Internacional

Trump apoya a la Asociación Nacional del Rifle, revela cabildero principal pro armas

Por Servicios de Acento.com.do

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Veinticuatro horas después de que el presidente Donald Trump asumiera en sus propias palabras, de nuevo, un tercer carril político durante una reunión de rueda libre sobre control de armas, demócratas y republicanos se quedaron esperando para ver qué haría.

Esta es la segunda vez que los legisladores se quedan en suspenso. Hace apenas un mes, durante una reunión similar sobre el destino del programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), los demócratas se marcharon con la sensación de que el PresidenteTrump estaba de su lado solo para darse cuenta días después de que no era así en realidad.

Pero esta vez, esas 24 horas fueron suficientes para una nueva sorpresa del Presidente.

El principal cabildero de la Asociación Nacional del Rifle (NRA) insinuó el jueves por la noche que el presidente Donald Trump se había enfriado con sus propios planes para apoyar las medidas de control de armas.

Chris Cox, director ejecutivo del grupo de presión de la NRA, dijo en Twitter que tuvo una "gran reunión" con Trump y el vicepresidente Mike Pence el jueves, y reafirmó que ninguno “quiere el control de armas".

"Me gusta eso de tomar las armas temprano", dijo el Presidente. "Tomar primero las armas, y pasar por el debido proceso en segundo lugar"

Compartir

"Todos queremos escuelas seguras, una reforma de la salud mental y mantener las armas lejos de personas peligrosas", dijo Cox después de la reunión. "El Presidente y el vicepresidente apoyan la Segunda Enmienda, apoyan el debido proceso legal y no quieren control de armas".

 El propio presidente siguió la nota con un tuit diciendo que tuvo una "buena (gran) reunión en la Oficina Oval" con el grupo.

Esta actitud pudiera indicar que Trump ya cambió radicalmente sus propias propuestas para ampliar la legislación sobre el control de armas, incluida la adopción de controles de antecedentes más estrictos en algunas compras de armas y la restricción de la compra de armas de fuego para algunos jóvenes.

El Presidente anunció por primera vez esos planes en una sorprendente reunión con un grupo de legisladores el miércoles, que incluyó su sugerencia de que las fuerzas del orden puedan decomisar armas a los enfermos mentales sin ir primero a los tribunales.

"Me gusta eso de tomar las armas temprano", dijo el Presidente. "Tomar primero las armas, y pasar por el debido proceso en segundo lugar".

También acusó, supuestamente en broma, al Senador Pat Toomey (R-Pa.) de tenerle "miedo" a la NRA.

Las propuestas de Trump constituyeron una amplia desviación de la postura adoptada por la NRA, que desde hace tiempo se opone a toda legislación destinada a controlar el acceso a las armas de fuego. Los demócratas, incluida la senadora Dianne Feinstein de California, parecían encantados con las sugerencias del presidente Trump.

"Ustedes vieron que el Presidente dijo claro no una vez, ni dos, ni tres veces, sino 10 veces, que quería ver un proyecto de ley universal de verificación de antecedentes universales", dijo la senadora Amy Klobuchar (D-Minn.) Después de la reunión. de acuerdo con The New York Times. "Él no escatimó palabras sobre eso. Así que no entiendo cómo pudo entonces apartarse del asunto".

No está claro cómo se siente Trump ahora sobre esas propuestas después de su reunión con la NRA

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes