Historia

Leónidas Vásquez Almonte: 50 años de su llegada a N. Y.

Por Juan Ventura

Hoy 20 de febrero del presente año (2018), cumple 50 años de haber llegado a New York, en busca de un cambio en la situación económica, ese gran ser humano y sensible con sus prójimos, Leónidas Antonio Vásquez Almonte. Allí triunfo y logró llevarse a sus padres, hermanos, esposa e hijos. También, allí encaminó a muchos amigos y allegados con sus consejos y solidaridad.

En la década de los años 60 comenzó a inmigrar a New York una gran cantidad de Puertoplateños, enclavados principalmente, de la parte de abajo, en busca de nuevos horizontes en su quehacer cotidiano. Entre esos Puertoplateños estuvieron: Digno Caraballo (a) Nino, Vicente Colombo, Diógenes Caraballo (a) Chameco, Agustín Cabrera Villanueva, Rafael Almánzar (a) Villalona, José Francisco Batista La Hoz, José Batista, Agripina Vásquez (a) Pina (fallecida), Elena Wells de Hernández (fallecida), Prudencio Castillo Peña (a) Santico, Félix Vásquez, Silvestre Morel (a) Danda, Bernardo Mercado (a) El Gordito, Ana Lee, Leonidas Vásquez Almonte, Pedro Henríquez Medrano (fallecido), Rafael Díaz (a) Chichi, Andrés Hernández (a) El Chino, Miguel A. Valdez de los Santos, Salvador Gómez, y otros tantos. A partir de éstos comenzarán a llegar familiares y amigos, como esposos, hijos, hermanos, nietos, amigos, y otros.

El 4 de octubre de 1969, se embarcaron en la ciudad de Santo Domingo, los señores: José Antonio Santos (a) José Panana, Felipe Reyes Regalado y José Antonio Peña (a) Totolo en el barco de carga “Puerto Plata”, con rumbo a New York, para ese entonces los costos de abordaje eran por la suma de RD$149.00 el viaje ida y vuelta a aquella urbe.

A partir de ahí comenzaron otros coterráneos a inmigrar a New York en la década de los 70, como fueron: Maritza Tejada Santos de Vásquez, Ramón Antonio Díaz Castillo (a) Pelú En la década de los años 60 comenzó a inmigrar a New York una gran cantidad de Puertoplateños, enclavados principalmente, de la parte de abajo, en busca de nuevos horizontes en su quehacer cotidiano. Entre esos Puertoplateños estuvieron: Digno Caraballo (a) Nino, Vicente Colombo, Diógenes Caraballo (a) Chameco, Agustín Cabrera Villanueva, Rafael Almánzar (a) Villalona, José Francisco Batista La Hoz, José Batista, Agripina Vásquez (a) Pina (fallecida), Elena Wells de Hernández (fallecida), Prudencio Castillo Peña (a) Santico, Félix Vásquez, Silvestre Morel (a) Danda, Bernardo Mercado (a) El Gordito, Ana Lee, Leonidas Vásquez Almonte, Pedro Henríquez Medrano (fallecido), Rafael Díaz (a) Chichi, Andrés Hernández (a) El Chino, Miguel A. Valdez de los Santos, Salvador Gómez, y otros tantos. A partir de éstos comenzarán a llegar familiares y amigos, como esposos, hijos, hermanos, nietos, amigos, y otros.

El 4 de octubre de 1969, se embarcaron en la ciudad de Santo Domingo, los señores: José Antonio Santos (a) José Panana, Felipe Reyes Regalado y José Antonio Peña (a) Totolo en el barco de carga “Puerto Plata”, con rumbo a New York, para ese entonces los costos de abordaje eran por la suma de RD$149.00 el viaje ida y vuelta a aquella urbe.

A partir de ahí comenzaron otros coterráneos a inmigrar a New York en la década de los 70, como fueron: Maritza Tejada Santos de Vásquez, Ramón Antonio Díaz Castillo (a) Pelú, Fausto Gregorio Martínez (a) Susi, Juan Antonio Banks Raig (a) Tony, Carlos Camacho (a) Papotico, Rafael Banks Raig (a) Papote y otros.

El 14 de julio de 1971, logró llevarse por Santo Domingo, a sus padres Leónidas Vásquez y señora doña Justina Almonte Santos y hermanos: Héctor, Alfida, Eddy, Miladis, Marina y Nury a New York. Debido a que Meme era mayor de edad no pudo viajar en esa oportunidad, haciéndolo posteriormente.

.Siempre dispuesto en ir en ayuda solidaria y económica de quien lo solicita. No sabes decir no puedo.

Ha vivido fuera de los vicios. En sus primeros años fue un bohemio y un gran enamorado.

Nunca ha vivido de un empleo público en su país. Ha sido un hombre de ideas democráticas. Siempre ha apoyado las causas justas y nobles de su país.

Es una persona de una sola palabra. No ha acumulada fortuna alguna. Vive de lo poco que ha conseguido con su trabajo y de su pensión del Gobierno norteamericano.

Leónidas Antonio Vásquez Almonte, es un humilde hijo del pueblo de Puerto Plata, que inmigró a New York cuando apenas tenía 19 años de edad, en donde triunfo, a base de un trabajo tesonero, arduo y honesto. Con una hoja de servicio limpio.

Nacido en el Ensanche Dubocq, de la ciudad de Puerto Plata, el 19 de enero de 1949, hijo del matrimonio de los señores Leónidas Vásquez (un trabajador muellero) y de Justina Almonte (una trinchadora de cafés en la Casa Paiewonsky). El es el primogénito de ocho hermanos que procrearon sus padres. La pareja Vásquez y Almonte procrearon siete hijos, que son: Leonidas Antonio (a) Leo, José Arismendy (a) Meme, Héctor Bienvenido, Alfida (a) Tago, Miladis, Eddy y Marina Vásquez Almonte. Tuvo otros hermanos de padre y madre.

Solamente pudo llegar hasta el quinto curso de primarias, debido a los exiguos recursos que percibían sus padres. Abandonó dichos estudios, para dedicarse a trabajar y poder ayudar a éstos y a sus otros hermanos.

En sus años de juventud jugó béisbol, pero ahí no estaba su futuro. Ya había procreado un hijo, hoy en día Juan Pedro Vásquez Sandoval es un próspero empresario.

Vásquez Almonte, aunque no recibió una esmerada educación escolar, pero siempre ha sido un gran lector libros y de periódicos. Es poseedor de un gran acervo cultural e intelectual, adquirida a través de las lecturas. Es un autodidacta. Un ingeniero civil frustrado. Es un hombre sumamente caritativo con el prójimo. Siempre dispuesto en ir en ayuda de los demás. Es un verdadero innovador. Un excelente esposo y padre hacia sus hijos. Amigo de los amigos, en los tiempos buenos y malos.

En el año 1981 construyó su primera casa en Puerto Plata, diseñada y dirigida por él mismo. Vendió ésta e inició otra en la Urbanización Bayardo.

En el año 1988 junto su hermano Héctor Vásquez Almonte construyó el Hotel Tropicana, dirigiendo éste la construcción. También años después se asocia con otras personas y construyen el Hotel Majestic. Ambos hoteles ofrecen buenos servicios a sus clientes.

El 20 de febrero de 1968, dos años después de estar gobernando el país férreamente el Lic. Joaquín Balaguer, logró conseguir un visado norteamericano y se embarcó en el puerto de la ciudad en el barco Puerto Plata con rumbo a la ciudad de los rascacielos de New York. Allí llegó y fue recibido por su abuela paterna quien vivía en el condado del Bronx. A los pocos días gestionó un trabajo en una factoría y comenzó a trabajar de campana a campana.

Cuando Leónidas Vásquez llegó a la ciudad de New York ésta era una Urbe de poca delincuencia y las drogas no estaban tan expandidas, como ahora. Aparecían muchos trabajos para los latinos allí. Se ganó el respeto y la admiración de sus coterráneos.

Vásquez empieza a enviarles a sus familiares todas las semanas vía el correo algo de dinero, para ayuda de ellos.

A los seis meses logró conseguir su residencia permanente en New York a través de un contrato de trabajo. En ese tiempo la residencia no daba tanta lucha como ahora.

Al conseguir su residencia, a los ocho meses vino de visita a su ciudad natal de Puerto Plata, allí contrae matrimonio con su novia María Magdalena Tejada Santos (Maritsa), el 15 de octubre de 1968. Su esposa ha sido una excelente compañera y consejera en los negocios que ha emprendido éste. Nuevamente regresó a New York.

Este les abrió las puertas de su apartamento en New York a varios puertoplateños que también emigraron, como fueron: José Antonio Peña, Ramón Antonio Díaz Castillo, José Antonio Santos, Fausto Martínez, Juan Antonio Banks, Rafael Arturo Banks y otros tantos

Tan pronto llegó a New York e inició los trámites de residencia de su esposa y el 24 de octubre de 1970, le otorgan a ésta también su residencia norteamericana.

.Leónidas Vásquez, ya con su esposa en New York y habiendo trabajado en varias factorías, en un Colegio en la limpieza, así como taxista y por último como vendedor de prendas de oro. En el año 1971 también logró conseguirles sus residencias norteamericanas a sus padres Leónidas y Justina y éstos les hicieron sus residencias a sus otros siete hijos.

Estando ya en New York con todos sus familiares se convirtió el consejero de éstos y también de algunos amigos.

Leónidas Vásquez ha sido un gran triunfador en los negocios en que se ha involucrado en el país, como son de hotelería, venta de joyas y de prendas preciosas

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes