La columna maldita

Llamado a sanidad, fruterías, tiendas, mercados y supermercados

Por Sergio Forcadell

Ya que estamos todos montados en la lucha contra ese ¨matagentes¨ que tiene aterrorizado al mundo entero, el llamado  coronavirus, vamos a proponer una medida más de las que se están tomando y que, entendemos, podría contribuir a combatirlo.

Sería bueno que todos los establecimientos y puestos que venden frutas y verduras, tomaran las medidas higiénicas que hace ya tiempo imperan en la muchos de los países de Europa.

Allí, cuando se va a comprar ese tipo de productos, obligan a las personas a ponerse un guante de plástico. Así, al escoger las manzanas, las peras, los tomates, las zanahorias, o cualquier otra variedad, se evita el manoseo a que se someten  al ser seleccionadas previamente por su peso, madurez, tamaño, cantidades, precios, etc., y de esta sencilla manera se evita el contagio de muchas enfermedades importantes.

Las manos que tocan los productos, las suyas, las mías, las de ellos, pueden estar contaminadas por múltiples causas, por haber estado en contacto con mucosas, salivas, heridas, caspa, no haberlas lavado bien -o nada- después de hacer las necesidades, sudores propios o de otras personas, por sustancias nocivas y otras muchas causas más.

Eso sin contar en la  cadena de producción y comercialización las manos de quienes las las cultivan, las recogen, las transportan, las trasiegan, las envasan y las colocan en los puestos o  estanterías.

Y así mismo las visitan las benditas moscas que nunca están de vacaciones, los gusanos, pájaros y otros individuos menudos más que se pasean por ellas como si fuera por su casa.

Y por si todo esto fuera poco, están los pesticidas y otras sustancias químicas que muchas veces las rocían para evitar plagas que las atacan o destruyen.

Sería bueno que Sanidad adoptara esta sencilla pero necesaria medida en las fruterías, las tiendas, y sobre todo los mercados y supermercados, para suministren un guante de plástico a cada cliente para esos fines, y que además exijan con rigurosidad que lo utilicen. No es un utensilio caro, y por lo reducido de su costo, podría perfectamente incluirse en el precio de la mercancía. Es un poco de plástico más para el planeta, pero también una medida preventiva y necesaria para la salud, y en estos momentos cruciales de pandemia mundial mucho más.

De paso, sería bueno que pusieran un cartel bien visible con la recomendación de lavar adecuadamente todos los tipos de frutos y verduras. Hay mucha gente que se los lleva directamente a la boca y se los come si haber pasado antes por ningún proceso de lavado, no sabiendo la cantidad de bacterias o microbios que ingieren de generosa propina.

Al coronavirus hay que darle con todo, y si podemos hacerlo también a través de una galleta con un guante para no contagiarnos, mucho mejor.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes