MIAMI, Estados Unidos.- La firma brasileña Odebrecht se encuentra en la etapa final del desarrollo y modernización del Aeropuerto Internacional de Miami, y en particular de la Terminal norte, que le fue encargada por el gobierno de ese Estado. La Terminal, con todas sus anexidades modernas, incluyendo área de migración, manejo de equipajes y servicios para usuarios estará completada para antes de finalizar este año, según informaron ejecutivos a cargo de las obras. Las anexidades serán abiertas en forma gradual.

En un recorrido por las instalaciones nuevas desarrolladas por Odebrecht conjuntamente con la firma constructora norteamericana Parsons, periodistas de la República Dominicana pudieron comprobar la dimensión de las nuevas ampliaciones, que llevará al aeropuerto al manejo, en forma holgada, de por lo menos 25 millones de pasajeros por año en sus terminales norte y sur, a cargo de Odebrecht y Parsons.

Odebrecht tiene por lo menos 20 años trabajando en los Estados Unidos, y en el 2001 inició los trabajos de remodelación y ampliación de las instalaciones del Aeropuerto Internacional de Miami, según informó Lucas Prado, director del proyecto por la empresa Odebrecht.

El Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) está entre los diez mayores del mundo en transporte de carga y es el único en Estados Unidos que figura en esa lista – recibe un 80% de todos los bienes perecibles importados que entran en el país, equivalente a 1,6 millón de toneladas.

Es el tercer mayor aeropuerto norteamericano en número de pasajeros extranjeros y, más de 32 millones de personas, entre embarques y desembarques, pasaron por sus instalaciones en el 2006. Están instaladas cerca de 80 compañías aéreas en vuelos de Miami hacia 150 destinos alrededor del globo. Llegan o embarcan por día en sus cuatro pistas cerca de cien mil pasajeros. Y esas cifras no terminan de aumentar: se prevé que antes del 2015, cincuenta millones de personas por año circularán por el MIA.

Otro proyecto a cargo de Odebrecht en Miami es el Metrorail Connector, que conectara la red ferroviaria urbana e interurbana de Miami con el Aeropuerto Internacional por la vía de un elevado de 4 kilómetros, y que al mismo tiempo permitirá a todo el que llegue a Miami via su aeropuerto transportarse hasta esta gran estación y allí mismo alquilar un automóvil o tomar el metro

En el recorrido de los ejecutivos periodísticos de la República Dominicana, acompañados por los responsables de las obras de ampliación, se pudo constatar la intensidad de los trabajos, la belleza arquitectónica de las nuevas instalaciones y la gran área para el manejo de los pasajeros en migración de que dispondrá a partir de diciembre la Terminal.

Las obras que integran el complejo de la Terminal Sur, a cargo de la joint venture Parsons-Odebrecht, están en etapa de finalización, y el primer vuelo fue previsto para el día 15 de agosto de este año.

El proyecto de ampliación de la Terminal Sur, por valor de US$ 840 millones, empezó a ser ejecutado en el 2001 y comprende cuatro partes: la Terminal Sur, que es la principal, y se comunica con el resto del aeropuerto; el Concourse J, zaguán con 15 puertas de embarque para vuelos nacionales e internacionales; el Concourse H, que ya existía y ha sido modernizado; y el patio que rodea el área de esos edificios, destinado al desplazamiento y estacionamiento de las aeronaves. Las dos primeras estructuras fueron construidas a partir de cero. Después de concluir esas etapas, con la terminal en funcionamiento, las empresas constructoras ejecutarán la modernización del espacio que conecta la nueva terminal a la estructura existente.

La Terminal Sur ocupa 111.600 m2 y tiene capacidad para atender a cerca de diez millones de pasajeros por año, en cinco pisos. En la planta baja hay quince cintas transportadoras para trasladar los equipajes provenientes de vuelos domésticos y un acceso, para quienes desembarcan, al exterior del aeropuerto, inclusive a un área destinada a los ómnibus que transportan los pasajeros directamente al puerto, desde donde parten los cruceros.

El Metrorail Connector

Otro proyecto a cargo de Odebrecht en Miami es el Metrorail Connector, que conectara la red ferroviaria urbana e interurbana de Miami con el Aeropuerto Internacional por la vía de un elevado de 4 kilómetros, y que al mismo tiempo permitirá a todo el que llegue a Miami via su aeropuerto transportarse hasta esta gran estación y allí mismo alquilar un automóvil o tomar el metro.

Es una obra de grandes dimensiones, que recibe ya los toques finales, antes de la decoración, y que fue mostrada al grupo de ejecutivos periodísticos dominicanos invitados por la empresa brasileña.

El Airport Link Metrorail Connector está bajo la coordinación de un joven profesional de origen colombiano, de apenas 33 años, quien lleva ya varios años trabajando para Odebrecht, Jorge Enrique Mendoza.

Mendoza recorrió las instalaciones de la gran estación, a sus diversos niveles y conversó ampliamente con los ejecutivos periodísticos dominicanos.
Los ejecutivos invitados por Odebrecht fueron los directores Manuel Quiroz, de El Caribe, Miguel Franjul, de Listín Diario, el subdirector del diario Hoy, Nelson Marrero, el director de Acento.com.do, Fausto Rosario Adames, y Miguel Guerrero, asesor de comunicación de la empresa Odebrecht en la República Dominicana.

Los ejecutivos de Odebrecht en la República Dominicana, Claudio Madeiros, director administrativo y financiero, y Claudio Castro, del área de Responsabilidad Social Empresarial, acompañaron a los ejecutiovos periodísticos de la República Dominicana, en un viaje que incluyó a Salvador de Bahía y Sao Paulo.