Opinión

Danilo ocultó la verdad y dijo lo que no es cierto

Por Eulogio Santaella

El monto gastado en Punta Catalina, el mayor de la historia, no sirvió para glorificar a Danilo como gobernante. Al contrario, por la forma en que se concibió y se ejecutó, y por sus pecados éticos, técnicos y económicos ese proyecto será esgrimido por generaciones presentes y futuras para condenar eternamente, el “Gobierno de los 8 años” del 2012 al 2020. Mediáticamente, Danilo dijo ante la Asamblea Nacional, el 27 de Febrero: “Es un orgullo para mí poder afirmar que a partir de la entrada de Punta Catalina, inyectando 756 Megavatios al sistema eléctrico nacional interconectado, estamos a punto de decirle adiós para siempre a los fastidiosos apagones”.Quiso confundir hablando del futuro, cuando ya él, para bien de todos, no gobernará. Repitió el estribillo del 2018 cuando dijo: “Espero que cuando nos reunamos el año que viene los apagones hayan desaparecido”.

Danilo no cumplió las falsas promesas del “Rescate integral del sector eléctrico” de su programa 2012-2016, a pesar de que, violando la Constitución, impuso su reelección y contó con 8 años, en lugar de 4, para eliminar apagones, reducir tarifa, bajar pérdidas eléctricas al 25% y controlar el barril sin fondo del subsidio eléctrico. Medina ocultó la verdad y no mencionó el “competidor virtual”, la impunidad de los sobornos, los atrasos y los sobrecostos de Odebrecht. Quiso apabullar diciendo: “Para ponerlo de manera sencilla, antes del 2012 la capacidad de energía instalada en el país era de 2,998 megavatios y para Enero de 2020 ya eran 4,850 megavatios. Es decir, este gobierno prácticamente ha duplicado el suministro eléctrico del país. Producir casi dos mil megavatios más significa que ahora hay un millón 875 mil familias que reciben energía eléctrica las 24 horas, o sea, un 130% más de hogares con electricidad 24/7 que en 2012”. Un chusco dijo que parece que aquí el día dura 34 horas porque vive en un sector de electricidad 24/7 y cada día lo castigan con 10 horas de apagones. Danilo se auto incriminó porque de los nuevos megavatios que mencionó, la gran mayoría los aportó el sector privado, como también debió ocurrir con Punta Catalina. No es cierto que en 8 años se duplicó el suministro de electricidad. Danilo, aunque es Ingeniero Químico de la UASD y Economista del INTEC, confunde lo que es potencia, o sea capacidad instalada de generación, medida en Megavatios, con energía generada, o sea con la electricidad, medida en Megavatios-hora. Realmente en 2012 se generaron 13,356 Gigavatios-hora y en 2019 unos 17,412 con un incremento de 30.37% en 7 años, o sea 4.33% anual en promedio, siendo un pírrico aumento que perpetuó el déficit de suministro y los apagones, con todo y Punta Catalina. Se estima que en la gestión de Danilo el suministro eléctrico cubrió menos de un 80% de la demanda. Osó decir: “Sólo la construcción de Punta Catalina aporta 756 megavatios diarios con la tecnología fósil más limpia y eficiente el país”… “Además de contribuir a la disminución del endeudamiento, esta planta va a reducir la factura eléctrica de las familias dominicanas y está atrayendo ya nuevas inversiones”.

Danilo siempre gobernó con groseros déficits, nunca con ahorros y, por tanto, el gasto de más de 3,000 millones en Punta Catalina sólo podía hacerse endeudándonos, innecesariamente, porque esa planta debió ser privada. Punta Catalina aumentó la deuda y es falso que vaya a “contribuir a la disminución del endeudamiento”. Además, espantó nuevas inversiones por falta de transparencia en el sector eléctrico. Danilo también se auto incriminó mencionando “604 megavatios de energía verde” y ocultó que al juramentarse, su “paquetazo fiscal” del 2012 redujo los incentivos a la energía renovable. El corolario es que la energía limpia creció no por los estímulos sino, a pesar de las penalizaciones de Medina y superándolas.

No debemos caer en la celada de discutir con Danilo su nueva falsa promesa de reducir tarifas. Esa es una carnada para desviar la atención para que la ciudanía no exija que Danilo divulgue, de una vez y para siempre, cuál fue el monto de dinero de sus gobernados que él, sin necesidad, malgastó en Punta Catalina. Anteriormente quiso confundir planteando vender la planta a precio vil, sin transparentar el gasto total en Punta Catalina y sabiendo que hay un arbitraje pendiente de 708 millones de dólares. Reiteramos. El gasto total en Punta Catalina Danilo debe confesarlo sin ocultar cifras, como ha hecho hasta ahora, y sin “pedalearlas” como hizo Dilma Rousseff, por lo cual fue juzgada, condenada y defenestrada. ¿Será cierto que desde el 2012 ni la CDEEE, ni Punta Catalina, ni las EDES tienen estados financieros auditados?

¿Se podría interpretar que Danilo amenazó con tratar de violar nuevamente la Constitución para repostularse en el 2024, despidiéndose con este mensaje directo, que no es subliminal? : “No les quepa duda. Yo seguiré acompañando el camino de nuestro pueblo y sirviéndoles donde quiera que me necesiten”.La ciudadanía democrática lo necesita fuera y lejos del poder.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes