Notas de mi pentagrama

Los cinco errores de Miguel Vargas

Por Luis Martínez Guzmán

Todo el país se ha mantenido al tanto del proceso por el cual está pasando el Partido Revolucionario Dominicano. Ya dos años tiene este último conflicto y no se ponen de acuerdo. La realidad es que Miguel Vargas es el presidente del PRD, pero Hipólito Mejía cuenta con el apoyo de las masas de éste. Toda esta situación y aunque las Altas Cortes han favorecido al Ing. Vargas, la verdad es que el único perjudicado es él por los malos pasos y malas decisiones que ha tomado.

Al margen de los muchos errores que ha cometido, como coquetear con la oposición o tratar de querer ser el candidato presidencial en las próximas elecciones sin competir, por citar algunos, son cinco movidas malas que lo han llevado hasta donde se encuentra el día de hoy.

1.- “El Pacto de las Corbatas azules”.

Esto fue en mayo del 2009 cuando firmó dicho pacto con el entonces presidente Leonel Fernández. Con esto rehabilitó, no sólo a Leonel y a Hipólito, sino a un presidente y a un ex presidente. ¿Cómo se le ocurrió que podía competir con estos dos? No por ser buenos o malos, sino que las facturas que puede cobrar alguien que haya pasado por la presidencia son muchas. Primero era vencer a Hipólito dentro del PRD, para luego enfrentarse al candidato del PLD, que en ese entonces no era Danilo y dicho sea de paso que el Dr. Fernández presentó una posibilidad con la cual podía reelegirse, lo que indica que a lo mejor lo hubiera intentado siendo usted el candidato. Para el 2016, con una baja aceptación dentro de su partido y siendo el posible candidato del PLD, gracias a ese pacto, se enfrentaría a Leonel Fernández y no tiene posibilidad alguna de ganarle.

http://www.lalupa.com.do/2013/05/6917/

2.- “La XXIX Convención Extraordinaria del Partido Revolucionario Dominicano.”

Ya que había puesto en pelea a Hipólito Mejía y decidió hacerle frente, cómo no vio que sus números bajaban, mientras el del otro subían. Le dio larga al asunto y aceptó, más que se llevara a cabo con un padrón abierto, que la competencia se realizara en el 2011. Bien pudo percatarse y tratar de haberla hecho en el 2010 o pactar cuando aún tenía la mayoría. Pero quien está en política y no se lleva de los números, fracasa. Estas dos cosas, lo del pacto y la convención, lo había dicho en esta misma columna el 17 de enero del 2012.

http://www.acento.com.do/index.php/blog/3009/78/Conflicto-en-el-PRD.html

3.- “No apoyar al candidato de su partido y adjudicarse la derrota.”

Ya que había perdido en la convención, siendo el presidente del PRD y hablando de institucionalidad, no haberse sumado a la campaña fue algo que molestó a la gran mayoría de la militancia de ese partido. No perdió Hipólito Mejía, perdió le PRD. Por lo visto creyó que se le daría lo de Danilo Medina que en el 2008 no hizo campaña y cuatro años más tarde fue el candidato y posteriormente el presidente del país. Parece que no sabe que el funcionamiento y pensar del PRD es totalmente diferente al del PLD.  Pero cuando pasaron las elecciones, los pocos que le seguían celebraron la derrota de su partido y hasta llegaron a decir que por usted no apoyar fue que perdieron. El PRD no perdió porque usted no se sumara, el PLD ganó por otras cosas que no vienen al caso discutirlas ahora, es así como debe verse.

4.- “Darle larga a la crisis después de las elecciones”

Después que pasaron las elecciones y un tiempo prudente, usted debió ver cómo podía unificar su partido, función suya como presidente y por sus aspiraciones. Hasta desaprovechó el intento de varias personas e instituciones que pertenecen y no a su partido, para buscar una salida a la crisis. Dándole larga a esto, usted ha perdido fuerza y credibilidad en torno a su buena fe, y muchos que estaban en contra suya, no necesariamente con Hipólito Mejía, se han arrimado a éste último.

5.- “Pedirle ayuda a Danilo.”

Si bien los cuatro anteriores le han afectado dentro de su partido e indirectamente en algunos sectores de la sociedad, éste último ha sido el peor de todos. No porque el presidente pertenezca al partido contrario al suyo, sino porque usted mismo ha hecho público de que no está en capacidad de mantener el orden en su partido, que  usted no cuenta con el apoyo de la mayoría, que usted no goza del carisma necesario para encantar a las masas y por eso le pide ayuda al presidente. Si eso es en un partido que usted no puede mantener el orden o hacer respetar su jerarquía, qué le hace pensar a  usted que puede llegar a la presidencia. Uno hace gala de sus fortalezas y virtudes, las debilidades no se muestran y mucho menos se les dice a otros.

Usted no puede quejarse de Hipólito Mejía, usted fue quien lo convirtió en el líder que es hoy. Se ha dejado utilizar de personas con malas intenciones y con esa actitud que ha mostrado está cooperando con la tendencia a un partido único en la República Dominicana. Don Miguel Vargas, con mucha pena le digo que creo que es hora de que usted sopese renunciar de ese partido, porque usted se ha convertido en un problema, no del PRD, sino para el país.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes