Editorial

Alejandro Moscoso Segarra debe aclarar ese embrollo


Cada día que pasa se entiende menos el comportamiento del ex fiscal Alejandro Moscoso Segarra. Llegó a un acuerdo con Sobeida Félix Morel, para no objetar su solicitud de libertad, a cambio de información que utilizaría la Fiscalía del Distrito Nacional para poner en evidencia nuevos datos de la red criminal del narcotraficante José David Figueroa Agosto, amante de la señora Félix Morel.

Si recibió la información que ella proporcionó, dónde la llevó y qué uso le dio. Esa es la pregunta.

Sobeida ha dicho que no es responsable de que la información haya sido engavetada. Solicita que se cumpla el acuerdo y que el Ministerio Público no objete su solicitud de libertad condicional bajo fianza.

Yeni Berenice Reinoso, la fiscal del Distrito Nacional, dice que desconoce el acuerdo. Que los documentos del acuerdo no son parte del expediente de Sobeida, y que no conoce los contenidos de esos documentos. “No sé si lo escondieron…no está en el expediente”.

Quién está quedando como incumplidor, por omisión o por sustracción, es el ex fiscal y actualmente miembro de la Suprema Corte de Justicia.

Es un tema que corresponde aclarar. Dónde fueron a parar los documentos, qué información contenían esos documentos, a quién o quiénes se identificaba como vinculados a Figueroa Agosto y a la propia Sobeida Félix Morel. Son datos necesarios, para determinar si el propósito del acuerdo fue perseguir al narcotráfico, profundizar la investigación o encubrir.

Es bueno que el magistrado Alejandro Moscoso Segarra aclare ese embrollo.

Un comentario:

 

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes