Cultura

Una y mil maneras de Bruno Rosario Candelier para imponer su voluntad en la Academia de la Lengua

Por Servicios de Acento.com.do

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-La ginecóloga y poeta Ofelia Berrido podría ser escogida para formar parte como miembro de número de la Academia Dominicana de la Lengua, en una asamblea convocada para este martes 6 de marzo, a las 10 de la mañana, y así ocupar el sillón que ocupó el fallecido poeta y abogado laboral Lupo Hernández Rueda. 

En caso de lograr esta posición, Ofelia Berrido derrotaría al poeta, escritor e intelectual Cayo Claudio Espinal, aspirante a la posición, pero que encuentra la resistencia del presidente de la entidad, el poeta e intelectual interiorista Bruno Rosario Candelier. Tanto Rosario Candelier como Ofelia Berrido son directivos del llamado Ateneo Insular, que en particular reúne a escritores y poetas de Espaillat y otras provincias del Cibao.

Cayo Claudio Espinal, laureado poeta cuyas obras Utopía de los Vínculos y Banquetes de aflicción merecieron premios y la valoración elogiosa de los estudiosos de la literatura dominicana,  es también de la región norte del país, pero no forma parte del movimiento de Bruno Rosario Candelier. Cayo Claudio Espinal lidera el movimiento poético Contextualismo.

Se recuerda que a la muerte del doctor Lupo Hernández Rueda fue seleccionado el periodista y escritor Rafael Peralta Romero como miembro de número de la Academia Dominicana de la Lengua. El mismo día de la instalación de Peralta Romero, el presidente de la Academia, Bruno Rosario Candelier, decidió cambiarle de sillón, debido a las críticas que se formularon. Peralta Romero fue pasado al puesto que ocupaba el recientemente fallecido Ramón Emilio Reyes.

Rafael Peralta Romero era miembro correspondiente y pasó a ocupar una de las 28 posiciones privilegiadas, asignadas con las letras del alfabeto. En el boletín número 32 de la Academia Dominicana de la Lengua, emitido en el 2016, se incluyen algunos de los miembros correspondientes nacionales de la entidad, designados por el doctor Rosario Candelier.

Los miembros de número que no asistan el martes supuestamente pasarían a la condición degradada de miembros supernumerarios. Ya algunos votos han sido emitidos por escrito, con firmas obtenidas.

Compartir

Se trata de personas del llamado Ateneo Insular o Interiorismo, que encabeza el mismo presidente, o amigos y allegados que tienen cercanía con ese equipo. Entre los miembros correspondientes recientemente incluidos se incluye a Juan Ventura, abogado de Puerto Plata, que escribe, con predilección, sobre temas históricos de su pueblo. Asimismo, el poeta y gestor cultural Noé Zayas, que fue discípulo de Cayo Claudio Espinal en el movimiento Contextualismo. Otros incluidos por Rosario Candelier son Eduardo Gautreaux, miembro del interiorismo, Selvido Candelario, del interiorismo, Angel Liz Arambilet, interiorista, lo mismo que Rita Díaz Blanco. También es miembro correspondiente nacional la señora Ruth J. Ruiz Pérez, que trabaja en una prestigiosa oficina de abogados, en labores de secretaria.

La decisión sobre la designación de Ofelia Berrido como miembro de número para ocupar el sillón de Lupo Hernández Rueda es la que está convocada para el martes a las 10 de la mañana en la Casa de las Academias. No ha habido convocatoria pública, pero Bruno Rosario Candelier se ha auxiliado de la secretaria Eloisa Ventura para recabar los votos por escrito de personas que se encuentran imposibilitadas de acudir a esa reunión, ya sea por razones de salud o por dificultades motoras o por compromisos de trabajo el día martes 6 de marzo.

De acuerdo con los datos recibidos por Acento, en esta ocasión Bruno Rosario Candelier ha aceptado poner en ejecución los estatutos de la entidad. Nadie, fuera del entorno del presidente, los conoce. Han tenido modificaciones, que se dice las ha hecho a su mejor parecer el presidente. Pero nadie recuerda la asamblea de aprobación de los estatutos. Un académico dijo a este medio que ahora Rosario Candelier cuenta con asesoría legal y decidió grabar la asamblea para tener pruebas de su legalidad.

Los miembros de número que no asistan el martes supuestamente pasarían a la condición degradada de miembros supernumerarios. Ya algunos votos han sido emitidos por escrito, con firmas obtenidas.

Entre los que habrían votado se encuentran el profesor Rafael González Tirado, quien está convaleciente de problemas de salud, y el voto se obtuvo a través de la gestión secretarial de Eloisa Ventura con la hija del reconocido profesor. Se cita al señor Ricardo Miniño Gómez, quien también enfrenta problemas de salud, y posiblemente a Monseñor Nicolás López Rodríguez, quien está ya retirado de sus labores como arzobispo de Santo Domingo, y con quebrantos de salud. Habría sido consultado para que firmara el profesor Manuel Matos Moquete, operado el pasado miércoles, pero éste no firmó.

Algunos miembros de número de la Academia Dominicana de la Lengua han optado por asistir a la Asamblea del martes 6 de marzo, a las 10 de la mañana, y plantarle cara a la directiva de la entidad sobre los procedimientos utilizados para estas designaciones de miembros de número.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes