Opinión

Los acuerdos de MVM solo han favorecido al PLD (2)

Por Eurípides A. Uribe Peguero

Con la “expulsión” de Hipólito Mejía del PRD, Miguel Vargas Maldonado entregano solo ese partido sino la suerte de la democracia dominicana  a Leonel Fernández y al PLD. A pesar del indescriptible lastre de  corrupción  e impunidad del peledeísmo, con la inhabilitación del PRD y sin otra opción a la vista,al país no le  queda otro destino que la hegemonía peledeísta.

Fraccionado el PRD en forma tan dramática, el PLD, a pesar de todos los desafueros cometidos en los últimos gobiernos, se puede mantenerpor tiempo indefinido como fuerza política predominante. Leonel Fernández tiene la oportunidad  de seguir como figura cimera en la política dominicana.Miguel Vargas Maldonado le despeja el panorama político preparándole el escenario en bandeja de plata para el 2016.Según algunos, su actitudse correspondería conestrategias sobre sus propios objetivos. Sin embargo, si se piensa que el objetivo principal de cualquier político es la Presidencia de la República, hay que concluir que el comportamiento de MVM le dificulta esa meta personal.

MVM no puede alcanzar la Presidencia de la República con la plataforma de un PRD fraccionado como está a consecuencia de sus propias acciones. Ha conseguido mantener el control y la franquicia del partido con imposiciones personales y con un inocultable apoyo oficial. Pero eso no decide la presidencia de la República.  Si todo le sale como lo tiene planificado, conseguirá a través de esos beneficios y la minoría del partido que le apoya, la nominación como candidato de un PRD disminuido para el 2016. Sin embargo, el favor de la JCE, el TSE y una minúscula parte de la dirigencia del partido que le sigue, no le garantizarán el apoyo suficiente para conseguir un porcentaje honroso en esas elecciones. Las bases le pasarían factura. Él lo sabe y no es probable que permita le cuenten votos.Posiblemente“el bisagrismo” aflore antes de las elecciones del 2016.

MVM, es un empresario exitoso. Es un hombre inteligente, pero es un fracaso como político. Trata de manejar la política con criterio empresarial y ese es su problema. Su caso es similar al General que se “engancha” a político y quiere dirigir masas populares como lo hacía con las tropas en el campo de batalla. Todo lo que MVM ha convenido con Leonel Fernández, a  mediano o largo plazo ha resultado favorable para el PLD y el ex Presidente y desfavorable al PRD.El Pacto de las Corbatas Azules, fue otro ejemplo de un mal acuerdo político y lo que hizo en el 2012 sella su vocación de mal negociador. La gran interrogante es si lo hace consciente o inconscientemente.Además de una estela de rumores sobre recursos monetarios supuestamente recibidos en cada negociación con Leonel Fernández, el PRD siempre ha salido mal parado después de cada negociación entre Miguel Vargas y el líder peledeísta.MVM habría sido “exitoso” en el trabajo que aparentemente está haciendo desde el 2012para el PLD. Durante las elecciones, “recogió los bates” y dejó solo al candidato de su partido.Ha mantenido al PRD dividido, al PLD gobernando sin oposición y consigue que la JCE y el TSE le aprueben todo lo que conviene a su grupo dentro del partido (fruto del pacto del 209).

Sin embargo, MVM ahora también actúa como un político torpe y poco inteligente que comete la burrada de  “expulsar” al único ex Presidente de la República que tiene su partido, quien al mismo tiempo, obtuvo casi el 50% en las últimas elecciones y sigue siendo, según todas las valoraciones, el mejor activo que tiene la organización.La “expulsión” de Hipólito Mejía, alimenta la entendible sospecha de los conciliábulos de Vargas Maldonado con Leonel Fernández. Posible candidato  para el 2016, a Leonel Fernández le interesa ver a un PRD debilitado al máximo para esa ocasión. ¿Qué mejor forma de hacerlo que sacando del escenario al hombre contan alto porcentaje de votos en las últimas elecciones y quien puede hacer otro intento en el 2016? Si el candidato es Miguel Vargas, será un oponente más débil o un posible aliado.Hipólito sería todo lo contrario y fuera del partido ya no se considera una amenaza.

MVM, evita los procesos democráticos en el PRD, en cambio, prefiere las imposiciones autocráticas y personalistas. Por esa razón se aferra a los legalismos que le permiten mantener la presidencia del partido a través de la cual, impone su autoridad como le place.Evita la Convención y otros procesos internos mediante los cuales se pone a pruebas su posición.

Definitivamente, una Convención con la participación de todos los sectores, representaría la solución de la crisis del PRD,Hipólito Mejía está de acuerdo, pero MVM la rechaza. No está dispuesto a que le cuenten votos ni en una Convención ni en ningún evento democrático. Sabe que solo tiene rechazo en su partido y los pocos que les siguen son asalariados o gente que le debe  favores. Quemó las naves con los acuerdos que hizo con Leonel Fernández. Jugó sus últimas cartas. Sabe que lo que no consiga por imposiciones o con la “ayudita” del TSE o la JCE no lo conseguirá en ninguna forma.No quiere una convención democrática, solo una en la cual esté seguro de su triunfo. Una en la cual, solo participe su gente.

Si el PRD no es capaz de realizar su convención de manera libérrima y posteriormente seleccionar su mejor candidatura para el 2016,  la oposición deberá aglutinarse en torno a un liderazgo que permita desplazar la hegemonía peledeísta y que también deje sin efecto esta conspiración antidemocrática que ha gestado MVM en contubernio con Leonel Fernández en contra el sistema político dominicano.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes