Ecología

Por cada peso que se invierte en prevención se ahorran cinco en reconstrucción

Por Carolina Batista/Acento.com.do


SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Al cumplirse el décimo aniversario del terremoto que impactó Puerto Plata en 2003, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo en el marco de su proyecto “Comunidades resistentes a Sismos y Tsunamis” que implementa en la provincia con el financiamiento de la Comisión Europea, destaca cómo la inversión en políticas públicas de gestión de riesgos de desastres permite construir comunidades más resistentes a sismos y otros fenómenos naturales.

Esta inversión puede salvar miles de vidas, a la vez que reduce los costos de reconstrucción de la infraestructura dañada y el impacto indirecto en la economía de las poblaciones afectadas.

“El país cuenta  con el marco legal y normativo, ahora se requiere fortalecer las capacidades institucionales a nivel nacional y local para garantizar su cumplimiento…Por cada peso que se invierte en prevención de desastres se ahorran 5 pesos en costos de reconstrucción de infraestructura”,indicó el Representante Residente Adjunto del PNUD, Roberto Gálvez, quien instó a seguir avanzando en la construcción de comunidades más resistentes a los desastres bajo un enfoque de inclusión, participación y desarrollo sostenible.

Roberto Gálvez pronunció las palabras de apertura de la conferencia “Puerto Plata: A 10 años del terremoto” coordinada por PNUD con la Oficina Nacional de Evaluación Sísmica (ONESVIE), que elaboró la presentación a propósito de la fecha y cuya delegación estuvo encabezada por su director, Freddy Santana.

PNUD y UASD firman convenio para capacitar 40 ingenieros y arquitectos de la provincia, en construcciones sismo-resistentes.

En el marco de la actividad, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo y la Universidad Autónoma de Santo Domingo, representada por su Rector Mateo Aquino Febrillet, firmaron un acuerdo que permitirá impartir la primera promoción del Curso Superior: “Fundamentos para el análisis y construcción de edificaciones aplicando el Reglamento Sísmico, técnicas de evaluación y  reducción de  la vulnerabilidad”. Este curso a nivel de post-grado está dirigido a 40 ingenieros civiles y arquitectos que viven en la provincia Puerto Plata y que están adscritos al Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (CODIA) y cuenta con el apoyo de otras instituciones como la ONESVIE.

El proyecto “Comunidades Resilientes a Sismos y Tsunamis” que implementa el PNUD, cuenta con el financiamiento de la Comisión Europea y  Anesvad, en asociación con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

En el marco de esta actividad, ONESVIE presenta hallazgos sobre la evaluación de estructuras en Puerto Plata a diez años del sismo.

En una conferencia magistral durante el evento, la ONESVIE recordó que durante el sismo de 6.5 grados ocurrido el 22 de septiembre de 2003 perdieron la vida 3 personas (una en Puerto Plata y 2 en San Francisco de Macorís) y decenas sufrieron heridas de consideración. Sólo en el municipio de San Felipe de Puerto Plata (municipio cabecera) 47 viviendas sufrieron daños (10 de ellas colapsaron), 2 escuelas colapsaron y 3 más sufrieron daños estructurales,  5 oficinas públicas sufrieron daños estructurales y una sexta colapsó. En el caso de los comercios: 4 colapsaron y 23 sufrieron daños estructurales, por ejemplo.

ONESVIE está llamada a evaluar las estructuras públicas consideradas como vitales: escuelas, hospitales, estaciones de bomberos, estaciones de policía, oficinas gubernamentales, etc. En Puerto Plata su proceso de evaluación se ha limitado a escuelas y hospitales.

El Liceo Gregorio Urbano Gilbert sufrió el desplome de una de sus estructuras y el Liceo José Duveau sufrió un desplome parcial, ambos debieron ser reconstruidos considerando la reducción de su vulnerabilidad ante futuros eventos.

Sin embargo, en ambos casos la ONESVIE destaca que se reprodujeron prácticas inadecuadas del modelo anterior: muros bajos que ocasionan el efecto de columnas cortas y además irregularidades geométricas en planta y  en elevación, por ejemplo.

La institución afirma que en ocasiones el diseño de la estructura es aceptable como modelo sismo-resistente pero en la construcción se hacen variaciones que la convierten en vulnerable, de ahí la importancia de que se establezca la supervisión de las autoridades competentes.

En la actividad estuvieron presentes el Representante Residente Adjunto del PNUD, Roberto Gálvez; el Rector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, Mateo Aquino Febrillet; el Director de ONESVIE, Freddy Santana; el Presidente del CODIA, Aridio Santos, representantes de la Unión Europea, así como las autoridades provinciales; legisladores y alcaldes de los 9 municipios, además de profesionales de la construcción, maestros constructores, sector turismo y representantes de las juntas de vecinos de la provincia.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes