Coyuntura/Mundo

Molenbeek, Bélgica: nido yihadista y cuartel general de ISIS en Europa

Por Ramón Arturo Guerrero

SalahAbdeslam…era el encargado de la logística del cuádruple comando dirigido por su amigo y cerebro de los ataques, AbdelhamidAbaaoud, vecino del barrio bruselense de Molenbeek, como casi todos los protagonistas de esta historia de terror.BBC Mundo

Molenbeek es un nido de terroristas. JanJambon, viceprimer ministro y ministro de Interior belga

Igual que a muchos observadores no me sorprendió la información difundida este viernes por la prensa mundial dando cuenta de que había sido detenido durante un operativo en Bruselas, Bélgica, SalahAbdeslam, el terroristas más buscado de Europa, acusado por las autoridades de ser uno de los principales responsables de los sangrientos atentados de Paris del 13 de noviembre pasado.  Mucho menos me sorprendió la ubicación de la operación policial: Molenbeek, sector de la capital belga calificado desde hace años como “nido” de la jihad islámica en Europa y, recientemente, comocuartel general de ISIS”

Según un reporte de la televisión vasca, citando fuentes belgas: “El yihadista más buscado tras su supuesta participación en los atentados de París, SalahAbdeslam, ha sido detenido este viernes por la tarde en Bruselas en una redada de la Policía en el distrito de Molenbeek, según han confirmado el Gobierno belga y la Fiscalía.

"Lo tenemos", ha resumido en Twitter el secretario de Estado belga de Inmigración, TheoFrancken. Tras la detención, Abdeslam, presunto cerebro logístico de los atentados de noviembre, ha sido conducido herido a un hospital de la región de Bruselas, según informa la televisión pública francófona, RTBF. Se desconoce si su estado de salud es grave”.[i] Se reportó que  Abdeslam, herido levemente en una pierna, fue dado de alta al dia siguiente (ayer sábado) y que sería extraditado a Francia.

 Salah Abdeslam
Salah Abdeslam

"Salah Abdeslam deberá responder de sus actos ante la justicia francesa", dijo el ministro de Interior francés Bernard Cazeneuve. Pero, según un cable de France Press de ayer mismo, reproducido por el diario español El Mundo “SalahAbdeslam se opondrá a su extradición a Francia, según ha confirmado su abogado, Sven Mary. "Francia pedirá su extradición. Puedo decirles que nos negaremos a la extradición", ha señalado Mary”.[ii]

El barrio de Molenbeek ya es conocido por la lucha antiterrorista. De esta zona salieron los atentados previos al 11-S. En Afganistán fue asesinado Ahmad Sah Masud, un líder afgano opositor a los talibanes. Su verdugo, AbdessatarDahmane era un tunecino que vivía en Molenbeek. Los considerados cerebros del 11-M en Madrid Hassan El Haski y los hermanos Mimoun y YoussefBelhadj  también residían en ese barrio. Otro más, MehdiNemmouche, francés de origen argelino, atentó contra el museo Judío de Bélgica el 24 de mayo de 2014. El atentado lo preparó también en Molenbeek.

AmedyCoulibaly, francés de origen maliense que en enero de este mismo año asesinó a cinco personas e hirió a otras diez en el ataque terrorista a un supermercado judío en Porte de Vincennes, también salió en ese barrio. El ataque se perpetró después de la masacre de Charlie Hebdo, en enero de este 2015. Ayoub El Khazzani, quien intentó atentar en un tren Thalys en Francia, también vivió en Molenbeek.

Los pobres separados del mar de la riqueza por un canal 

Las diferencias saltan a la vista del visitante que se dirija del centro de Bruselas hacia el oeste y cruce el canal. El 16 de diciembre pasado, a tres días de los atentados, ya El País tenía algo que contar acerca de Molenbeek: “El desconocido canal de Bruselas separa dos mundos en el mismo centro de la capital belga. De un lado, un barrio lleno de vida y repleto de pequeños bistrós y cervecerías. Del otro, el deprimido Molenbeek, cuna y refugio de una buena parte de los yihadistas en la Unión Europea. "Tenemos el barrio fuera de control", ha declarado este domingo en su cuenta de Twitter JanJambon, ministro de Interior del país que ha asegurado a la prensa belga que la encargada del distrito, la socialista Françoise Schepmans, ha pedido ayuda para "aclarar la situación" terrorista en esta zona de amplia mayoría musulmana”.[iii]

Molenbeek es el centro de ISIS en la Unión Europea. El barrio acoge a los inmigrantes de origen marroquí desde los años 70. El barrio prometía prosperidad, pero en la actualidad es miseria y pobreza la que reside. Según las estadísticas, el 45% de los jóvenes está en paro, según XL Semanal. Los jóvenes reniegan de sus raíces y tampoco se acogen a la nacionalidad belga. Sin arraigo y sin valores han engrosado las filas del Estado Islámico. De hecho, Bélgica es el país que más yihadistas ha exportado a Siria durante la guerra. Es el país, además, donde más yihadistas per cápita hay en la UE.

La alerta sobre la radicalización se dio en 2014. Según el informe, 4,000 europeos engrosan las filas de ISIS, el 20% del total de extranjeros. Los belgas suponen 440, es decir, 40 yihadistas por millón de habitantes. Bélgica, además, tiene un importante porcentaje de musulmanes, 6%, que en Bruselas se eleva   hasta 25.5%, unas 250 mil personas.

Según las estadísticas oficiales el ingreso promedio de los habitantes de Molenbeek es de 9,844 euros al año, mientras el promedio nacional es de 16,650 euros.

Entre los 19 municipios que integran la Región Bruselas Capital hay siete de los 10 más pobres del país. Obviamente, Molenbeek está entre ellos.

Este barrio bruselense no es un gueto al estilo de las banlieues parisienses. Para empezar, porque se puede caminar por él sin peligro y entablar conversaciones con los vecinos sin temor, porque aquí casi todo sucede de puertas adentro. También porque está pegado al centro de Bruselas, separado apenas por un canal navegable de la calle de AntoineDansaert, la más chic de la ciudad, donde los diseñadores locales exponen sus más refinadas creaciones. De la plaza de Molenbeek a la Grand Place, epicentro del chocolate y la cerveza de Bruselas, son unos 15 o 20 minutos a pie. Sin embargo, la distancia mental que separa a los habitantes de Molenbeek, en su gran mayoría de origen marroquí, del resto de ciudadanos es   abismal. Entre los sentimientos que albergan los jóvenes musulmanes del barrio –también aquellos triunfadores que trabajan– domina el de discriminación y racismo por parte de los que ellos llaman “los blancos” o “los belgo-belgas”, es decir, los que no son de origen magrebí.

Aquí viven unas 100,000 personas entre la parte alta y adinerada del barrio y el viejo Molenbeek, más deprimido y con mayor concentración de inmigrantes. Hay unas 100 nacionalidades y hay unos 4,000 indocumentados, pero sobre todo los musulmanes de origen magrebí han hecho de este barrio densamente poblado y apodado “el pequeño Manchester” su hogar. Fue en los años 60 y 70 cuando llegaron los campesinos turcos y los marroquíes después de que sus gobiernos firmaran acuerdos con Bélgica para venir a trabajar a la industria instalada a lo largo del canal.

Opciones de los jóvenes pobres: radicalización, cárcel o servir al gobierno  

Hay quienes sostienen que Molenbeek se ha convertido en un nido de yihadistas, en el cuartel general de ISIS y de terroristas islamistas debido a la falta de un futuro para los jóvenes.

Los jóvenes criados en estos barrios afrontan desde pequeños el choque cultural, uno de cuyos efectos es la fractura interna de las familias. Esto se ve mucho en los inmigrantes latinoamericanos en Estados Unidos. Se abre un abismo cultural entre la primera generación  las siguientes. Los jóvenes hablan un idioma diferente, comen y visten diferente, escuchan música diferente. Hay una separación gradual de las generaciones, pese al esfuerzo de los viejos.

Los medios occidentales demonizan a estos jóvenes, sin tomar en cuenta que la mayoría de ellos no tiene asidero en una cultura ni en otra. No importa lo bien criados que sean. Cada día se leen historias desgarradoras. Pero, los medios destacan una que otra historia de éxito, mientras ignoran miles, millones, de trágicas historias de desarraigo y desmembramiento familiar.

Los jóvenes musulmanes de estos barrios descritos por El País como “…territorio de la vieja Europa donde abundan las mezquitas, arrasa el desempleo y donde es tan fácil comprar un fusil de asalto como una dosis de hachís” con o sin problemas con la ley, afrontan tres opciones:

  • Someterse a la radicalización. Los extremistas agitan y alimentan un discurso binario, de víctimas (musulmanes) y verdugos (Occidente), que cala hondo ya que les hace ver que la muerte de niños en Siria y la discriminación de los musulmanes en Europa son caras de una misma moneda.
  • Ir a la cárcel por vender un gramito de droga o cometer cualquier pequeño delito. "Algunos con 17 o 18 años pasan por prisión y allí entran en contacto con predicadores radicales cuyo mensaje es claro: 'Ahora tú no eres nadie. El sistema está contra ti y te anula. Ven aquí con nosotros, te daremos una fuerte identidad eterna y serás alguien que se haga respetar',explica BilailBenyaich.
  • Ser reclutados por los servicios secretos para realizar trabajos sucios.

El “problema de Molenbeek” y su solución según la derecha

Según explica BilailBenyaich, experto en terrorismo y radicalismos en Bélgica, en una entrevista al portal de Radio Francia internacional: "Hay una barrera tanto física como mental entre Molenbeek y el resto de Bruselas, pero no sólo Molenbeek. También entre otros barrios separados por el canal de Bruselas y el resto de la ciudad. Hablamos pues de un "cinturón pobre" de la ciudad donde hay muchas comunidades migrantes. Hay muchos musulmanes en escuelas casi monoculturales de su religión, no hay mezcla en estas zonas (...) Es una especie de apartheid en el que los ricos viven claramente en el este y sudeste de la región bruselense y los pobres al oeste, esto es claramente visible. Los chicos van a escuelas distintas, hacen actividades distintas y no se encuentran con chicos de otras comunas de Bruselas. Esto ha creado una distancia mental y unos prejuicios que han "deshumanizado" al otro; en los dos sentidos: tanto del blanco al migrante como del musulmán o el migrante hacia el blanco"[iv]

Pero, el gobierno, dominado por la derecha, no lo ve así. Un reportaje del portal estadounidense “Politice” titulado sugestivamente “Cómo JanJambon limpiará a Molenbeek, dijo (28 de diciembre de 2015): “La  coalición gobernante de Bélgica, liderada por el partido nacionalista flamenco Jambons N-VA, ha culpado a las políticas débiles de la propagación del islamismo radical en las afueras de Bruselas. El gobierno también planea aumentar el presupuesto para los servicios de inteligencia, dar a la policía más facultades y rastrear los vínculos financieros entre las redes yihadistas belgas y sus patrocinadores en el extranjero”.[v] 

Recuerdos de mi breve estancia en Molenbeek

Como ya relaté en esta columna, el 18 de diciembre pasado arribé a Bruselas, Estación Central, en tren procedente de Ámsterdam. Eran las 11 de la mañana. Para ese tiempo yo ignoraba todo sobre Molenbeek o, aunque tal vez leyera algo cuando las noticias sobre los atentados de Paris, no lo conectaba con la dirección donde me alojaría ese día.

Sería aquí en Santo Domingo, casi un mes después, cuando me topé con un reportaje que publicó El País y en una de cuyas ilustraciones reconocí la estación del metro de Bruselas Ribaucourt, en la cual me desmonté para llegar al alojamiento y que está a un kilómetro de donde el viernes fue detenido SalahAbdeslam.

La presencia árabe y musulmana se me hizo evidente desde que cambié del tranvía al metro no lejos de la estación central, en una concurrida plaza que tiene una iglesia católica en su centro.

Por suerte tal vez, no estuve mucho en el alojamiento, temprano la mañana siguiente regresé al centro de la ciudad, posteriormente a Amberes y de ahí a París.

[i]http://www.eitb.eus/es/noticias/internacional/detalle/3926150/detenido-yihadista-salah-abdeslam-moleenbeek-bruselas/

[ii]http://www.elmundo.es/internacional/2016/03/19/56ed320146163f6b2f8b4674.html

[iii]http://internacional.elpais.com/internacional/2015/11/15/actualidad/1447597983_544060.html

[iv]http://es.rfi.fr/europa/20151119-viaje-molenbeek-refugio-yihadista-en-el-corazon-de-europa

[v]http://www.politico.eu/article/jan-jambon-clean-up-molenbeek-plan-vtm-police/


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes