Opinión

El gasto tributario, análisis comparativo (y 2)

Poner la atención en los beneficios que el sector zonas francas aporta al país contra el sacrificio fiscal del Estado en este sector y ponderar los demás sectores productivos que aportan mucho más a la economía y además tomando en cuenta que la mayor parte de las riquezas generadas se quedan en el país.

Por Hugo Bueno Pascal

Veamos la situación del gasto tributario y su eficacia en las empresas amparadas por la ley 28-01 de Desarrollo Fronterizo, que tiene como principal objetivo la promoción de inversiones orientadas a la instalación de empresas industriales, agroindustriales, agropecuarias, metalmecánica, turísticas, energéticas, en las zonas fronterizas del país, para de esta manera estimular la afluencia de capital y promover el regreso de muchos que se han ido buscando mejores oportunidades y además contribuir a reducir los niveles de extrema pobreza y subdesarrollo de estas regiones.

Conjuntamente con esta ley, agrupamos los sectores, Manufactura Textil, sector industrial (PROINDUSTRIA) y Minería.

En la tabla del gasto tributario mostrada anteriormente, el correspondiente a los incentivos a las empresas instaladas en las siete provincias incluidas (Elías Piña, Bahoruco, Independencia, Pedernales,

Santiago Rodríguez, Monte Cristi y Dajabón) en la ley 28-01, fue estimado por el Ministerio de Haciendas en el año 2020 en RD$ 1,295.2 millones.

De acuerdo con informaciones publicadas por el Ministerio de Economía, planificación y Desarrollo, en el documento “Evaluación del impacto de la Ley 28-01 que crea una Zona Especial de Desarrollo Fronterizo”. (Pavel Isa Contreras, 2020), los empleos directos creados al año 2018, eran unos 8000, resaltando los indirectos que eran 28,000.

De igual manera, el estudio realiza el calculo de los efectos directos, indirectos e inducidos y señala que el efecto neto al ponderar el sacrificio fiscal, resulta “Bajo, pero positivo “, con un balance de 0.45% del PIB. durante el periodo 2012-2018.

A lo anterior habría que indicar que de acuerdo con la publicación “Balance de la Ley de Desarrollo Fronterizo: entre el olvido y la necesidad de progreso ‘’,Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE); Observatorio Político Dominicano - OPD, 2015, que el Índice de Calidad de Vida (ICV) en el periodo 2005-2014, tuvo el siguiente comportamiento:

Fuente: Elaboración OPD-FUNGLODE, 2015, con datos del Mapa de Pobreza 2005 y 2014, MEPyD y Elaboración propia.

El cuadro anterior muestra que el ICV durante estos diez años, subió en promedio un 19.60% y aunque está situado en todas las provincias por debajo del promedio del país, el crecimiento podría considerarse bastante adecuado, si se toma en cuenta que esta ley que, entendemos debe ser modificada y además debe producirse la intervención del estado dominicano en las provincias fronterizas(principalmente las del sur), que no han podido aprovechar de manera adecuada los beneficios que otorga, sobre todo por la falta de las infraestructuras y servicios públicos, que permitan una competencia de igual a igual con otras ciudades del país, inclusive las fronterizas de la zona norte.

Por otra parte, los sectores Manufactura Local, Manufactura Textil, Industria (Proindustria) y Minería, hacen grandes aportes al PIB y a la creación de empleos, lo cual se puede apreciar de manera comparativa entre los sectores considerados, en la siguiente tabla:

Un dato importante que debe destacarse, es el hecho de que, aunque el sector Minería, parecería que requiere de negociaciones que beneficien mas al país, el mismo aporta al fisco mas de RD$ 60,000 millones en impuestos.

Como puede observarse en las cifras del cuadro anterior el sector Zonas Francas, encabeza el sacrificio fiscal del estado, por lo que entendemos que como el gobierno actual de seguro llevará a cabo una reforma fiscal, habría que poner la atención en los beneficios que el sector zonas francas aporta al país contra el sacrificio fiscal del Estado en este sector y ponderar los demás sectores productivos que aportan mucho más a la economía y además tomando en cuenta que la mayor parte de las riquezas generadas se quedan en el país.

Es necesario que cualquier reforma fiscal que realice el estado dominicano contemple una reorientación total del gasto tributario, ya que sectores que aportan muy poco al desarrollo del país, representan en la actualidad una enorme carga que conlleva a grandes distorsiones que al final repercuten sobre los sectores que ciertamente deberían ser incentivados por encima de los beneficios que reciben de las leyes actuales. Sería interesante evaluar adicionalmente los renglones “Instituciones privadas sin fines de lucro”, “Impuestos de vehículos “y “Mercado de valores”, que suman un total de RD$ 11,868.8 millones en gasto tributario

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes