Editorial

Un crimen con las tierras arroceras de Juma, Bonao

El director del Instituto Agrario Dominicano, Leonardo Faña, debe revisar esto. Se lo pedimos encarecidamente. El ministro de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera, debe revisar lo que ha ocurrido aquí con las tierras de la Estación Experimental Arrocera de Juma, Bonao. El Ministro de Agricultura, Limber Cruz, también debía ocuparse de mirar lo que aquí ha acontecido.

Por Acento.com.do

Las mejores tierras productivas del país han pasado a manos de negociantes desaprensivos. El cemento se ha impuesto en los campos más ricos de la producción agrícola dominicana.

¿Quién puede negar que la Estación Experimental Arrocera, de Juma, en Bonao, es un lugar de tierra dichosa, que por cientos de años ha servido a la alimentación del pueblo dominicano?

Pero ahora, el realismo político, se impuso. Véalo usted por sus propios ojos.

Políticos del Partido de la Liberación Dominicana en Bonao consiguieron que los funcionarios del Instituto Agrario Dominicano repartieran las tierras de la Estación Experimental Arrocera, de Juma, en Bonao, y las convirtieran en cemento, en paradero de camiones. Y para ocultar las tierras productivas les están colocando grava y piedra en este momento. Es un crimen. Y se comete frente a los ojos del país.

Todo el que pasa por la Autopista Duarte, frente a la Estación Arrocera, puede ver los antiguos reguíos de arroz ahora convertidos en parqueos de camiones, talleres de mecánica, centros de artesanías y procesadores de materiales de construcción. Es una vergüenza. Es un crimen. Es un atentado a la naturaleza. Esas tierras productivas merecen respeto. Las imágenes, fueron tomadas el sábado al mediodía, reflejan una realidad incontrastable. Que las tierras que han alimentado al pueblo dominicano, y que siguen siendo tierras en condiciones de seguir sirviendo alimetación, las sembremos de cemento es una tragedia.

El director del Instituto Agrario Dominicano, Leonardo Faña, debe revisar esto. Se lo pedimos encarecidamente. El ministro de Medio Ambiente, Orlando Jorge Mera, debe revisar lo que ha ocurrido aquí con las tierras de la Estación Experimental Arrocera de Juma, Bonao. El Ministro de Agricultura, Limber Cruz, también debía ocuparse de mirar lo que aquí ha acontecido. Y tienen que mirar lo que recientemente ha entregado las tierras arroceras, y mirar años atrás, que ha sido un proceso largo, de despojo al Estado de un bien común, de todo el pueblo dominicano.

Les dejamos las fotografías y un vídeo, que fue captado por personal de Acento.

 

Antiguo campo de arroz ahora, forzosamente, aplanado para ser convertido en pavimento

 

Sistema de conversión de tierras agrícolas en cemento

Alguien, en este nuevo gobierno ¿podría detener el ecocidio que ahora, ante los ojos del país, se produce?

Otra perspectiva del mismo crimen ecológico: Antes un campo de generación de diferentes variedades de arroz, ahora un lugar para exhibir camiones

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes