Economía

“Se necesita un cambio de mentalidad hacia el mercado LGBT en las empresas”


Hoy día se calcula que el poder adquisitivo de los consumidores LGBT (Lesbianas, gais, bisexuales y transgénero) -Cerca de 450 millones de personas- ronda anualmente los 3 mil 700 millones de dólares a escala global.

De acuerdo con estudios de la firma asesora LGBT Capital, esto representa un impacto económico estimado en más de US$ 20 mil millones al año tan solo en Estados Unidos, el principal socio comercial y emisor de turistas de la República Dominicana.

Esas cifras fluyeron durante la IV Cumbre de las Américas de la Cámara Gay y Lésbica Nacional de los Estados Unidos (NGLCC-LGBT) celebrada en el país la semana pasada. Como parte del evento, que inauguraron el embajador estadounidense James Brewster, entre otras personalidades, se produjo el lanzamiento oficial de la Cámara de Comercio LGBT de la República Dominicana.

Entre las entidades de la región allí presentes estuvo la Cámara de Comercio Diversa de Cosa Rica. Su presidente ejecutivo, Julio César Calvo, platicó con Acento acerca de todo lo que significa -y puede significar- el dinámico mercado LGBT para sectores tan sensibles como el turismo, particularmente en las economías caribeñas y centroamericanas.

¿Con qué objetivos surge, y cuándo, la Cámara de Comercio Diversa de Costa Rica?

Abarca todo el comercio, el turismo, la industria; el lanzamiento oficial se hizo hace seis meses aproximadamente. Pero hemos venido trabajando el tema de la “inclusividad” desde hace dos años para poder desarrollar la Cámara, y que los turistas en el caso de Costa Rica, que el mayor ingreso económico que el país recibe es del turismo, pues sea un país inclusivo, en donde se respete la diversidad sexual de sus clientes, y todos los hoteles y turoperadores puedan trabajar de manera más eficiente en atención a este público, a este mercado. En seis meses tenemos alrededor de 45 empresas. Hay hoteles, hay empresas que exportan frutas empacadas al vacío, empresas de servicios que ven temas de páginas web, temas de diseño, publicitario; hay agencias de comunicación; básicamente, pero vamos por más.

¿Están más enfocados en el mercado turístico?

Bueno, yo soy dueño de una agencia de viajes, entonces le voy a contar brevemente mi experiencia. Yo hice un estudio de factibilidad para saber si mi agencia de viajes, que se dedica al mercado del turismo gay internacional, estaba cuantificando el factor económico y el factor también de cómo iba a impactar el que los hoteleros no fueran hoteleros inclusivos para hospedar mis clientes. Entonces en ese sentido hice un estudio y me di cuenta que tenía que gastar cerca de 150 mil dólares en mi empresa, fuera de Costa Rica, en ferias, promoción turística, que es normalmente lo que uno gasta de dos años a tres, para yo poder traer ese turista. Pero me encontré otro problema en el estudio. Yo hago la promoción, invierto el dinero, pero ¿qué pasa cuando el turista llega a Costa Rica? Esa pregunta tenía que resolverla, porque si el hotelero no estaba en la misma línea conmigo para poder atender ese turista, la inversión iba a fracasar. Entonces vi que no podía hacerlo porque en Costa Rica no están sensibilizados los productos y tiene que recibir una certificación departe de nuestra Cámara, para que nosotros como empresarios gais y lesbianas podamos tener garantías de que estas empresas van a tratar bien a los clientes que traigamos. Entonces, en vez de hacer la inversión con la agencia la hice con la Cámara, y nos dimos cuenta que se empezaron a abrir puertas, porque al empresariado le interesó un montón desarrollarse en el campo LGTB internacional.

"El turismo LGTB se reporta que gastó más de 600 billones de dólares en vacaciones en el 2013"

Compartir

¿En qué consiste esta certificación?

Nos dimos cuenta que ellos (los hoteleros) tenían un “issue” también, un problema: ‘¿Cómo obtengo el mercado gay? ¿Cómo lo consigo? No tengo el canal, no tengo el medio’. Hasta que pusimos la propuesta sobre la mesa, entonces por ahí fue que logramos ponernos de acuerdo entre agencias y los hoteleros y turoperadores, y así logramos desarrollar lo que se llama la Certificación de Inclusividad en Costa Rica. Entonces en estos momentos la Cámara está desarrollando seminarios que los hoteleros pagan para que sus colaboradores se lleven esa certificación. Es un taller de 16 horas que se hace en dos días aproximadamente, y los temas que se tocan son: servicio al cliente, la Ley ISO 9001, la Ley 7600 que habla un poco del respeto a las capacidades especiales de las personas y a la diversidad sexual. Entonces estas empresas se diversifican, y no es un cambio estructural lo que tienen que hacer en esos hoteles, sino que es un cambio en la mentalidad. Entonces nos vamos enfocando en una educación más pedagógica, en donde las personas cambian la mentalidad, no la estructura.

¿Cómo describe el “cambio de mentalidad” que promueven?

Son más bien cambios mentales, en la cabeza. Romper la barrera, romper el hielo. Ver a los clientes como iguales, que es lo que buscamos. No buscamos un trato especial, sino un trato igualitario. Es un tema meramente comercial, la Cámara se abrió por un tema comercial. Estamos abogando por tener el mismo trato igualitario en los servicios y en las oportunidades de negocios que queremos aperturar. ¿Por qué? Porque las Cámaras vamos a producir empleo, vamos a ser generadores de dinero para nuestros países, vamos a hacer que las personas que quieran desarrollar su idea y no han podido en el campo de la población LGTB, puedan crecer y desarrollar sus ideas. Hoy en día los “milennians” -personas que nacieron de los 90 hacia acá- traen otro chip totalmente diferente, y son previsores que no quieren un jefe; quieren ser emprendedores, y dentro de esos milennians hay muchísima gente que es gay, lesbiana, transexual. Y ellos se merecen y necesitan una oportunidad de desarrollo. Y en algunos casos los gobiernos locales, los gobiernos de países no están detectando ese nicho que está ahí, y nosotros lo vemos como una oportunidad. Y a nivel mundial es un boom inmediato.

"El ser humano no tiene que ser gay para hacer negocios con gais", sostuvo el empresario costarricense Julio César Calvo.

¿Carecía CR de una estrategia orientada a este mercado?

Costa Rica ha hecho una labor excelente en desarrollo del ecoturismo, en estos momentos se encuentra peleándose a nivel mundial un espacio en Centroamérica en el tema de los incentivos, las convenciones, los congresos. Pero faltaba el tema de la inclusividad. El turismo LGTB a nivel internacional en el 2013 se reporta que gastó más de 600 billones de dólares en vacaciones, que es un número para nada despreciable. Entonces, yo me pregunté ‘¿cuánto de eso llegó a Costa Rica?’. Nada, uno no lo puede cuantificar. Y con esas cifras encaré a algunas Cámaras del país y los puse en una perspectiva donde quedaron pensando que ‘¡Uao! Sí, deberíamos irnos por esa ruta’.

¿Hay algún acercamiento a nivel gubernamental?

A nivel del Gobierno no ha hecho ninguna acción, pero ya tuvimos una reunión hace dos días con la vicepresidenta de la República, doña Ana Elena Chacón, para montar una estrategia de negocios donde podamos llevar a Costa Rica en ese nivel. Entonces ya estamos trabajando con el Gobierno para que nos apoyen en esa dirección y poder irnos a ferias internacionales, a foros comerciales. Me preguntabas si nos vamos a ir mucho por la parte del turismo: pues en realidad sí, porque fue la punta del iceberg para poder abrir campo en el tema de la Cámara de Comercio, pero también nos vamos a enfocar mucho en exportaciones, en importaciones, viene la probabilidad de reunirnos con Cinde (Coalición de Iniciativas de Desarrollo), con Comex (Ministerio de Comercio Exterior), con Procomer (Promotora de Comercio Exterior) dentro de Costa Rica, para ver de qué manera montamos una estrategia. ¿Por qué? Les explicaba a ellos que cuando van a una reunión de negocios en Estados Unidos, en Asia o Europa, en el foro de negociaciones, tienen que tomar en cuenta -que no lo hacían- que el 10% o el 15% de las personas sentadas ahí son personas diversas. O son gais, o son lesbianas o eventualmente hay un transexual, que tienen mucho dinero y tienen negocios, y que con solo no escuchar que Costa Rica, en el caso de RD, no son países inclusivos, entonces ellos inmediatamente ponen una barrera, porque no se sienten cómodos para hacer negocios. Y en la parte de los negocios las dos partes tienen que estar cómodas. Entonces, hoy en día usted no utiliza las técnicas o las palabras bonitas para hacer un negocio, usted tiene que ser estratégico. Entonces usted tiene que estudiar a la persona que está del otro lado de la silla. Ver su página web, a qué se dedica, ver aspectos personales, no tan personales, pero sí aspectos como su preferencia sexual, porque es que ahora eso es una educación, es parte de una cultura internacional. Entonces si yo no te puedo convencer por el precio, o por los impuestos, te voy a convencer diciéndote que soy una empresa inclusiva en Costa Rica o en Republica Dominicana.

Es un valor agregado entonces…

Exactamente. Es un valor agregado, porque ya esa persona que es gay o lesbiana va a decir ‘voy a trabajar con un empresario que es inclusivo en su país y que tampoco me va a discriminar a mí. Entonces en el precio no estoy tan cómodo, pero puedo arreglarlo, el tema de los impuestos… quiero hacer negocios con usted’. Y eso te abre una puerta enorme.

¿Esto influye en el clima de negocios de un país?

Claro que sí, es parte al 100%. Por ejemplo, si usted va a hacer negocios con una persona de Asia, o con un chino, usted tiene que saber de esa cultura, porque hay palabras, ademanes, que usted no puede utilizar al sentarse a negociar con un chino, con un hindú, con un árabe, con un judío, tienen una cultura. Las personas que somos gais, que somos abiertamente homosexuales, en nuestros países necesitamos tener un clima de negocios adecuado para firmar convenios, para poder hacer negocios. Si yo como dueño de mi agencia de viajes siento que el dueño del hotel no me está dando el servicio para mis clientes, tengo dos opciones: o hablo con el dueño, o cambiar de hotel. Pero usualmente por razones obvias lo que voy a hacer es cambiar de hotel y buscar un hotel que sea inclusivo y que atienda a mi cliente. Eso es automático hoy en día.

¿Qué acogida han tenido en los otros gremios de empresarios costarricenses?

Costa Rica es el país menos homofóbico en Centroamérica. Conozco casos de otros países donde se es bien estricto, o por lo menos donde la doble moral es mucho más que en Costa Rica, porque allá hay una doble moral terrible. Entonces hemos utilizado una estrategia de acercamiento con algunas cámaras del país, y nos hemos encontrado con una pared enorme, porque la gente no ha tenido visión. Pero poco a poco hemos ido viendo un cambio de mentalidad en estas empresas, ya nos han visto estas organizaciones en eventos internacionales donde ellos participan y nos ven y nos dicen ‘uao, no pensé que ustedes fueran a estar a estar aquí’. Entonces les decimos ‘claro, porque es que no ocupamos el dinero de ustedes, porque lo que buscamos es hacer una alianza estratégica para trabajar en conjunto”. Entonces ellos han ido como entendiendo que en realidad nosotros tenemos mucho potencial y que buscamos hacer negocios. Costa Rica como le decía es el país menos homofóbico, entonces nos va a costar muchísimo menos que en un país como Panamá, como Nicaragua o como Honduras, en donde los gais son muy, muy discriminados y muy señalados.

¿Menos que a la Cámara de Comercio LGTB dominicana, por ejemplo?

No estaba tan enterado de la República Dominicana. Me he dado cuenta en esta conferencia... no sabía que era tan… he estado leyendo la prensa ayer, y está bastante duro, de verdad.

¿Puede un empresario heterosexual asociarse a esta entidad?

Claro que sí. El ser humano no tiene que ser gay para hacer negocios con gais, lo que tiene que ser es “cool”, como decimos en ese slogan gringo. Tiene que ser abierto, tiene que ser flexible, no necesariamente tiene que compartir conmigo mis pensamientos, pero sí podemos tener en común una alianza estratégica para hacer negocios. Cualquiera puede afiliarse. De hecho, el nombre que le pusimos a la Cámara es porque hay una diversidad de negocios, una diversidad de oportunidades y una diversidad sexual interna. Entonces usted puede ser heterosexual, bisexual, transexual; nosotros no les preguntamos a las personas cuál es su orientación sexual, o no es requisito en el formulario de afiliación. Eso no nos importa, lo importante es hacer negocios.

Lea también:Directora de USAID: “Cualquier persona tiene derecho a asociarse para promover sus derechos”

 


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes