

siempre surgiendo

erguida en su blancura

sobre el agua

Y confieso también

que soy una mujer

tendida como Ofelia en un canto

He olvidado todo

He renunciado

lo sé

Desciendan hoy a mí

oh noches duras

Una sonrisa sin tiempo

Desde tu cuerpo

una sonrisa sin tiempo

y más allá de tu sonrisa

la lluvia

Tengo un presentimiento

mojado de auroras

Son estas horas oscuras y frescas

sin memoria

Desnudez de nacer

en este instante verdeoscuro

profundamente húmedo

Tenemos que nacer ahora

en esta luminosidad sin horas

de nuestros cuerpos

Carpe diem

Afuera está la noche

y yo

detrás de la ventana

casi sin pensar

las veo correr todas descalzas

ayer ahora

Dime quién eres

sólo una lluvia sólo un olvido

Qué frescura tan honda levanta mis cabellos

Cantaban todas ayer

con blancos vestidos giraban

y ahora es mujer

Se alzó la falda un día

sonrió como un abismo

a su hermano

Afuera está la noche

sé que un caballo blanco me espera

La otra se hundió en la multitud

de manos y manos

Tengo que salir de aquí

qué olor a tierra presiento

qué olvido me besa qué humedad

me penetra

Casi río porque soy

tan fugaz

Deja que hoy te mire

bajo esta claridad

y besarte y morir

en la mojada luz de tu rostro

polvorienta visión

Deja que me adentre en tu dolor

tomar tus cabellos

y azul extenderme

sobre tu piel

3

La foto

Cayenas en el Residencial Pedro Livio Cedeño

  


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes