Economía

Relato de la visita del presidente Danilo Medina a Barrick Pueblo Viejo, Cotuí


COTUI, República Dominicana.- La visita del presidente Danilo Medina a las instalaciones de la mina de oro de Barrick Pueblo Viejo, fue un acontecimiento. Aparte del Ministro de la presidencia, Gustavo Montalvo, y de su asistente Carlos Pared, acompañaron al mandatario el director de Minería, Alexander Medina y otros funcionarios relacionados con el área.

Llamó la atención que no asistiera, por razones que se desconocen, el Ministro de Medio Ambiente, Bauta Rojas, quien tiene la responsabilidad de supervisar lo relacionado con el cumplimiento de las metas de remediación del pasivo ambiental dejado por la antigua Rosario Dominicana.

El presidente llegó con un leve e inusual retraso. Roberto Rodríguez Marchena, director de Comunicaciones, estuvo allí desde temprano, lo mismo que Rafael Ovalles, director de prensa.

El tema planteado por Manuel Rocha, presidente de Barrick Pueblo Viejo, y por los demás ejecutivos de la empresa, fue el trabajo que realiza la mina para reparar el pasivo ambiental. Presentó un video comparando las condiciones en que se encontraban los ríos de la zona a su llegada y la forma en que se encentran ahora, más limpios y en condiciones hasta de permitir pesca, porque la vida está resurgiendo allí.

El discurso de Manuel Rocha fue precisamente relacionado con el medio ambiente. Pero el Ministro de Medio Ambiente, Bauta Rojas Gómez, no estuvo. El presidente escuchó, atento, junto a su equipo, observo con atención el video. Al concluir aplaudió y posteriormente elogió las instalaciones, las tecnologías y exhortó a los ejecutivos de Barrick mostrar las instalaciones a la mayor cantidad de personas posibles.

Visitó varias terminales de la empresa. Una de ellas fue el área en la que se recibe la extracción de plata y oro y en la que se hace en vaciado del doré. En ese punto es que operan las llamadas autoclaves. Allí Manuel Rocha le mostró un lingote de doré, de origen dominicano, valorado en 1.2 millones de dólares.

En ese momento se tomaron fotografías, se permitió filmar la muestra, y animadamente el presidente Medina compartió con Gustavo Montalvo, Rocha, Carlos Pared y Alexander Medina.

Al salir de aquel lugar el presidente accedió a responder unas preguntas de los periodistas. Y el tema fue la sentencia del Tribunal Constitucional sobre los hijos de los haitianos nacidos en República Dominicana. Dijo que es un tema legal, pero también humano y que trataría de buscar una salida institucional dialogando con los organismos responsables.

El presidente y su equipo ocuparon el helicóptero en que viajaron y salieron de las instalaciones. En la parte frontal de la mina, en la carretera de Cotuí, algunas personas tenían pancartas y consignas con protestas contra la empresa Barrick. Su objetivo era que el presidente les viera y les escuchara, pero no fue posible.

Era la primera vez que Danilo Medina visitaba la mina de oro de Cotuí, y lo hizo luego de que el Congreso Nacional aprobara la renovación del contrato con la empresa, en la que se introdujeron sustanciales cambios a los acuerdos financieros para la entrega de los beneficios del Estado, a una gran distancia de los acuerdos firmados en 2009 por el ex presidente Leonel Fernández.

El discurso de Manuel Rocha, presidente de Barrick, sobre el tema del medio ambiente:

Señor Presidente, Señores miembros del Gobierno, familia Barrick Pueblo Viejo y todos los presentes.

Antes que nada, deseo extender mi agradecimiento al Presidente Medina por honrarnos con su presencia en este día. En esta gran familia que conforma el equipo de Barrick Pueblo Viejo, nos llenamos de alegría al recibirlo en nuestra casa.

Como anfitriones que somos, queremos mostrarle los logros alcanzados hasta el momento por nuestra operación, siempre bajo estándares de clase mundial. Pero hoy en particular no voy a hablar de datos fríos, hoy quiero hablarle de aquellos temas que están más cercanos al corazón de nuestra gente, como lo son: El Medio Ambiente y la mejoría de la calidad de vida de las más de 90 comunidades en las que tenemos influencia.

Durante muchos años, en este yacimiento operó una mina bajo otra administración. El uso de tecnologías no apropiadas para extraer los metales preciosos y el cierre de sus actividades sin antes tomar las medidas de remediación ambiental pertinentes para mitigar el impacto, entre otros factores, produjeron que se generaran grandes pasivos de carácter ambiental, como lo es la situación de los ríos del área de Pueblo Viejo, los cuales, por más de 30 años, estuvieron afectados por las aguas ácidas producto de los sulfuros que quedaron expuestos. Hoy dicha situación está cambiando notablemente.

Nos hemos comprometido con el gobierno dominicano a realizar una gran inversión para remediar los problemas medioambientales existentes dentro de la reserva fiscal asignada a la empresa y además estamos dispuestos a fungir como agentes del estado para llevar a cabo la remediación del pasivo ambiental que se encuentra en los alrededores de la mina.

Estos ríos que antes lucían un color rojo oscuro por su alto nivel de acidez, hoy llevan junto a sus aguas claras, la esperanza de un cambio del entorno de esas comunidades que ya vuelven a pescar en los efluentes y con esto añaden nuevos ingresos a sus actividades de día a día.

Hemos asumido como el más grande reto de todas nuestras operaciones en el mundo, el remediar Pueblo Viejo cumpliendo con normas de calidad nacionales e internacionales. Pero en adición a estos críticos aspectos de manejo medioambiental, Barrick Pueblo Viejo explotará una de las más grandes reservas de oro de la región y del mundo, en sociedad con el estado dominicano y garantizando para el mismo, grandes beneficios.

Y a propósito de estos beneficios, me gustaría también mencionar en este día, los más de 700 millones de pesos que hemos invertido en diversas plataformas de responsabilidad social, que incluyen: facilitación de planes de desarrollo municipal, educación, reforestación, producción, infraestructura rural, microempresa y salud.

Hemos invertido además, más 80 mil millones de pesos directamente en empresas suplidoras, lo cual ha tenido un gran impacto económico en todo el país.

Sr. Presidente, tal y como usted dijera en su discurso del pasado 27 de febrero que “Está convencido de que somos una empresa seria, comprometida con una minería responsable, y cumplidora de las normas y mejores prácticas para proteger nuestro medio ambiente.”, hoy me permito citarle para reiterarle que no lo defraudaremos.

El trabajo que hoy realizamos está destinado a impulsar la calidad de vida de los dominicanos. Que las comunidades que nos rodean, puedan disfrutar de un crecimiento sostenible, aún después de finalizada nuestra gestión minera, es nuestro mayor legado.

¡Muchas gracias y bienvenido!

 

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes