Opinión

El ingrediente que falta

Por Bernardo Fuentes

El Gobierno Dominicano ha puesto en ejecución una estrategia para tratar de dinamizar el crecimiento de la economía dominicana y, de esta manera, evitar un mayor deterioro en los niveles de empleo.

La estrategia está fundamentada en dos pilares o ingredientes:

Primer ingrediente

El primer pilar consiste en una aceleración del ritmo de crecimiento del gasto público.

Los datos mensuales publicados por la Dirección General de Presupuesto (DIGEPRES) muestran que, durante los primeros cuatro meses del año, el Gobierno Central generó un superávit (ingresos menos gastos) de RD$1,392 millones. Sin embargo, en el mes de mayo, el Gobierno Central gastó RD$11,871 millones por encima de sus ingresos. De esta forma, se generó un déficit en los primeros 5 meses del año de RD$10,479 millones.

Segundo ingrediente

El segundo pilar consiste en la liberación de recursos del encaje legal con la finalidad de aumentar los niveles de liquidez en la economía para, de esta manera, reducir las tasas de interés.

En este sentido, el Banco Central de la República Dominicana (BCRD) anunció que, en sólo 6 semanas, ya se habían liberado unos RD$10,300 millones (51%) de los RD$20,189 millones originalmente autorizados.

Las estadísticas publicadas por el BCRD permiten apreciar que las tasas de interés para préstamos y para depósitos ambas se han reducido significativamente hasta alcanzar niveles históricamente bajos.

Tercer ingrediente

La estrategia del Gobierno incluía un tercer ingrediente que hasta ahora no he mencionado y me refiero a la renegociación del contrato con la Barrick Gold.

Estoy convencido que las autoridades gubernamentales y del Banco Central estaban conscientes de que la demanda de dólares aumentaría como respuesta al mayor gasto público y a menores tasas de interés.

Ellos también conocen las implicaciones que pudiera tener sobre los niveles de inflación si la tendencia alcista del tipo de cambio se intensifica en los próximos meses.

Por tanto, estoy convencido que ellos están contando con los ingresos adicionales en dólares que recibirán luego de la renegociación del contrato para disminuir la presión en el mercado cambiario.

Lo que sinceramente no entiendo es porqué, casi dos meses después de anunciar que se había llegado a un acuerdo para la renegociación, las modificaciones al contrato no han sido enviadas al Congreso.

Alternativas

Lo ideal sería que las modificaciones al contrato sean aprobadas lo antes posible y así abrir paso a un mayor flujo de dólares a la economía.

El Gobierno tiene otras alternativas para hacer frente a la presión cambiaria pero probablemente implicarían aumentos en las tasas de interés que limitarían la capacidad de crecimiento de la economía.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes