Editorial

Errores sobre errores es lo que estamos cometiendo en política exterior


La decisión del Consejo Económico del Caribe (CARICOM) no debió tomar por sorpresa al gobierno dominicano.

Fue cerrada la puerta de nuestro ingreso al CARICOM, con la militancia de Haití para que eso ocurriera, por supuesto, y el protagonismo de San Vicente y las Granadinas, Trinidad y Tobago, Jamaica y otros de los actores importantes de la región del Caribe.

La República Dominicana alude al diálogo directo con Haití, con la mediación de Venezuela, que se firmó la pasada semana y que dejó establecido el diálogo entre las partes para dirimir cualquier asunto relacionado con la sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional de la República Dominicana.

Lo que pide el CARICOM es que RD deje sin efecto la sentencia, y de lo contrario actuará en todos los foros internacionales contra nuestro país, incluyendo la presentación de una moción de censura en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

La respuesta del Ministro de la Presidencia, que no debió sorprenderse por el comunicado del CARICOM, es que nuestro gobierno no acudirá a la segunda reunión convocada por Venezuela para continuar el diálogo con Haití.

Gustavo Montalvo ha dicho lo siguiente:

“Entendemos que el gobierno haitiano ha roto el acuerdo que firmamos la semana pasada, en el que se priorizaba el diálogo entre los dos países para la búsqueda de soluciones ante cualquier asunto de nuestra agenda común y, en consecuencia, no acudiremos a la reunión. Haití ha preferido tomar otro camino y eso pone fin a nuestras conversaciones, en estos momentos”.

El país no está en condiciones de romper el diálogo mientras se mantenga la tensión y la crítica de la comunidad internacional y de amplios sectores locales. Y mientras no tengamos un Ministerio de Relaciones Exteriores en condiciones de asumir su rol de aplicar políticas de protección de la República Dominicana. Ni siquiera un ministro tenemos.

El país debió denunciar al gobierno haitiano y mantener su disposición al diálogo, para solucionar por la vía adecuada las diferencias y las críticas, especialmente de la comunidad internacional. El error de Haití al participar del encuentro del CARICOM era un gol a favor de la República Dominicana.

Un comentario sobre el tema:

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes