Aguafuertes RD

Situación Zeus

Por Dino Bonao

He notado, cómo no notarlo, amable lector, que muchos tercos trabajadores de la prensa siguen tercamente llamando noviazgo o relación a la violación de una menor por un adulto, y crimen pasional cuando la menor es herida o muerta por el adulto de porra. Me parece, buenos mulos, que José José cantaba 40 y 20, no 45 y 15.

En Twitter la otra noche discutían sobre pedofilia, un karajo mencionó a los griegos, que era una tradición tener sexo con menores de edad que consentían. Ya Larry David acabó con esas referencias anacrónicas a tradiciones bárbaras cuando dijo, "También era una tradición sacrificar vírgenes al Kraken, pero ya no lo hacen".

Esto es a propósito. Los poetas y tragedistas griegos cuando escribieron sobre sucesos sonados (abusos a que eran sometidas las griegas diariamente) se agarraron del romanticismo, de la religión, de la zoofilia. Pero los historiadores griegos, Heródoto y Plutarco, para poner por caso, son bien claros en culpar a las mujeres por putas (Ío no solo se fue por su voluntad, sino que hasta preñada estaba ya, oh), el primero; o a los hombres por inicuos (Teseo y Piritoo raptaron a Helena de Troya cuando ella tenía 9 añitos coñazo), el segundo.

No hay que ser Esopo, amable lector, para deducir que Plutarco era el más razonable de los dos, que si hoy en día violan una damnificada a cada rato, y lo llaman pasión de noviazgo en lugar de estupor, digo, estupro, en esa era se violaba a troche y moche. Una señal de esto son todas las veces que Zeus ha sido mencionado en juicios de paternidad. Precisamente el lunes me llegó el ensayo "Situación Zeus", del Dr. Nob Ullshit, erudito jamaiquino de la Universidad Alemana de Cuernavaca, donde comenta los casos más famosos. Tiene la palabra el Dr. Ullshit:

"Caso 1. Danae. Según los datos de la concepción del mozalbete conocido por la posteridad como Perseo, el rey Acrisio, de Argos, fue donde un oráculo, no se sabe a buscar el qué, pues ya era rey (¿qué más quería este viejo libidinoso?), y esa luminaria de Delfos, o de Dodona, le predijo que si su hija Danae tenía un hijo, este lo mataría. Así que la encerró en una torre de bronce que no fue obstáculo para que Zeus entrara convertido en una jarinita o llovizna de oro, y la preñara.

Comentario:

Un señor, o señora, que tal vez practicaba la brujería, se enteró de que el rey Acrisio violaba a su hija Danae, y le dijo que si la preñaba y el niño después se enteraba, este lo iba a matar como el perro que era. Así que el rey Acrisio encerró a Danae en una torre de bronce, para que así nadie pueda ver cuando él hacía lo que había hecho su papá y el papá de su papá...

Caso 2. Europa. Hay muchas versiones, pero parece que Europa estaba en el campo recogiendo flores, actividad que puede ser agradable si no hay avispas, y Zeus se convi

[caption id="attachment_8336218" align="alignright" width="250"]

</a> Zeus
Zeus

rtió en un toro blanco, y ella se monto en él, y llegaron volando o nadando a Creta, donde tuvieron varios hijos concebidos debajo de una mata de plátano, y vivieron felices hasta que Zeus se la regaló al rey Asterión, quien se casó con ella.

Comentario:

Bueno, este caso es un poco más complicado que el de la damnificada Danae, ya que aparecen muchas interrogantes. Solo se sabe que en algún momento hubo un toro blanco envuelto en el caso. Podría ser que Europa fue cambiada por un toro blanco, a alguien rico que iba para Creta; o que fue secuestrada por alguien que además tenía un toro blanco... La cosa parece ser que Europa pasó un tiempo en Creta, y allí tuvo varios hijos, y después Asterión se casó con ella, que muy bien pudo haber sido el primer violador. Hubiese sido bueno investigar a Asterión, verificar si en sus documentos de identificación hubo rastro de su paso por el pueblo donde vivía Europa, antes o durante del episodio con el toro blanco.

Caso 3. Alcmena. Esta señora, hija de Electrión, casada con Anfitrión, dicen que fenicia, se encontraba de visita en Tebas o algo por el estilo. No había consumado su matrimonio con Anfitrión, esperando que este terminara de guerrear por los lares de Tafos. Pero Zeus, la creta, digo, eureka, se le presentó convertido en Anfitrión, y la cosa fue tan buena que prolongó la noche como tres veces, que para eso era divino. Al otro día llegó el verdadero Anfitrión, y las malas lenguas decían que Alcmena lo recibió con asombro y frialdad, contestándole a todo, 'Ya me dijiste eso anoche', pero Anfitrión no le hizo mucho caso porque ella era así, especial, a menudo decía cosas sin sentido, y le gustaba hablar sola. Y así otra vez como tantas veces, Alcmena salió preñada de Zeus, porque no había pastillas ni condones en esa época (dicen que hacían unos con tripas de ovejas, pero no eran desechables, y no era verdad que ningún dios se iba a poner eso). Y la barriga salió premiada con Héracles, o Hércules, o El Atronao De Tebas***. Anfitrión después de calcular mucho fue donde el vidente/adivino Tiresias, quien le confirmó lo ya informado por Alcmena, eso es, el trake con Zeus. La confusión creada por este caso enredó hasta a los mismos griegos antiguos, que celebraban el nacimiento del semiloco, perdón, semidios, el día cuatro de cada mes. Para saber más leer a Hesiodo, Eurípides y Aristófanes.

Comentario:

Obviando el dato de que Héracles, o Hércules, o La Plaga Dizque Divina, era nieto de Perseo por línea materna, dirigiendo nuestra primera sospecha hacia el incesto, el cual parecía estaba a la orden del día en esa noble casa, generación tras generación; y después de comprobar que Alcmena ya estaba casada con Anfitrión, y aunque no descartamos a Electrión, padre de la damnificada, investigaríamos también al brujo de marras, Tiresias, quien nos da la impresión de que sabía mucho más de lo que confesó.

***El epíteto de loco hacia Hércules lo encontramos varias veces en leyendas poco conocidas. Y no es para menos: dondequiera que llegaba mataba todo lo que respirara; para no ir más lejos, siendo niño mató con una lira a un viejo profesor de poesía lírica que echó un chuípiti cuando leyó una odita escrita por él, y ese mismo día, pero en la tarde, mató con una regla a un viejo profesor de matemática que lo corrigió sumando dos más dos, él había dicho siete y piquín".

Esto también es a propósito. Yo mismo he revisado, en una ortodoxa iglesia griega en Harlem, miles de microfilms antiguos que tal vez eran griegos. Solo pude traducir este:

Sofoke: Buenas tardes vecino, ¿cómo le va?

Bodoke: Saludos vecino, aquí con la buena nueva de que mi hija Disfemia está preñada, y el padre no es otro que el gran Zeus...

Sofoke: Qué buena noticia vecino... ¿Y Disfemia... solo ha mencionado a Zeus... como posible padre?

Bodoke: Claro, ¿y a quién más usted cree que mi Disfemia pudiera mencionar vecino?

Sofoke: ¿Eh? No, si yo, si usted, si todos, claro que Zeus... No me cabe ninguna duda vecino.

Bodoke: Sí, porque solo Zeus y solo Zeus puede entrar por una ventana convertido en un

Sofoke: Lince blanco.

Bodoke: Exacto, ¿y cómo supo usted que fue precisamente un lince blanco vecino?

Sofoke: ¿Eh? No, si yo, si usted, si todos, me parece haber visto uno merodeando vecino..

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes