Opinión

Casa de teatro y LA EPOCA DE LAS VACAS FLACAS MALDITAS Y SAGRADAS

Por Martín López

“Por sus obras los conoceréis, dice una famosa sentencia”.

En aquella época todos éramos flacos, casi ninguno se ha salvado de engordar aunque sea un poquito.

Freddy Ginebra, Manolito García Arévalo, Mirtha Olivares, Roberto Salcedo, Orlando Menicucci y Elsa Núñez, (los dos últimos, los únicos que escapan a la condición y por el contrario hoy están igual o más flacos) Delta Soto, Juan Nuñez Luis Días, Sonia Silvestre y hasta Victor Víctor, Iván García,  Thimo Pimentel, Angel Haché, Peter Croes, Pedro José Vega, Carlos Francisco Elías, y tantos más pioneros en sus diferentes quehaceres, todos unidos por el tiempo y el contexto participamos apoyando a Freddy como piedritas y palitos, piezas fundamentales en la construcción de lo que todavía hoy, cuarenta años después es el espacio más libre e incluyente de los centros culturales del país.

Con la dirección de Rafael Villalona en aquel momento iniciático Freddy y los amigos de la aventura, montan la obra El Proceso a la Sombra de un Burro, de Friedrich Durrenmatt, Berna, Suiza, 1921 1990, pintor y escritor, quien estuvo presente en la representación según un reporte de prensa en esos días,  lo que pudo interpretarse como un manifiesto filosófico, de ética y de principios con el teatro. No se puede desacartar la idea de que Casa de Teatro surgió como una respuesta al recién instalado Teatro Nacional, demasiado elitista y alejado de la gente común de la sociedad en su conjunto.

Cuarenta años si que son algo, Casa de Teatro es beneficiada con el apoyo de todas las corrientes de lo mejor y más creativo del momento, lo que le permite acuñar el eslogan “La Cultura Somos Todos”, cosa que todavía parece que las autoridades gubernamentales no entienden y no ponen en práctica

Luis Días frecuentemente en esos días, presentaba sus conciertos en Casa de Teatro, sepa usted a dos pesos la entrada por persona.

Este lunes la cultura nacional está de feliz aniversario, el 40 de Casa de Teatro y la celebración es en grande.

El esfuerzo por el establecimiento de valores éticos, por la inclusión y por la democracia, por la libertad de expresión  se lo merece.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes