Arquitectura y energía

El Ligth Steel Frame (LSF)

Sistema constructivo formado por perfiles de acero galvanizado conformados en frío, que son utilizados para la composición de paneles estructurales y no estructurales.

Por Juan C. Sánchez González

Como es habitual en nuestra columna de cada domingo, el tema de los materiales de construcción y las tecnologías de fabricación y/o instalación que se desarrollan en torno a ellos, es materia de interés para nosotros. En el día de hoy, nos gustaría abordar algunos aspectos relacionados a un sistema de prefabricación ligero que no es tan habitual por nuestros lares tropicales, es el sistema Light Steel Frame o Ligth Steel Framing (LSF).

El LSF es un sistema constructivo formado por perfiles de acero galvanizado conformados en frío, que son utilizados para la composición de paneles estructurales y no estructurales. Por ser un sistema industrializado, posibilita una construcción en seco de gran rapidez. Este sistema, se basa en la modulación de varios elementos metálicos o montantes (generalmente perfiles de acero U o C),  de manera que puedan resistir las cargas de homogéneamente. De esta forma es posible aligerar el manejo de las partes para su montaje.

Este sistema con un excelente comportamiento estructural, transmite las cargas  verticalmente y además soporta óptimamente las cargas de viento, trabajando muy bien a flexión. Además de esto, entre los perfiles modulados es posible colocar aislamiento para luego instalar sobre la estructura el material de cerramiento. Como bien sabemos, el acero es un material ferroso y compuesto; es decir, que está compuesto por hierro y (entre 0.05 y el 1,70 % este último). La densidad del acero es de unos 7.900 kg/m3, con una temperatura de fisión de aproximadamente unos1.400 ºC.

En términos reduccionistas, podría decirse que el LSF es una evolución de los sistemas de Wood Frame (como el Ballon Frame o el Platform Frame). Partiendo de esto,  se podría situar sus orígenes antes de la primera mitad del siglo XX y específicamente en el escenario de la Feria Mundial de Chicago de 1933. Fue en esta feria, que se desarrolló un prototipo  de residencia que utilizó perfiles de acero tal y como se había hecho hasta entonces con la madera….algo, cuando menos disruptivo.

Como para todo en la vida,  se podrían enumerar varias ventajas y desventajas relacionadas a este sistema. Entre las se puede citar, como positivas, está que es un sistema ligero, de fácil transporte y fácil montaje; tiene un coste competitivo sobre todo si se compara con los sistemas tradicionales de construcción masiva; su producción dentro de un proceso fabril, permite optimizar la puesta del producto en el mercado a gran escala y al mismo tiempo controlar los niveles de calidad. Otra ventaja es su fiabilidad y durabilidad, sobre todo frente a organismos, e insectos, además de su relativa resistencia al fuego con relación a la madera.  Además y de manera genérica, existen muchas más ventajas que son comunes a otros sistemas como su eficiencia estructural, su fácil montaje o colocación por ser un tipo de construcción en seco.

Entre las desventajas se encuentran los puentes térmicos y/o la falta de inercia térmica inherente a los metales. Recordemos que la conductividad térmica del acero es de 50 W/mK. Por otro lado se da la situación de que puede ser un material de coste elevado- Otro aspecto negativo es el alto nivel de emisiones de GEI asociados a la producción del acero.

Hasta la próxima, y en subsiguientes entregas, seguiremos viendo, como de costumbre, otros materiales y sistemas

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes