En este desierto de incertidumbre, lo que prevalece hoy, en nuestro país, es una sociedad cada vez mas aprensiva, temerosa, desconfiada y preocupada, profundamente recelosa. Ello trae consigo disfunciones en la salud mental, que dañan las distintas formas de interacción humana, de la necesaria convivencia social.

La cultura de la violencia social en nuestro país, cada día es mas aterradora, tanto por el aumento significativo , como por las distintas modalidades que hoy nos están acorralando como sociedad.

La Encuesta del Gobierno de la Seguridad, del Ayuntamiento del Distrito Nacional, de Marzo del 2011, nos dice que la Tasa de Homicidios en la Circunscripción No.3, fue de 63.9%; la de la Circunscripción No. 2, fue de 34.04% y la Circunscripción No. 1 , fue de 18.83%. Esto quiere decir, que el promedio en la Tasa de homicidios en el Distrito Nacional fue de un astronómico 39.%. Más de 15% por encima, con respecto al año 2010.

Conviene mostrar el siguiente cuadro , elaborado por la Encuesta del Gobierno de la Seguridad del Ayuntamiento, en Mayo del 2010, para que veamos la gravedad de la violencia en la sociedad dominicana, particularmente en el Distrito Nacional y podamos despertar con un grito que llegue al Monte Everest:

Año: Número de Muertes: Tasa por cada 100,000 habitantes:
1999 1,187 14.3
2000 1,099 13.09
2001 1,065 12.49
2002 1,242 14.51
2003 1,649 18.73
2004 2,260 25.25
2005 2,403 26.40
2006 2,144 23.56
2007 2,111 22.07
2008 2,394 25.14
2009 2,375 24.34
2010 2,472 25.01

La tasa de homicidios en el País: 2005 (21%); 2006 (20.3%); 2007 (18.5%); 2008 (20.5%); 2009 (23.4%); 2010 (24.7%). Lo que va del 2011, la Tasa de Homicidios
se sitúa en alrededor de 28.7%.

La tasa de homicidios en el D.N.: 2006 (31.51%) 2007 (31.81) 2008 (29.62), 2009 (28.25), 2010 (35.71) y en lo que va del 2011 (39.0%)

Los países de América Latina con mayor Tasa de Homicidios, son: El Salvador (55.3%); Jamaica (49%); Guatemala (45%); Honduras (43%); Colombia (37%). Conviene resaltar que los países de América Latina con menor Tasa de Homicidios son: Chile con (1.9%); Uruguay (4.3%); Argentina (5.3%); Costa Rica (7.6%). Actualmente, América Latina, con una Tasa Promedio de Homicidios de 27, triplica la media europea, que se coloca en un promedio de 8% por cada 100,000 habitantes. Siendo la tasa mundial de homicidios o de victimización de 9.2%, por cada 100,000 habitantes.

Los hechos delictivos, esto es: Robo en la vivienda; robo de motor/pasola; asalto con arma de fuego en la vía publica; asalto con arma de fuego en carro público; asalto con arma blanca en carro público; agresión en riña; violencia intrafamiliar; secuestro; feminicidios; sicariatos; etc. etc.; han aumentando de manera geométrica en la sociedad dominicana, sobre todo, en el Gran Santo Domingo y en Santiago de los Caballeros.

Este drama social está cambiando no solo el comportamiento cotidiano del dominicano, sino que su espíritu de solidaridad, su apertura y espontaneidad; se están perdiendo como consecuencia del aumento de los delitos y la victimización.

El miedo, la ansiedad, los pensamientos ansiogenos y la depresión cuasi colectiva; se apoderan de la sociedad; construyendo así una sociedad enferma. La paranoia, enfermedad mental más visible de esta secuela de delitos y homicidios; ruptura el horizonte de vida; abraza la desconfianza y la inseguridad, generando un deterioro de la calidad de vida y el bienestar de las personas.

El miedo y la ansiedad, mas que expresión biológica del ser humano, es una consecuencia natural del tipo de sociedad donde se habita. Son y constituyen elementos vitales, en tanto que productos social. Son efectos sociales, aprendidos y adquiridos. Fruto pues, del aumento de los delitos en todas sus manifestaciones y de la Tasa de homicidios, o de victimización; la sociedad dominicana se encuentra con más miedo, mas ansiosa, mas depresiva; lo que se traduce en una sociedad cada vez mas aprensiva, que lesiona la salud mental de sus habitantes.

La Encuesta del Gobierno de la Seguridad en el Distrito Nacional, de Marzo 2011; establece que los tres problemas mas graves del País, son:

Alto Costo de la vida 68.9%
Desempleo 47.7%
Narcotráfico 34.7%

Otros problemas del País:

Inseguridad Ciudadana 28.2%
Crisis de la Economía Nacional 24.8%
Corrupción 21.8%
Altos Precios de los Combustibles. 21.8%
Consumo de Drogas 20.2%
Pobreza y falta de Oportunidades. 11.6%
Ineficiente Servicio Eléctrico 11.1%
Desconfianza en el Gob. Nacional 7.2%

Esta delincuencia que nos acorrala, que nos ahoga, tiene una explicación multifactorial. En gran medida es una consecuencia del enorme desequilibrio y asimetría social, derivado de las estructuras sociales, cimentadas en la injusticia, en la desigualdad, en la exclusión, en la pobreza, en el clientelismo mas empobrecedor y en la crisis ética modelada.

Esta construida sobre la base, de una sociedad que no expresa igualdad de oportunidades y derechos iguales en los territorios, en los espacios públicos. Una sociedad que no propicia las competencias ciudadanas a través de los valores de la democracia.

En mi casa, todos los miembros de la familia, hemos sido víctimas de delitos. Constantemente la gente siente temor de ser víctima de un delito violento. Me apena profundamente, comprobar cómo las mujeres en las calles caminan, con un miedo pavoroso, cuando ven un extraño aprietan sus carteras, cual si fueran luchadoras de lucha libre.

Combatir la violencia, la delincuencia, el aumento de la tasa de homicidios, es un gran desafío del Estado , de la sociedad; diseñando políticas publicas integrales, que combinen sabiamente la cultura de la prevención con los elementos coactivos.

Nos encontramos en un escenario donde la sociedad se encuentra aprensiva y ello desarticula el necesario equilibrio de lo físico, lo mental, lo social y lo espiritual; de los individuos que la habitan, aumentando los costos en salud y el deterioro de la calidad de vida. La vida social, así, no encuentra el verdadero espacio, de la interacción humana.