Plan de Nación

El marcado de precios en los productos confunde consumidores

Por Radhames Lora Salcedo

Los Sistemas Métrico Decimal y el Británico son utilizados a nivel mundial como métodos estandarizados para establecer medidas de longitud, superficie, peso, volumen, capacidad, masa, fuerza, potencia, etc.  En nuestro país, el Sistema Métrico Decimal es más común aunque en menor grado se utiliza el Sistema Británico.

La globalización del comercio ha posibilitado que sea común ver en negocios de comestibles y de productos del hogar del país, que las mercancías estén marcadas con características y composición similar, con diferentes unidades, de ambos sistemas de medición.  Así podemos notar que los jugos, vinagres, maltas en general –en su estado líquido- indistintamente son marcados en mililitros, onzas, libras o litros.

Igualmente el café, si es al granel su precio se expresa en gramos o libra, pero si es en sobre, su precio es por unidad.  Producto como la cerveza es marcada en onza a pesar de tener una presentación líquida, aunque en los colmados se vende por botella.  Similarmente, los aceites son marcados en galones (medida de capacidad), litro (medida de volumen) y onza (medida) de peso.

Con los detergentes, la cosa es aún más confusa porque lo etiquetan en Kg, libras y por número de lavadas.  Peor resulta ver productos similares y colocados uno al lado del otro, marcados en diferentes unidades de capacidad, volumen, pesos y por el tipo de empaque.  Claro, el consumidor pierde la capacidad de comparación porque simplemente los confunden adrede.

Apelamos a que la eficiente Directora de Pro-Consumidor, haga suya esta preocupación al tiempo de solicitarle invitar a la Defensora del Pueblo, a fin de ver cómo se podrían homogenizar estas medidas, en productos de consumo masivo como los aquí presentados, para que el consumidor no sea afectado.

Así como muchos negocios disponen de lectores con la tecnología que permite leer y descifrar los precios mediante el Código de Barras, se podría hacer los mismo para adoptar un sistema de medida que sea homogéneo, de fácil comprensión para los consumidores y evitar así la confusión que se da cuando se mezclan tantos sistemas de medidas diferentes, inclusive en productos que son similares.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes