Editorial

El padre Espinal y el juez de la ejecución de la pena


El Ministerio Público no anda bien. En el 2009 fue dictada una sentencia contra el sacerdote Domingo Espinal, de 15 años de prisión por violación de un menor a punta de pistola, y pese a que el caso finalizó con la condena definitiva de la Suprema Corte de Justicia, nadie puso en ejecución la sentencia.

Durante los últimos 5 años el padre Domingo Espinal ha disfrutado de libertad. Ahora es que se ha decidido ponerlo en prisión, luego de que se descubriera que un hijo suyo difamó a Nuria Piera. Para evitar la condena a su hijo, Espinal decidió entregarse y asumir la responsabilidad de haber colocado el video difamatorio.

Una pena que el juez de la ejecución de la pena de la Provincia de Santo Domingo, ande tan despistado.

Un comentario:

 

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes