Seguridad Social para todos

Menor rentabilidad y mayor comisión

El creciente aporte porcentual de la rentabilidad al fondo de pensión se explica por las características del sistema de capitalización individual basada en el ahorro permanente, y no por el esfuerzo que ADAFP dice que realizan las AFP

Por Arismendi Díaz Santana

ADAFP informó que entre enero-junio “los fondos administrados por las AFP se incrementaron en más de RD$45,900 millones, de los cuales el 64% fue por la rentabilidad y el 36% por los nuevos aportes”. Y agregó que “las cuentas de los afiliados siguen incrementándose, debido a que las AFP hacen esfuerzos para obtener las opciones más seguras y rentables, que garanticen el mejor rendimiento de los fondos de los trabajadores para su retiro”.

ADAFP dice una gran verdad, al afirmar que el crecimiento sostenido de los fondos de pensión se debe muchísimo más al rendimiento de las inversiones, que al crecimiento de las cotizaciones. Pero esa realidad objetiva se explica por las características del sistema, y no por el esfuerzo de las AFP.

El sistema de capitalización individual se fundamenta en el ahorro permanente, el cual no se toca y se reinvierte, acumulando beneficios que superan con creces las cotizaciones acumuladas por el trabajador y su empleador. Las proyecciones indican que al momento del retiro las utilidades obtenidas triplicarán las cotizaciones acumuladas, lo que no indican que resultarán suficientes para garantizar una pensión digna.

Por ejemplo, cuando el fondo acumulado por Juana Méndez llega a 10 millones luego de 30 años de aportes, alrededor de 7.5 millones corresponden a los beneficios obtenidos y sólo unos 2.5 millones a las contribuciones obrero patronales, desde luego, dependiendo de la tasa promedio de rentabilidad, y de la estabilidad macroeconómica.

En la etapa de madurez del reparto público, al momento del retiro, aunque Juana habrá aportado los 2.5 millones del ejemplo, el sistema no contará con los otros 7.5 millones, debido a que no se fomenta el ahorro ni la inversión. Esta enorme diferencia será cubierta con los aportes de los trabajadores activos quienes, generación tras generación, aportarán lo mismo, pero cumularán cada vez menos, arrojando un déficit recurrente que obliga a un subsidio estatal permanente, pagado con los impuestos de todos los contribuyentes.        

La otra afirmación de ADAFP en nada se corresponde con la verdad

Pero no es cierto que esa rentabilidad sea el producto del esfuerzo de las AFP “para obtener las opciones más seguras y rentables”. En primer lugar, porque el 80.37% de los fondos que manejan las AFP se concentra en el Estado: el 43.16% en Hacienda, el 32.62% en el Banco Central y el 4.59% en el Banco de Reservas. Colocar el 80% del fondo en el Estado no requiere de ningún esfuerzo en especial,ni evita el alto riesgo de poner “todos los huevos en una sola canasta”.

Y, en segundo lugar, porque la rentabilidad nominal de las AFP siempre ha sido inferior a las de los otros fondos de pensión. Los boletines 67 y 68 de SIPEN informan que en este semestre la rentabilidad obtenida por las AFP fluctuó entre el 10.59% en enero y el 10.50% en junio, mientras la rentabilidad del total fue de 10.63% y 10.52%, respectivamente.

Por ejemplo, entre enero y junio del presente año, tanto el Fondo de Solidaridad Social (FSS), como los planes de retiro del Banco Central y del Banco de Reservas, obtuvieron tasas nominales superiores al promedio de las AFP. La única excepción fue la rentabilidad del INABIMA, la cual quedó ligeramente por debajo de las AFP.

Queda demostrado que el fondo de pensión basado administrado por las AFP obtuvo una rentabilidad ligeramente inferior a los demás fondos para el retiro, pero con la gran diferencia de que la comisión cobrada por las AFP, resulta considerablemente mayor y más onerosa para los trabajadores dominicanos.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes