Historia

Murió doña Gloria Díaz de Almonte

Por Juan Ventura

Murió en la ciudad de Puerto Plata, el sábado 23 de abril del año 2006, a las 3:00 A. M., doña Gloria Maria Díaz Acosta de Almonte, a la edad de 80 años. Su cadáver fue sepultado al otro día en el cementerio municipal de allí

Llevaba más de cincuenta años de casada con el connotado abogado e intelectual puertoplateño, doctor Víctor Emilio Almonte Jiménez.

La existencia entre estos dos esposos estuvo estrechamente vinculado y sus trayectorias por esta vida se tienen que asimilar en una misma dirección.

Mujer dada a hacer amistades. Madre ejemplar, esposa abnegada y amiga de las amigas (os).

Cuando arribó a esta ciudad de Puerto Plata, sus cualidades fueron puestas de manifiesto; se asimiló al ambiente, siendo considerada una “Embajadora de buena voluntad” de su pueblo que trajo como misión unir a ambas ciudades con los lazos indisolubles.

Puerto Plata lloraba con lágrimas sinceras las partidas de tan distinguida y apreciada Señora.

Las demostraciones de dolor dada por su esposo, familiares y amigos quienes exhalaron profundos llantos antes su cadáver, es la mejor demostración de dolor que lo embargaba.

Doña Gloria Díaz de Jiménez se adoptó a la ciudad de Puerto Plata como una puertoplateña de pura sepa.

Tuvo una gran amistad con doña Clara León Asensio de Brugal.

Doña Gloria Díaz de Jiménez, adornaba una gran conducta propia de las grandes señoras, de las damas antiguas en el hogar y en las calles imponía respeto, consideración y admiración de todo cuanto la trataron, reencarnación de las matronas romanas.

Gloria Maria Díaz Acosta nació en la ciudad de San Francisco de Macorís, el 9 de diciembre de 1925, hija de los señores: Don Juan Díaz y de doña Maria Clemencia Acosta de Díaz.

En su ciudad natal hizo sus estudios primarios y secundarios.

Gloria Díaz vino de vacaciones a la casa de su amiga Elsa Gómez, que estaba ubicada donde hoy funciona el Supermercado Tropical, en la calle Beller esquina 27 de Febrero, de esta ciudad de Puerto Plata. Allí conoció al doctor Víctor E. Almonte Jiménez, después de un largo noviazgo se casaron en San Francisco de Macorís, el 18 de diciembre de 1955, siendo el padrino de las bodas don Placido Atilano Brugal Pérez. De Puerto Plata fueron muchas personas al matrimonio de ambos.

Víctor Almonte Jiménez nació en la ciudad de Santiago, el 5 de abril de 1921, hijo del matrimonio de Pedro R. Almonte (santiaguero) y de la profesora Ana Isabel Jiménez (puertoplateña). Su nombre completó es: Víctor Emilio Alejandro Benedicto Almonte Jiménez.

Los esposos Almonte—Díaz establecieron su hogar en la calle Padre Castellanos No. 11, de esta ciudad de Puerto Plata.

El matrimonio procrea dos hijos: Víctor Pedro José y Álvaro Alejandro Almonte Díaz (este lleva muchos años residiendo y trabajando en San Juan, Puerto Rico. Tiene esposa e hijos).

Doña Gloria Díaz de Jiménez ayudó y orientó a su esposo con una constancia digna de ser imitada por la juventud puertoplateña.

Mujer de extraordinarias cualidades, que puede servir de ejemplo a los presentes y futuras generaciones.

Doña Gloria Maria Díaz Acosta apoyó a su esposo Víctor E. Almonte Jiménez en los tiempos difíciles y buenos.

Ya hecho un profesional el doctor Víctor Almonte Jiménez, se dirigió a la ciudad de Puerto Plata donde había nacido su madre Ana Isabel Jiménez, el 30 de junio de 1890. Allí instaló su oficina de abogados junto al Dr. Mario Estrada Martínez, en la calle Generalísimo Trujillo No. 62 (hoy Beller esquina Padre Castellanos, donde funciona la Tienda de tejidos de José Jacobo), el 5 de marzo de 1945.

Al año de estar ejerciendo su profesión de abogado el Dr. Almonte Jiménez fue nombrado como Juez de Paz del Municipio de Puerto Plata, en 1946. A partir del siguiente año ocupó las posiciones de: Abogado Consultor Jurídico de los Ferrocarriles Unidos Dominicanos, en 1947; Delegado de la División de Protocolo de la Secretaria de Estado de relaciones Exteriores en Puerto Plata, en 1948; Regidor del Honorable Ayuntamiento del Municipio de Puerto Plata, en 1949; Diputado al Congreso por la Provincia de Puerto Plata, en 1961, en tales funciones fue Miembro de la Comisión Bicameral que rindió su opinión a la Asamblea Nacional, en la reforma constitucional de finales de diciembre, por medio de la cual se creó el Consejo de Estado; Delegado Patronal de la delegación dominicana.

El Dr. Víctor Almonte Jiménez nunca se ha alejado de su oficina de abogado. Es un profesional de los pies a la cabeza. Es un hombre que está al tanto de las últimas novedades en libros, revistas, doctrinas, jurisprudencias, etc. Es un gran amante de la lectura, un intelectual de fuste.

El doctor Almonte Jiménez ha prestado servicios como Notario Público de los del número del Municipio de Puerto Plata en forma ininterrumpida desde el 28 de agosto de 1962 hasta el día de hoy. Poseedor de un buen archivo notarial y bien organizado. Ha tenido a su lado una eficiente secretaria por más de veinte años, que responde al nombre de Claribel Rodríguez Díaz por más de veinticinco.

Es Abogado Consultor del Consorcio de Empresas de la Brugal & Co. C. por A.; asimismo le presta servicios igualados a las empresas: Francisco García, C. por A.; Unión San Francisco, C. por A.; García & Mejía, S. A.; Victoria Resort, S. A.; Munné & Co. , C. por A.; Corporación de la Zona Franca Industrial de Puerto Plata; Asociación Norteña de Ahorro y Préstamos para la Vivienda; Banco del Progreso Dominicano; Banco del Comercio Dominicano; Wackenhut Dominicana, S. A.; Fábrica Nacional de Fósforos, S. A. y/o Fosforera del Atlántico. En más de veinticinco años ha constituido 200 compañías por acciones, a las cuales les presta asesoramiento basándose en consultas.

En sus más de 60 años de ejercicio profesional de la abogacía ha trabajado en materia Penal, Civil y Comercial, dedicándose ahora exclusivamente a los asuntos Civiles y Comerciales y la Notaría, y, así, como el asesoramiento de corporaciones. Su oficina ha acogido a muchos abogados, hoy profesionales brillantes, como fueron: Dr. Francisco Almonte Jiménez, Dr. Félix Ramón Castillo Plácido (fallecido), Dr. Agustín González Estévez (fallecido), Dr. Heriberto de la Cruz Veloz (a) Eddy, Lic. Renso Herrera Franco, Lic. Emilio Almonte Nicolás, Dr. Domingo Artiles Minor, Lic. Félix Ramos, Lic. Félix Álvarez, Licenciada. Nayara Suárez, Lic. Maireni Burgos de la Rosa, Dr. Stevis Pérez González, entre otros.

Su esposo el doctor Víctor Emilio Almonte Jiménez, es el abogado con más años de ejercicio de la abogacía en la provincia de Puerto Plata.

Doña Gloria de Jiménez, estuvo vinculada a diferentes instituciones benéficas puertoplateñas.

Ambos esposos formaron un matrimonio perfecto. Doña Gloria ha dejado un legado profundo en sus seres queridos, como esposa ejemplar, madre y amiga.

¡Paz a sus restos!

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes