Economía

Nuevo consejero de seguridad de Trump, John Bolton, es tan peligroso como se le recuerda

Por Servicios de Acento.com.do

Fuente: Huffington Post/Marina Fang

Versión en traducción al español libre de Iván Pérez Carrión

WASHINGTON.—John Bolton, la persona que el presidente Donald Trump dijo el jueves que reemplazará a H.R. McMaster como su asesor de seguridad nacional el 9 de abril, es una opción que polariza, incluso según los estándares de la administración Trump.

Bolton fue embajador de EE.UU. en las Naciones Unidas notoriamente “hawkish”, de línea dura, cuyas opiniones ni siquiera se alinean con la plataforma de política exterior aislacionista con la que Trump hizo campaña, aunque lo que realmente cree el presidente es difícil decir.

Bolton ha tenido acceso al oído de Trump, como asesor informal y como comentarista de Fox News, durante un tiempo. Como candidato a la presidencia, Trump llamó a Bolton "a togh cookie”, un hueso duro de roer, [que] sabe de lo que está hablando".

A continuación, un resumen de la carrera del nuevo consejero de seguridad nacional en política exterior:

Bolton abogó ferozmente por la guerra de Irak y promovió la falsa justificación para ello.

Mientras servía como un alto funcionario del Departamento de Estado durante la presidencia de George W. Bush, Bolton fue uno de los principales promulgadores de la justificación de la administración para la guerra de Irak: que la inteligencia estadounidense mostró pruebas de que Irak poseía armas de destrucción masiva. Como se sabe, esta afirmación más tarde resultó ser falsa.

Pero Bolton siguió insistiendo en que tenía razón al pedir la guerra, incluso años después.

"Sigo pensando que la decisión de derrocar a Saddam [Hussein] fue correcta", dijo al Washington Examiner en 2015. "Creo que las decisiones tomadas después de esa decisión fueron incorrectas, aunque creo que la peor decisión fue la decisión de 2011 de retirar las fuerzas estadounidenses y de la coalición. Las personas que dicen: 'Oh, las cosas hubieran sido mucho mejores si no derrocaran a Saddam', pasan por alto que el Oriente Medio de hoy no fluye total e invariablemente solo de la decisión de derrocar a Saddam".

"No se puede asumir que si (Saddam) se hubiera mantenido en el poder, la dulzura y la luz prevalecerían hoy en el Oriente Medio", agregó.

Ha pedido bombardear Irán y Corea del Norte.

Esto no es un buen augurio para los esfuerzos diplomáticos, como el plan aparente de Trump para reunirse con el líder norcoreano Kim Jong Un. De hecho, Bolton dijo en Fox News a principios de este mes que pronostica que la reunión fracasará, con lo que insinuó que probablemente conduzca a una acción militar.

Y el mes pasado, Bolton defendió intensamente un ataque a Corea del Norte. En un artículo de opinión publicado en The Wall Street Journal titulado "El caso legal para golpear a Corea del Norte primero", argumentó que no había razones legales contra un ataque preventivo de los EE. UU.

“La amenaza es inminente, y el caso en contra de la prevención se basa en la interpretación errónea de un estándar que se deriva de los tiempos prenucleares, pre-misiles balísticos. Dadas las lagunas en la inteligencia de EE. UU. sobre Corea del Norte, no deberíamos esperar hasta el último minuto. Con eso se correría el riesgo de golpear después de que el Norte haya desarrollado armas nucleares, una situación mucho más peligrosa”.

Bolton también se opone fuertemente al acuerdo nuclear iraní.

Bolton dañó la reputación de la política exterior de los EE.UU. mientras servía como embajador en los Estados Unidos en la ONU.

Ha hablado sobre organizaciones internacionales con desprecio. Mientras estuvo en la ONU, Bolton la criticó como "una zona en penumbra". Sus puntos de vista extremos y su actitud temeraria alienaron a muchos aliados de EE. UU.

Se ha alineado con grupos de odio antimusulmanes.

En su trabajo en el conservador American Enterprise Institute, los comentarios en Fox News y la redacción de columnas de opinión para publicaciones de derecha, Bolton ha promovido teorías de conspiración islamofóbicas y ha apoyado a organizaciones anti-Islam que han aparecido en la lista de Southern Poverty Law Center de “grupos de odio”.

Bromeó con que el presidente Barack Obama era musulmán

Mientras hablaba en un evento para uno de esos grupos de odio, Bolton bromeó acerca de que Obama era musulmán. Afortunadamente para él, su nuevo jefe lanzó su carrera política al encabezar el movimiento “birther”

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes