Compartiendo

Bendición y maldición de las ONGs

Por Telésforo Isaac

Para hablar o escribir con propiedad de las ONGs (ORGANIZACIONES NO GUBERNAMENTALES)  se debe tener conocimiento de lo que son esas instituciones;  pues, frecuentemente oímos hablar o leemos expresiones de bendiciones, así como de maldiciones de estas organizaciones y nos damos cuenta que muchos ignoran lo que realmente es una institución de servicio, gerenciada  por voluntarios y con poco personal remunerado. 

Para pensar, hablar y escribir de las “organizaciones no gubernamentales” se precisa ser consecuente, razonable y justo. A continuación hay unas notas de orientación y se citan algunas preguntas que se deben hacer y contestar, para luego tener calidad para opinar con justeza. 

¿Qué es una ONG?  “Una organización no gubernamental (ONG) es cualquier grupo no lucrativo de ciudadanos voluntarios que está organizada a nivel local, nacional o internacional, con tareas orientadas y dirigidas por personas con un interés común para realizar una variedad de servicios y funciones humanitarias”. Más de 1,500 ONG con sólidos programas de información sobre temas relacionados con las Naciones Unidas están asociadas con el Departamento de Información Pública (DIP)”. (Naciones Unidas-Centro de información, abril 1997).  En el país hay numerosas instituciones de esta índole que están presentes y haciendo una labor incólume.

Las organizaciones no gubernamentales son una bendición, generalmente, porque sirven de base para la estabilidad, la gobernanza, el desarrollo y la consecución de programas sociales necesaria y perentoria a los pueblos, especialmente a los más necesitados. Además, estas pueden servir al proceso de cambios para el mejoramiento de las estructuras estatales de una nación.

Por mucho tiempo las ONGs han venido prestando asistencia y servicio inusitados a muchos niveles de la sociedad dominicana; más, especialmente a los menos pudientes.

Algunas instituciones de esa clase han contribuido a aminorar el flagelo de la miseria en campos y barrios, a medicar y rehabilitar a personas con discapacidades; a educar a ciegos y sordos; a preservar el medio ambiente. Hay organizaciones de estas que construyen pozos de agua en lugares apartados; a higienizar haciendo letrinas, y a criar peces de agua dulce para asegurar dieta de proteína.

Notables ONGs están presentes para defender los derechos inalienables de perseguidos o rechazados; han servido como voces de minorías que no tienen voz ni representación cívica; ayudan a adiestrar a mujeres y hombres que están desprovistos de oportunidades a organizar mini-empresas con préstamos blandos y adecuada orientación para el éxito. 

Sin duda alguna, estas son algunas de las bendiciones a las que se dedican y consagran las organizaciones no gubernamentales; por tanto, hay que reconocer que son expresiones y actividades concretas que vigorizan al pueblo, fortalecen a la nación y suplen aspectos muy importantes que el Estado no está en capacidad de hacer o no tiene la vocación de ofrecer.

Ahora le toca a usted obtener, ponderar y calificar los siguientes datos referentes a las ONGs.

¿Quiénes las auspician? ¿De dónde proviene el respaldo financiero para organizar, mantener la dinámica y programa de servicio social que brindan las ONGs?

¿A qué se dedican las ONGs? ¿Cuáles son las motivaciones de los que idean, proyectan, organizan, desarrollan, y sostienen las estructuras y programas de las ONGs. 

¿Qué incidencias tienen las ONGs en las poblaciones o sectores donde ofrecen sus servicios? ¿Cuáles son algunas de las ONGs en el país que vienen laborando aquí por décadas y haciendo una labor que el Estado no tiene interés en hacer o vocación para esos menesteres. 

¿En qué sentido algunas ONGs prestan auxilio, ayuda social, apoyo emocional, asistencia legal y defensa de los derechos humanos? 

¿A qué se debe que mayormente las organizaciones no gubernamentales son auspiciadas y dirigidas por las Iglesias Cristianas, sacerdotes, pastores, monjas, monjes, personas de almas nobles y sensibles con vocación de servicio , o por empresas con visión y sentido de conciencia social?

Contrario a lo anterior. ¿Quiénes son los que visualizan a las ONGs como “peligrosos grupos”, que aun establecidos en la sociedad de manera libre y legal, pero a veces concebidos como entidades foráneas con programas con intenciones ocultas o veladas con propósitos anti-patrióticos, anti-sociales o de ingerencia en asuntos nacionales?

¿Quiénes promueven y establecen organizaciones de acción social temporera, coyuntural en períodos de elecciones con financiamientos con recursos extraídos del presupuesto nacional, del congreso, de un ministerio, o departamento estatal?

Las organizaciones no gubernamentales de que oímos abundantes elogios por el bien que hacen por el pueblo, son en verdad una bendición. Sin embargo,  esporádicamente oímos historias verídicas o falsas de ONGs que son entidades dirigidas por personas o grupos que usan estas instituciones para su propio aprovechamiento en lugar de prestar servicios con sinceridad, honestidad y buena voluntad para lo que  fueron ser creadas. 

Cuando esas organizaciones no cumplen con el motivo altruista y sólo benefician a sus dirigentes o tienen orígenes perversos, estas pueden ser señaladas como una maldición.

 

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes