Ecos del Potomac

Es cuestión de lógica

Por Leo Beato

Tony Cartalucci es un periodista investigativo que nos hace una pregunta de simple lógica: “¿Quiénes son los que crearon, arman y sostienen al Estado Islámico?” Este grupo ha declarado públicamente que es el autor de los atentados de Bruselas.

Cartalucci se contesta a sí mismo: “Pues los que crearon, arman y sostienen al Estado Islámico son los verdaderos culpables de los atentados terroristas de Bruselas (en el aeropuerto de Zaventem y en el Metro de Maelbeek)”. Y añade: “Ellos son los culpables de todos los atentados terroristas atribuidos al Estado Islámico. No seamos tan ingenuos”.

De hecho, la estación del metro de Maelbeek no está lejos de las oficinas centrales de la Unión Europea y de la Embajada estadounidense.

Como consecuencia de los atentados de París el año pasado, el presidente de Francia, François Hollande, ha estado tratando de insertar en la Constitución francesa un addendum, declarando al país en “estado de emergencia permanente”. El Parlamento francés, sin embargo, se ha opuesto, alegando que esto equivaldría a reducir los derechos ciudadanos de manera permanente.

Después de los dos atentados de Bélgica puede que Hollande termine saliéndose con la suya, como fue el caso de la “Patriot Act” en los EEUU después del 11 de septiembre del 2001.

Fijémonos que todos estos atentados siguen el mismo patrón central, como carcamonías de una mente psicopática que siempre repite el mismo plan. Sus huellas, como las de un lobo rapaz, siempre son detectables de antemano, pues se repiten a sí mismas una y otra vez. Esa es la característica compulsiva propia de toda conducta psicopática, además de jamás sentir remordimiento por lo que hace.

Veamos algunas de esas características:

Los nombres se conocen de antemano; fallas claves, involuntarias o intencionales, de parte de las autoridades están a la hora del día; esos terroristas fanáticos siempre dejan evidencias que los identifican y, en la mayoría de los casos, ya están en la lista de sospechosos de la policía.

En el caso del aeropuerto “Zaventem”, el principal de Bruselas (el otro es el aeropuerto de “Charleroi”), existe algo sumamente curioso. Veámoslo:

El aeropuerto se encontraba bajo “evaluación” de parte de una agencia de seguridad israelita, la cual había contratado a guardias privados ucranianos (¡!) para incrementar la vigilancia del aeropuerto. La agencia israelita había sido contratada por el gobierno belga y precisamente ese día no había ninguno de los guardias ucranianos vigilando el aeropuerto. (Diario Israelita Haaretz).

Para enterarse de lo que sucede en el mundo, no se puede depender de los medios noticiosos convencionales impresos, sino que hay que hurgar en los medios alternativos digitales. De lo contrario, no nos enteramos de nada y continuamos como estamos: totalmente desinformados.

¿No es este caso de Bruselas (Bélgica) parecido al de “NORAD” (North American Aerospace Defense Command ) durante la implosión de las Torres Gemelas de Nueva York el 11 de septiembre? El “NORAD” había sido desactivado precisamente cuando los dos aviones se estrellaban contra las torres. ¡Qué gran “coincidencia”!

En el caso de Bruselas, uno de los hermanos terroristas, Ibrahim El Bakraoui, dejó una especie de testamento describiendo el plan que iban seguir. Lo dejó todo en un papelito arrugadito (no destruido en pedazos) en la papelera de su apartamento y en su ordenador, como si se tratara de un documento oficial delatándose a sí mismo. ¡Qué otra gran coincidencia!

Algo parecido sucedió con el pasaporte de Mohama Atta, que apareció entre las cenizas de la Zona Cero de Nueva York, limpiecito y sin arrugas, entre los escombros calcinados de Las Torres Gemelas.

Lo mismo de lo mismo sucedió en el atentado de “Charlie Hebdo” el 7 de enero del 2015 y en la matanza del Bataclán la noche del 13 de noviembre del mismo año en París.

Como si se tratara de un script escrito de antemano, parecido al caso de Lee Harvey Oswald en Dallas el 22 de noviembre del 1963, los nombres de los perpetradores se conocen apenas minutos después del crimen. Las “huellas” y el modus operandi son siempre los mismos. Los psicópatas nunca se desvían de sus mañas habituales, convirtiéndose al final en víctimas de sí mismos.

Todos estos psicópatas criminales siempre repiten el mismo “error” o la misma “táctica”. Como los lobos feroces siempre dejan sus huellas marcadas en la arena, como rúbricas imborrables del infierno. Afirman y, al mismo tiempo se auto preguntan  como hace el comediante español José Mata: “¿Y si…sí, eh? ¿Y si sí?”

Lo interesante de todo este barullo es que Recep Tayyip Erdogán, el premier turco, había declarado desde Ankara cuatro días antes: “Le hemos comunicado al gobierno belga los antecedentes delictivos de uno de los terroristas, arrestado en nuestra ciudad de Ganziatep y repatriado a Bélgica”.

El día después de los atentados declaró lo siguiente: “El gobierno belga fue negligente en tomar las medidas pertinentes para evitar la tragedia, porque ya se lo habíamos avisado de antemano”. ¿Y si…sí, eh? ¿Y si…sí? El gato denunciando a los ratones.

No olvidemos, sin embargo, que ese mismo Tayyip Erdogán está directamente ligado (hecho comprobado: Activistpost.com) con el Estado Islámico que opera en el Norte de Siria, en la destruida ciudad de Al-Raqa, la autoproclamada capital del “DAESH” (la sucursal local de “Al-Qaeda”), a pesar de todos los bombardeos rusos.

¿Dónde será ahora el próximo “atentado anunciado”? ¿Quién lo denunciará?

Terminamos con la línea de razonamiento de Tony Cartalucci:

“Los que crearon, arman y mantienen operando al Estado Islámico (aunque después lo nieguen) son los verdaderos culpables de todos estos atentados. Son tan psicópatas y tan criminales como los primeros”.

Es cuestión de simple lógica. Usemos nuestras cabezotas y no dejemos que estos atentados traumáticos intermitentes continúen convirtiéndonos a todos en zombis ambulantes. ¡Informémonos! ¡Concienticémonos! No seamos tan ingenuos.

Nota: Referimos al lector al artículo, “Zombis amaestrados”, del 20 de octubre del 2015 en Acento.com. También a: Profesor Michel Choussdosvkyy a Shawn Helton:Brussels terror attacks”.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes