Opinión

Entre el turismo y la hora loca

Por Karolina Sima

Mi hermano acaba de llegar a visitarme a errede, por lo cual sigo corriendo entre museos, ruinas y bares/colmados dominicanos, entonces no tengo ni tiempo ni energía para deliberar sobre lo duro, lo serio y lo injusto que está pasando en el mundo. También esta noche (escribo esto el sábado por la tarde) me voy a mi primera boda dominicana y lo único en que estoy pensando es mi atuendo para la ocasión (que ni siquiera está listo todavía…Mujeres…). Entonces resulta que, nos la buscaremos sin incorrección política. Lo de la visita de mi hermano (que vive en Barcelona, no en Polonia) me hizo pensar qué es lo que les falta a los polacos que viven fuera del país y qué extrañan más de su patria. Aquí presento los resultados de la investigación de este tema.

Marek, de 26 años, vive en Lisboa, Portugal

Mis cinco cosas favoritas de Polonia? Modernismo, vodka, Sasnal (un artista pintor polaco), absurdo y mi abuela. Y ahora la explicación... El modernismo en arquitectura, increíblemente impresionante, poco apreciado, aún sobresaliente a escala global (la ciudad de Gdynia y Saska Kepa en Varsovia por ejemplo). Vodka, congelada hasta el punto de la consistencia del aceite. Sasnal, porque él nos representa con orgullo en la Tate Modern (museo en Londres). Absurdo en el sentido del sinsentido cotidiano, esas cositas pequeñas que sólo nosotros polacos las entendemos (las absurdidades del comunismo todavía visible en la realidad polaca). Y mi abuela, ya que ella es chulísima y es polaca, ¿verdad que si?

Margareta, de 25 años, vive en Kalmar, Suecia.

Primero y ante todo, la comida. La cocina polaca es una de las más naturales, no procesadas y saludables en la Unión Europea. También lo que echo de menos es la accesibilidad de tiendas, no hay que viajar quién sabe hasta dónde para ir de compras. La naturaleza polaca es impresionante, me encantan los resorts en el mar Báltico, así como pequeños hostales, adorables y acogedores en las montañas, estos son sin duda lugares para recomendar. Y, por supuesto, el sector de servicios - por lo general la "civilización" que no llegó hasta aquí al norte, en Suecia vas a una tienda y encuentras un sofá de un color y no como en Polonia cinco mil colores y modelos. Hay gran variedad y buenos precios, por ejemplo, un peluquero no cuesta cientos de euros por un trabajo de 10 minutos (una nota de mi, la autora: si, en comparación con la Republica Dominicana y la Unión Europea, Polonia es bastante barata).

Małgorzata, de 24 años, vive en Valencia, España

A veces echo de menos la nieve. Y, por supuesto, la comida, tenemos los mejores quesos, pan y sopas en todo el planeta. Hecho de menos la amistad, y lo que quiero decir con esto es este vínculo verdadero que los polacos tienen entre amigos, siempre estamos ahí para el otro, es una relación siempre veraz y honesta, no sólo para fiesta ... Echo de menos la gente trabajadora, aquí a veces todo me parece un poco demasiado relajado. Y, obviamente, marca registrada de Polonia, tiendas de licores abiertas las 24 horas del día.

Mikolaj, de 22 años, vive en Edinbrough, Escocia

Alimentos - Polonia tiene una selección muy variada de alimentos saludables y no modificados genéticamente. Polonia también cultiva y apoya los mercados locales para que los productos sean comprados directamente del productor en los mercados tradicionales y ferias. En Europa occidental los alimentos sanos son muy caros, por lo que la mayoría de los consumidores optan por comprar los productos congelados baratos, que no tengan nutrientes y vitaminas suficientes. En Polonia, este problema existe también, pero en una escala mucho más pequeña. En segundo lugar, las chicas polacas, en general tienen integridad y altos estándares morales. Usted puede tener una relación normal con ellas, una relación basada en algo más que sexo, que en Europa occidental parece como un cuento de hadas perdido hace mucho tiempo... Y lo último, creo que los eventos musicales y festivales de todo tipo en Polonia es dinero bien gastado. Los artistas de fama mundial actúan para nosotros por menos dinero (porque quieren una gran concurrencia de participantes), eso podría ser una sorpresa agradable para los extranjeros.

Karolina, 25 años, vive en Santo Domingo (es decir, yo)

Lo que realmente me gusta es que los polacos suelen convertir sus obvias desventajas en ventajas y llevarlas con orgullo. Esto para mí es una demostración de gran sentido del humor tan retorcido que poseemos. También me gusta que a pesar de que podríamos tener algunos complejos y problemas de autoestima, al final no queremos cambiarnos o sea americanizarnos, como muchas culturas del mundo, debido al hecho de que aparte todas nuestras quejas, no nos importan tanto las normas sociales occidentales, demasiado políticamente correctas y su exagerado mantenimiento de las apariencias. Además, me encanta el hecho de que somos un pueblo relativamente pacífico y honorable, que no somos conocidos por cualquier genocidio, ni de bombardear a nadie, ni de tiroteos en las calles. Sólo paz estilo un domingo en una tarde perezosa, tranquilidad y un aburrimiento tan calmante. También el olor del aire cuando la estación del año esta a punto de cambiar. Nada es comparable.

Entonces me voy a arreglar el pelo y a ver qué carajos es esto de la hora loca

¡Salud!

Para ver las fotografias de Héctor Carbuccia: https://www.facebook.com/hectorcarbuccia

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes