Con estos bueyes hay que arar

Eliminados los inmigrantes Sirios ¿Europa resuelve su problema?

Por Felipe Manteiga

El artículo de Pérez Verte, http://www.perezreverte.com/articulo/patentes-corso/1038/los-godos-del-emperador-valente/ , respetado autor respaldando usualmente la derecha dura, ofrece claras perspectivas.   Su visión es compartida por muchos y opuesta, esperamos, por hombres de la estatura del Papa Francisco.  La tesis queda planteada entre líneas: a los inmigrantes hay que eliminarlos antes que ellos nos eliminen, tal como le ocurriese a la Roma Imperial. 

Roma, con su disciplina, tecnología, e instituciones, creció y conquistó tierras y vecinos.  Mas valores sanos creando la República los prostituyó el Imperio.  Y este eliminaba los asentamientos humanos de otros para obtener esclavos y darle tierra a sus falanges y soldurios. La prostitución causo la corrupción interna. Esta implosión, como fuera sufrida por la Unión Soviética, tanto debilitó al Imperio que obligó a sus generales a forjar alianzas con las tribus más poderosas .

En el ocaso romano, Flavio Aecio, por ejemplo, tuvo un gran aliado en  el rey visigodo Teodorico I junto con quien, apoyado por otras tribus, vencieron  a los hunos y sus aliados. El gran estratega Flavio no los arrasó al creer prudente preservarlos; en su rejuego, estos podrían eventualmente luchar bajo el en contra de los mismos visigodos ( o realmente por no poder acabarlos--la historia ofrece varias versiones).  ¿Que le paso al general Flavio Aecio, conocido en la historia como el último romano por su enorme capacidad de mantener a los bárbaros ( o sea, los otros) a raya sin contar con un verdadero ejército romano? Lo asesino el emperador Valentiano III, por celos  (estos retazos históricos forman parte  de la película Gladiador).

Los soldados y oficiales romanos perdían sus tierra a los políticos, su familia era vendida en esclavitud por los recaudadores de impuestos, y quienes luchaban solo recibían castigos por mantener a las masas “en su lugar.” Las huestes romanas desaparecieron. ¿Cuál será la versión mas probable: un panorama dominado por descomposición interna o la debilidad ante la ofensiva externa?

La inmigración, cuya presión  siempre ha existido, rara vez vence a las naciones; si hay poder y la voluntad política de usarlo,  se puede controlar y manejar.  Si no, de cara al  vacío creado por la corrupción, le deluge. Corruptos Lords ingleses controlaban Irlanda—¡Viva Irlanda libre! Las masas sirias se arrastran sobre caminos de corrupción y múltiples contubernios.  Como los desesperados emigrantes cruzando los desiertos de Texas y Arizona, no pocos perecen en el camino hacia la esperanza.  ¿Bombardear y ametrallar hasta eliminarlos a todos?  Esa implícita salida nos ha obligado a bosquejar estas líneas. ¿O eliminando rápidamente las raíces de su emigración?

La dinastía Bush creó el caos en Irak y en el medio oriente; aquellas convulsiones traen estas migraciones.  Pero el grupo energético Cheney pudo mantener artificialmente el precio del barril del petróleo por encima de  los $120/barril. El “imbécil” presidente, a la Pérez-Reverte, no fracasó, triunfó. Sus aventuras energéticas si animaron a Al Qaeda y a ISIS.  Ahora la dinastía y su grupo (por ejemplo, los petroleros Hnos. Koch) invierten millones y millones para montar a Ted Cruz en la Casa Blanca. ¿Irán, por ti vamos? ¿Mayor presión migratoria mientras el precio del petróleo sube a sus altos niveles artificiales?

Ni Al Qaeda y mucho menos ISIS pueden existir sin enormes transferencias financieras, logísticas y bélicas. ¿Quiénes le financian? ¿No sería mas practico destruir completamente a quienes causan estas migraciones del terror? ¿A ellos y a quienes le financian—no importa los poderosos intereses escudándoles? Europa puede.

En las arenas movedizas de la migración y del medio oriente, los surcos rectos  no son, más esos bueyes saben arar profundo...a su manera.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes