Economía

The Wall Street Journal: Inversionistas quieren cambios en directiva Barrick

Por Gustavo Olivo Peña


REDACCIÓN.-Inversionistas de la transnacional minera Barrick Gold Corporation están exigiendo cambios en la junta directiva de esa empresa, además de acelerar la salida del fundador, Peter Munk.

En una información firmada por Alistair MacDonald Y Ben Dummett Connect, el periódico The Wall Street Journalm, de Nueva York, afirma que las presiones de los inversiones están generando tensiones internas en la “minera más grande del mundo”.

Explica que los grandes inversionistas dicen que le han expresado a la Barrick, con sede en Toronto, que tiene que atraer a nuevos directores independientes pronto.

“Algunos también están presionando para que Munk, uno de los empresarios más conocidos de Canadá, fije una fecha para entregar las riendas al copresidente, John Thornton”, precisa el diario.

Compartir

Un grupo de alrededor de diez grandes accionistas de Barrick con sede en Europa se está preparando para enviar una carta a la junta exigiendo cambios

Detalla que, en medio de esas demandas, algunos directores han buscado el cambio a un ritmo más rápido con el cual otros se han sentido cómodos, según inversionistas que fueron informados de la situación y una persona familiarizada con el criterio de la empresa.

Un director, Robert Franklin dijo que renunciará si no suben a bordo a nuevos directores, dijeron estas personas.

Según The Wall Street Journal, Munk ha dado señales de que dimitirá próximamente, lo cual prepara el escenario para un posible enfrentamiento entre los accionistas y una de las compañías más grandes de Canadá.

“La compañía se ha convertido en la entidad de Pedro y su sucesor, y la propia junta se ha convertido en uno de los problemas”, dijo John Ing, presidente de Maison Placements Canada Inc., con sede en Toronto. Ing, quien ha sido un partidario abierto de Munk, posee acciones de Barrick desde 1980.

“Hay que cambiar a Peter y a la junta”, dijo.

Indica que, en una señal de que los inversionistas están perdiendo la paciencia, un grupo de alrededor de diez grandes accionistas de Barrick con sede en Europa se está preparando para enviar una carta a la junta exigiendo cambios, según varias fuentes familiarizadas con la carta.

El inversor activista Two Fish Management LLC, de EE.UU, está elaborando una lista de nombres de personas que desea designar como consejeros independientes, dijo Mike Morris, gerente de fondos de Two Fish. El fondo tiene una pequeña participación en Barrick, pero dice que ha recibido el apoyo de otros accionistas, aunque se negó a dar detalles.

Un vocero de Barrick dijo que la compañía se toma en serio el gobierno corporativo. “La junta está en el proceso de reforzar aún más sus prácticas de gobierno, a través de la incorporación de directores independientes, y mediante mejoras en las prácticas de remuneración de los ejecutivos, en consonancia con el principio de la remuneración basada en el desempeño", dijo.

Los señores Munk, Thornton y el jefe ejecutivo de Barrick, Jamie Sokalsky, se negaron a dar entrevistas. Otros directores o declinaron hacer comentarios o no devolvieron las llamadas solicitando comentarios.

Al igual que todas las mineras de oro, Barrick ha sido fuertemente golpeada por factores fuera de su control. El precio del oro ha caído casi un 30% desde de su pico en el otoño de 2011. Al mismo tiempo, los costos de la industria han aumentado y los gobiernos de los países en desarrollo han obtenido mayores demandas a las mineras. Pero las compañías de oro también han sido criticadas por problemas de su propia creación, incluyendo el pago de altos precios por los activos en los vertiginosos días del auge de los productos básicos, y comenzar grandes proyectos que son menos económicos con precios más bajos para el oro.

Barrick se ha convertido en el “niño de la foto” de este comportamiento. Las acciones de la compañía se han reducido casi un 50% este año, frente a una reducción del 45% en un referente del sector, el Market Vectors Gold Miners. A Munk se le suele culpar por analistas e inversores por la edificación del imperio.

Barrick intentó enfrentar las críticas de los inversores el año pasado, con la promesa de echar atrás la expansión, con la sustitución del CEO Aaron Regent por el Sokalsky y el nombramiento de Thornton como copresidente. Seguidamente, en marzo pasado, Munk dijo que la junta debería considerar “un nuevo liderazgo”.

Pero un mes después, Munk sorprendió a los inversores cuando dijo a The Wall Street Journal que no tenía planes inmediatos de renunciar. Algunos inversionistas dicen que esa fue la última gota, incluyendo aquellos que, como Ing, habían apoyado durante mucho tiempo al jefe de 85 años de edad.

Ante el aumento del ruido de los inversores, dos directores independientes ‒los señores Franklin y Donald J. Carty‒ le dijeron a los grandes accionistas a finales de la primavera que la empresa contrataría a tres nuevos independientes para la junta.

Los inversores y los analistas dicen que Munk todavía tiene demasiada influencia en el salón, a pesar de que ahora es dueño de sólo el 0,2% de las acciones de Barrick.

Según dos exempleados, las reuniones del directorio están dominadas normalmente por Munk, quien convirtió a una simple mina en Ontario en un gigante del oro con operaciones en cinco continentes.

La frustración de los inversores se desbordó en abril, cuando rechazaron en una votación no vinculante un paquete salarial de US$17, 000, 000 del Thornton, que incluía  un cargo solo por firmar de US$12 millones.

De acuerdo con una persona familiarizada con el asunto, Munk sólo consultó a la Junta sobre la compensación de su copresidente después que la oferta ya se la había hecho al señor Thornton.

“Su remuneración fue aprobado por el comité de compensación y la junta completa”, dijo el portavoz de Barrick.

Por otra parte, algunos directores no independientes han mostrado reticencia en las reuniones para impulsar los cambios en la junta, de acuerdo con una persona familiarizada con la empresa e inversionistas que han sido informados al respecto, lo que llevó a Franklin, el independiente, a decirle a los inversores que él se mantendrá abajo si suben a bordo a nuevos miembros. Franklin se negó a comentar.

Barrick ha hecho propuestas a posibles nuevos directores, dijo la persona familiarizada con el criterio de la empresa, y está buscando experiencia en el sector. Eso sería tomar en serio una queja común de los accionistas de que la Junta actualmente carece de experiencia en el sector.

El portavoz dijo que se espera que los avances en los cambios en el gobierno de la empresa se anuncien a finales de año.

“No se puede estar despidiendo a los CEO todo el tiempo; hay que ver a quién el director general le reporta”, dijo John O'Connell, un gestor de fondos allí.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes