Opinión

Deisy Candela Toussaint

Por Enmanuel Peña

Es más fácil probar la existencia de Odín que demostrar que uno ha nacido en República Dominicana, óigame que se lo digo mi querido General Soto… pero claro con mentalidad de seguridad de supermercado se puede llegar lejos en este país, porque como todos saben la seguridad en los supermercados y bancos son frustrados estudiantes de filosofía que se dedican a hacer preguntas, cuando no herméticas, de naturaleza ontológica.

No pregunte nadie que virtudes debe tener un militar para llegar a ser encargado del departamento de fraudes(no discrimino a los guardias es puro y franco asco)… pero de seguro sus virtudes son mayores a las de nuestra muy conocida y querida Iris Guaba (un apellido de origen dudoso… al menos poco Sajón… espero que no le nieguen ningún documento por eso) y esta a su vez es una luminaria frente a Milton L. Ray Guevara, Leyda Margarita Piña Medrano, Lino Vásquez Sámuel, Hermógenes Acosta de los Santos, Ana Isabel Bonilla, Justo Pedro Castellanos Khouri, Víctor Joaquín Castellanos Pizano,  JottinCury David, Rafael Díaz Filpo, Wilson Gómez, Víctor Gómez Bergés, Katia Miguelina Jiménez Martínez e Idelfonso Reyes. Sí, amigos, yo sé que cansa leer tanto “nombre” pero reléanlos y sientan la nauseas.

Yo que había jurado no escribir más sobre estos subnormales y su pequeño circo nacional, me encuentro de frente ante la estupidez humana hecha noticia; a mi Deisy CANDELA Toussaint le dicen en la Dirección de Pasaportes que “su apellido tiene problemas”. Claro uno entiende que el analfabeta que han puesto de botella no sabe escribir Toussaint… pero no, no es sólo eso, lo que realmente “tiene problemas” es el apellido “afrancesado”, que si fuera gringueado nadie tendría problema.

Veo burlarse a los funcionarios públicos, conocidos de nuestra Deisy, prometiendo lealtad y entrega en Facebook y sin mover un solo dedo para escribir o llamar a alguna institución gubernamental hermana. Una burla sucia, empinguinada que sólo sirve para estar bien con todo el que en un futuro les puede servir para algo.

Y no se sorprendan de que en el futuro cercano Deisy tenga posición para ayudar, no solo a funcionarios en desgracia sino a elevar el orgullo nacional (concepto vomitivo por excelencia). Porque hay personas, personalidades culturales, que no obtienen ningún beneficio con ser de tal o cual nacionalidad sino que por el contrario le suman a su país su grandeza personal.

Claro que para nosotros el grandioso pueblo dominicano es mejor tener deportistas que no opinen mucho, que apenas sepan hablar, para que nos representen frente al mundo como el pueblecito de negros que refuerza el estereotipo de negro humanoide que sólo sirve para actividades físicas como cualquier otro animal. Porque si no solo hay que ver el caso de Junot (que como escritor no es gran cosa), que era dominicano a boca llena para ganar el Pulitzer, pero desde que opinó es un extranjero traidor manipulado por ONGs internacionales.

A la Srta. Toussaint solo hay que leerla para darse uno cuenta que el glorioso pueblo dominicano no la merece, que las instituciones gubernamentales que se han beneficiado y que se benefician de su talento no la merecen.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes