Opinión

Crecer con Desarrollo Humano, legitimar la democracia

Por Fernando Mangual

En 1961 renació la esperanza de los dominicanos.  Medio siglo después, en nuestro país los problemas se han convertido en crisis.  Este es el fruto del incumplimiento del mandato social y del mal uso de los recursos publicos, debido a que quienes han administrado no se han dedicado a trabajar para garantizar el disfrute de los derechos fundamentales de los ciudadanos.

El interés particular ha dictado la conducta de muchos depositarios de la soberanía popular; otros han carecido de suficiente visión para comprender los alcances de su misión; así, el Estado representativo pierde legitimidad y se debilita la fe de la gente en el voto como medio eficaz para lograr los objetivos economicos y sociales.

Los planteamientos de los líderes de la sociedad y del pueblo en general, coinciden en la necesidad urgente de: cambiar el modelo social y las prioridades del destino de la inversión publica y enfatizar en la calidad del gasto público;  apoyar el aparato productivo e invertir en educación, investigación e innovación; en energía y en el recurso agua; aprovechar eficazmente la excelente posición geográfica; modernizar las estructuras del Estado, mejorar la salud, seguridad social, protección al consumidor  y demás servicios sociales, eliminar las prácticas corruptas y la impunidad; restablecer el disfrute de los derechos civiles y políticos, la seguridad jurídica y las garantías electorales. Proteger a  la mujer contra la violencia de todo género y enfrentar las desigualdades. Estas son señales correctas a las que nos sumamos y a las que debería prestar atención el gobierno.

A juicio de nuestra fundación, las causas de los problemas del país son mas complejas que un déficit fiscal o un pasivo en el equilibrio de los poderes,  tienen que ver con una pobre visión del desarrollo y la improvisación, por un lado; y, por el otro, con el sistema de (anti)valores que rige la conducta de la mayoría de los servidores públicos.  Es por ello que la Fundación de Desarrollo Estratégico Dominicano entiende que debemos ir más allá del buen manejo de la coyuntura actual, y preguntarnos cómo encontrar el camino crítico hacia la recuperación de la Legitimidad de la Democracia. En este sentido, como aporte a esta sugerencia hemos elaborado un Proyecto de Nación 2013-2033,fundamentado en un modelo social,  basado en 8 cuencas hidrográficas, con seis estrategias que atacan cada una de las causas del fracaso del liderazgo nacional de los últimos 51 años. Estas estrategias son Económica,  Social,  Institucional, De Participación,  Asociatividad y Estrategia Ética.

En la teoría de FUNDED para la nueva Nación cobra importancia trascendental la transformación del régimen en Estado de Derecho Democrático, Representativo,  Participativo y de Bienestar, el cual, para garantizar los derechos económicos y sociales de la familia, promueva la complementación de la Democracia Representativa con la participación directa de los líderes de las organizaciones de la sociedad en el diseño, ejecución y seguimiento de las políticas publicas, proyectos y presupuestos; descentralice las inversiones y servicios, regionalizando el territorio y la planificación; garantice la transparencia de la función administrativa y el apego del funcionario a normas éticas; establezca el Referéndum revocatorio para todos los funcionarios , de  manera que pueda establecerse aquello de “..Que el poder controle al poder.”

Desde su modesto espacio académico-científico, FUNDED proclama su compromiso a compartir nuestras ideas y acciones, como parte de una actitud nacional proclive a transformar positivamente la dolorosa situación que afecta al  pais

El principal poder del Estado, el ejecutivo, esta en un largo proceso de instalación, señor presidente la sociedad dominicana espera por usted..

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes