Opinión

La Subregión Enriquillo: Con mayor potencial turístico de República Dominicana

“Posible existencia de tierra rara”. Y un augurio: “La hora del Sur está en camino“.

Por Rafael Méndez

“La idea es que el sur debe ser un solo destino, con diferentes ofertas", alguien planteó de manera muy atinada.

Y como visión estratégica tiene que ser así, ya que en su potencial se integran parques protegidos por leyes medioambientales, y es la zona geográfica que ofrece mayor garantía jurídica para la inversión, amparada en los artículos 10 y 11 de la Constitución de la República, y la Ley 28-01 que focalizado este articulado de nuestra Carta Magna, la cual ofrece exenciones a las empresas establecidas y que pudieran instalarse en la zona.

  El espíritu y la letra de la Constitución de la República viene a ser complementada por sentencias del Tribunal Constitucional, la Suprema Corte de Justifica y el Tribunal Contencioso Administrativo, así como resoluciones del Senado de la República y la Cámara de Diputados, abortando así varios recursos que ha incoado el empresariado citadino en sus reiteradas pretensiones de esa legislación especial para la Región Fronteriza se declarada inconstitucional.

DESDE CUALQUIER LUGAR. –El Suroeste, como algunos la llaman, para los fines de este trabajo prefiero denominarla como Subregión Enriquillo, para así apegarnos al nombre que le consigna la Oficina Nacional de Catastro, es una lacerante realidad territorial de 7,102.58 km², “en se encuentra el sistema lacustre más importante de la Hispaniola con el Lago Enriquillo y las lagunas Rincón o Cabral, Oviedo, Limón y la del Medio. La Región Enriquillo representa la parte más meridional del Suroeste de la República Dominicana”.

  En un simple ejercicio de caracterización de la Subregión se puede afirmar, sin temor a exageración, que este territorio conjuga un lacerante contraste económico y social, que por un lado cuenta con un enorme potencial para el gran salto al desarrollo de desarrollo social y económico de su gente, y por el otro, una pobreza secular en el que perviven la mayoría de los habitantes de las provincias de Barahona, Bahoruco, Independencia y Pedernales.

  Según los expertos, la Subregión Enriquillo constituye una de las formaciones geomórficas demás extraordinaria variedad, lo que le confiere características especiales en la geografía nacional, por lo que sin estar abrazados a paternalismos, lo menos que se puede expresar es que esta zona espera paciente por explotación de la enorme riqueza que tiene en el subsuelo, en sus montañas, en sus playas y en la variedad de sus climas, que podrían dejar estupefactos a criollos y extranjeros que se atrevan a “descubrirlo”.

  En su estudio sobre la Subregión Enriquillo, la Dirección Nacional de Catastro destaca “las siguientes formaciones: tres cadenas de montañas (Sierra de Bahoruco, Sierra de Neiba y Sierra de Martín García), el Valle de Neiba y el Procurrente de Barahona, en el cual se localizan el Bahoruco Oriental y algunas llanuras costeras (Juancho, Oviedo y Pedernales), a lo que hay que añadir las playas más bellas del país, la inmensa cantidad de balnearios con aguas friísima, aguas caliente y azufrada, la mina de Larimar, dos aeropuertos y dos puertos, así como lugares de alto interés histórico y cultural.

Un poco de historia

 Lo reciente y lo no muy reciente. Es una idea muy atinada, vista visión integrar, en el sentido de “que el sur debe ser un solo destino, con diferentes ofertas", aunque hay es importante recordar que, como reseña periodística reciente se estableció que “luego de cinco años y medio de la declaración del presidente Danilo Medina del Plan para el Desarrollo Turístico de Pedernales y la región Enriquillo, algunas obras de infraestructura y la recuperación de los terrenos de Bahía de las Águilas, las inversiones hoteleras en la zona no terminan de aterrizar.

 Aunque se recordó que por “el momento del desarrollo turístico de la región más pobre del país parece que podría llegar con las nuevas autoridades, que han declarado al sur como un “objetivo importante”, conforme a declaraciones del designado asesor del nuevo Gobierno en materia turística,

“La idea es que (el sur) debe ser un solo destino, consolidado, que aglutine todas las diferentes ofertas complementarias que tiene la zona, no solo Pedernales, y que, sin lugar a dudas, pudieran ser un gran atractivo para un nuevo tipo de turismo, sobre todo, el ecoturístico”

 Se recuerda que durante la presentación del programa elaborado por el actual Gobierno, se hizo referencia a los planes para el uso del suelo en Pedernales con el detalle de los alojamientos, estacionamientos y el espacio del malecón. Además, se citaron las necesidades de infraestructura, como las rutas de acceso por tierra y aire, así como los servicios básicos existentes y los proyectados para la zona.

Poderosos enemigos asechan

  En unas recientes declaraciones, quien firma este trabajo advirtió al presidente Luis Abinader que el desarrollo del turismo en Pedernales, lo que al mismo tiempo impactara en toda la Subregión Enriquillo, tiene poderosos enemigos, aliados muy cercanos en su gobierno, como lo tuvieron en administraciones anteriores quienes temen a una gran competencia, debido a las enormes potencialidades que representa como destino turístico.

  Bahía de las Águilas como potencial y destino turístico conforma un entorno geográfico integrado por las cuatro provincias del Suroeste, con excelentes condiciones para el turismo de montaña, que no lo tiene ninguno de los polos turísticos existentes en la Republica Dominicana.

  “Y en ese enorme y variado potencial como destinos turísticos debemos mencionar el Lago Enriquillo, las playas más bellas del país, las lagunas de Cabral y de Oviedo, así como los más diversos microclimas, balnearios con aguas friísima, aguas caliente y azufrada, así como lugares de alto interés histórico y cultural”.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes