La columna Estriada

Insistiendo en el soterrado

Por Emilio José Brea García

Confiero mucha importancia a las opiniones y comentarios que los lectores ofrecen en estas páginas virtuales. Por ello vuelvo a insistir en el tema del ¨peatonal por debajo¨ en referencia al paso soterrado que creo que debe ser la solución para asegurar la vida de los usuarios de la Universidad del Caribe frente al intenso tráfico de la Av. 30 de mayo. Y lo hago respetuoso de las opiniones y comentarios externados poniendo en duda esa idea de soterrar el paso por costoso y porque en algún momento se abandonará, se arrabalizará y podría ser escenario de potenciales actos reñidos con la ley.

Estoy completamente de acuerdo. Los mecanismos que se dejan de aplicar para que estas situaciones se produzcan son los que hay que evitar o no saldremos nunca del aldeanismo.  En ciudades ¨civilizadas¨ han fallado dichos mecanismos y el resultado ha sido el denunciado para el caso de Paris, como igual ha ocurrido en New York, Moscú, Vancouver, y cualquier otra. En Varsovia, en 1981, no había evidencia de abandono en varios que hay en el centro urbano de la capital polaca. El problema es de simple policía. Obviamente que si los policías son los primeros que te pueden asaltar, no tenemos nada que buscar en el medio y cerremos el país (que es más o menos lo que ha estado ocurriendo).

Nuestras experiencias son pésimas en materia de manejo público. Pero de alguna manera hay que enfrentar las situaciones pesarosas o no saldremos del atolladero. He estado escribiendo persistentemente que los problemas de transito, violaciones de vías, estacionamientos inadecuados y otros, se podrían solucionar con cepos y rompe gomas. Solo así, drásticamente, aprenderemos a respetar. Las medidas heroicas son las que demandan estos tiempos de apatía colectiva.

Y un soterrado, frente a la Universidad (que no debió habérsele dado permiso para estar en ese lugar) es la solución adecuada. Es cuatro veces mas costoso que el puente peatonal elevado que de seguro lo harían sin rampas y tentadoramente podría ser invadido por vendedores y asaltantes (como otros) y hasta convertirse en un trampolín para el suicidio o el cometer desde allí arriba, actos vandálicos. Puede ocurrir cualquier cosa en una sociedad podrida. Por lo tanto hay que buscar soluciones alternativas diáfanas y el soterrado lo es, que incluso podría cerrarse en horas no laborables…

Y lo es más si su utilidad es múltiple, tal como fue planteado antes. Con espacios para pequeñas dotaciones comerciales, servicios sanitarios y hasta vigilancia policial desde nichos tras espejos de un solo sentido visual, a prueba de golpes (y balas), con celdas preventivas incluidas. Un buen trabajo de diseño y construcción, obviaría las dudas sobre los detalles técnicos (iluminación, drenajes, etc.) Está en que lo asimilen adecuadamente los responsables (Universidad, Ayuntamiento y Ofic. de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado). El dinero aparecerá… O se le pide en donación a un dadivoso senador que regala internacionalmente cifras astronómicas!!!

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes