Opinión

Los sueños pueden no ser sueños

Por Lilliam Fondeur

Transformar los deseos en metas concretas requiere voluntad y programación. Te invito a elegir tus metas y tomar las herramientas necesaria para alcanzarlas.

Toma tiempo para planificar tus metas, de lo contrario podemos caer en distracciones y hábitos que nos alejen de esos objetivos y cuando vemos atrás, nos damos cuenta de que no hemos cumplido con nuestras propias expectativas lo cual nos desanima y nos causa frustración.

Algunas sugerencias a considerar:

Escoge una meta y  plásmala en papel

Escoge una meta realista, necesaria y conveniente. Si sabes que no vas a llegar a una meta, no te metas.  Organiza tus metas en pasos por orden de importancia y plásmalas en un papel. El escribirlas nos ayuda a concretizarlas, cuando escribes lo que deseas en un papel, inmediatamente deja de ser un pensamiento vano y aéreo y obtiene un  valor más real.

Busca información

Investigar sobre los caminos que tienes a mano para lograr la meta, es crucial. Una herramienta efectiva es la elaboración de mapas conceptuales que incluyan (qué quiero hacer, por qué lo haré, cuándo lo haré, cómo lo haré.)

El organizar la meta en pasos o en pequeñas partes te ayudara a aplacar la ansiedad de ver un largo camino por recorrer. Focalízate y concéntrate en tu objetivo día tras día. Haz de tu camino un proceso. La técnica del ¨solo por hoy¨ ayuda a proceder paso a paso.

Mantén alejadas las distracciones.

Las distracciones son muchas y están a la orden del día, el organizar tu tiempo te ayudara a modularlas, los ratos de ocio y recreación son importantes, pero trata de organizarlos de forma que no se conviertan en un factor que te aleje de tu meta.

Sé positiva

El hablar en positivo le manda señales a nuestro cerebro, señales de pro-acción que nos ayudan a poner nuestros planes en marcha. No nos encerramos a ver los obstáculos en el camino, es como si estuviésemos viendo las piedras en un camino que ni siquiera hemos comenzado a recorrer.

Visualízalo como una realidad

Es hora de poner todo tu plan en marcha para alcanzar lo que te propongas. Rodearte de todo lo que te ayude a no olvidar tu meta. Poner un mural en tu habitación con imágenes de lo que deseas (novio, trabajo, carro, apartamento entre otros) te ayudará a recordar cada día el compromiso que hiciste contigo mismo.

No hay mejor época del año que esta para comenzar a trabajar y planificar tus sueños, avanza sin miedo y cree en el potencial tienes para lograrlos. Que los sueños dejen de ser sueños depende también de ti.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes