Plan de Nación

La crisis económica y el ciudadano común

Por Radhames Lora Salcedo

El Sistema Capitalista, establece que los precios de los productos y servicios, se define por la ley de la oferta y la demanda.  Es decir abundancia o escasez de productos y servicios, provoca un cambio o alteración en los precios de adquisición.

El Profesor Juan Bosch, dijo que el dinero era una mercancía y que por tanto su baja disponibilidad o su estabilidad, también altera los precios basados en la misma ley.  A pesar de las múltiples variables, que intervienen en una crisis económica, el pueblo llano, lo que entiende es que no hay disponibilidad de dinero, para adquirir las demás mercancías y servicios, para satisfacer las necesidades básicas, como son alimentos, vestido, techo, transporte, salud, educación, esparcimiento y hasta seguridad.

En la actualidad no hay dinero accesible al público, por tanto, hay una crisis económica que afecta a la gran mayoría del pueblo dominicano.  Dicha mercancía, está en manos de los pocos ricos y los nuevos ricos del PLD, que han pasado de la chancleta a la avioneta.  Y cuya opulencia exhiben en las calles, restaurantes, mansiones veraniegas, lujosas viviendas, vehículos, becas para su descendencia, negocios empresariales, bienes raíces, y desprecio hacia sus conciudadanos.

El dinero como mercancía, en manos de pocos, afecta a los muchos…

Me expresó un Ex Gobernador del Banco Central, que un peso en manos de un rico, era simplemente un peso, pero en manos de un pobre, equivalía a 60 pesos, por el hecho de que ese peso pasaba por 60 manos diferentes.  Y abundaba, diciéndome “fijaste que los pesos de los pobres siempre están sucios, arrugados y hediondos” (eran de papel moneda en la época), porque circulan de mano en mano.  En cambio, un peso en manos de un rico, siempre esta “nuevecito” porque lo tiene siempre guardado y muchas veces utilizado para chantaje, soborno y manipulación, y para agenciarse canonjías.

La falta de circulante afecta al gobierno y sus intereses políticos y sociales.  Entonces, Señor Presidente Medina, ponga a circular dinero para que llegue a las manos de los pobres aunque se estrujen, se arruguen y se pongan hediondos…y la crisis económica se amortiguará!!!

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes