Historia

Carmelo del Rosario Burgos (a) Camarón

Cuando cumplió 60 años de edad se vio precisado a abandonar el béisbol por una lesión en una de sus manos.

Por Juan Ventura

Sin lugar a dudas, que Camarón del Rosario fue una gloria del béisbol de Puerto Plata, por sus hazañas y lanzamientos estelares.

Vio la luz por vez primera, el 16 de julio de 1918, en la ciudad de Puerto Plata, hijo de los señores Simeón del Rosario y Alejandrina Burgos, ambos muertos.

Asistió a la escuela del Asilo viejo de Puerto Plata, donde aprendió a leer a escribir, dirigida por Rufino Martínez. Desde temprana edad se dedicó al trabajó.

Cuando apenas contaba con diez años de edad se inició en la práctica del béisbol.

A la edad de catorce años jugó con el equipo de béisbol Manos Negras, regenteado por Alberto Hernández (a) Pirulú.

En 1936 entró a jugar con el equipo Escogido de Puerto Plata,  capitaneado por Teté Marmaolejos, como jardinero derecho y campo corto. También era pitcher con dicho equipo.

En 1939 había blanqueado al poderoso equipo de la Fortaleza Ozama, de Santo Domingo, que contaba entre sus jugadores: Walter James, Fernando Bueno, Titán Tineo, Alcibíades Colón y otros, en un partido de 2X0.

En octubre de 1940 participo en el provincial celebrado en la ciudad de Santiago de los Caballeros entre las provincias de Santiago, Moca, Montecristi, manzanillo, Mao, Constanza, Ejército Nacional y la Fuerza Aérea, en donde puso de manifiesto sus condiciones de buen pitcher, al blanquear en tres ocasiones.

En 1941 fue contratado el estelar lanzador puertoplateño, Camarón del Rosario como refuerzo del equipo de la Fortaleza Ozama, de Santo Domingo, a los partidos del mismos asistían la familia del dictador dominicano, Rafael Leónidas Trujillo Molina.

Abandonó dicho equipo y regresó de nuevo a su ciudad natal de Puerto Plata. Su partida de ese equipo le acorraló ciertos inconvenientes con la familia del dictador Trujillo.

En 1942 se mete en familia con la señorita Consuelo Núñez, con quien procreó dos hijos: Ramón (a) Monroca (quien fuera un estelar lanzador de béisbol, hoy retirado y viviendo en New York) y Carmen Milagros del Rosario Núnez.

Tuvo además, los hijos: José Eugenio y Carmen Lucía del Rosario.

En 1951 recibió varias ofertas de los equipos invernales: Los Leones del Escogido y las Águilas Cibaeñas, para jugar con los mismos, pero encontró la oposición de su madre señora Alejandrina Burgos y también por el compromiso que tenía de familia. Rechazó ambas ofertas de esos dos equipos.

Camarón del Rosario le ayudaba a su madre en el negocio de compras y ventas de botellas que tenía ésta en compañía con sus demás hijos en la calle del Camino Real, de Puerto Plata.

Reforzó en 1952 al equipo nacional de Santiago. Allí pudo ganarle a los equipos de: San Cristóbal, la Marina de Guerra, Fortaleza Ozama, Manzanillo, a éste último se enfrentó en un duelo de diez entradas, ganándole al equipo dirigido por Juan Sánchez, gracias a un hit conectado por Camale Martínez.

Posteriormente reforzó conjuntamente con Miguel Ford Aracena al equipo de Manzanillo, capitaneado por Juan Sánchez.

Jugó en 1955 con el equipo de los 15, en la serie de municipios, allí blanqueó al equipo de Yásica.

Además, reforzó al equipo de Montecristi. Por muchos años jugo con el equipo de Los Veteranos de Puerto Plata.

Desde el 16 de agosto de 1958, en que se fundó la Liga del Atlántico, en la ciudad e Puerto Plata por un grupo de deportistas, encabezada por Fabio Rafael González, Camarón del Rosario se convirtió en refuerzo oficial.

Trabajó por muchos años en las aduanas de Puerto Plata, demostrando honestidad y laboriosidad en el mismo.

Cuando cumplió 60 años de edad se vio precisado a abandonar el béisbol por una lesión en una de sus manos.

Murió el martes 4 de marzo de 2003, el reconocido deportista y ciudadano íntegro, señor Carmelo del Rosario Burgos (a) Camarón, a la edad de 85 años, después de haber brillado en el béisbol de Puerto Plata, con grandes éxitos

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes