Cultura

Lo que nadie te contará del concierto de Rubén Blades, el poeta de la salsa

Por Gustavo Olivo Peña


SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Cantos y Cuentos Urbanos fue el sábado un concierto que habrá de permanecer en la historia del arte popular del país, tanto por la calidad artística, desde lo técnicamente logrado como producción, el alto registro que como cantante alcanza la figura principal del mismo, la calidad poética de sus textos y el compromiso social.

Este concierto mostró, sobre todo, lo que no es Rubén  Blades: no es ni un afinadísimo cantante de salsa, ni un compositor exquisito, ni un justiciero ganador de discos de oro, de  Grammys Latinos y numerosos otros premios por ventas, ni tampoco es uno que se hizo abogado  y político panameño, profesiones que dejó a orillas del camino debido a que el espacio ofrecido no era suficiente para alas desplegadas en amplio, tal cual son las suyas. El es una leyenda que vive.

Este hombre es una  voz de arte y justicia social, que seleccionó la salsa como forma de llegar con su palabra. Blades habló previamente de cada una de las 24 piezas a interpretar:

1.- Plástico

2.- Decisiones

3.- Las calles

4.- Te andan buscando

5.- Vale más un guaguanco

6.- Buscando guayabas

7.- Juan Pachanga

8.- Plantación Adentro

9.- Amor y Control

10.- El padre Antonio y su monaguillo Andrés

11.- Todos vuelven

12.- El Cantante

13.- Paula C

14.- Puedo vivir del Amor

15.- Camaleón

16.- Ojos de perro azul

17.- La palabra adiós

18.- Maestra Vida

19.- Pedro Navaja

20.-Patria

21.- Homenaje a Nelson Mandela

Antes de hacer  El padre Antonio y su monaguillo Andrés, pidió al Papa Francisco que rescate la memoria y promueva se haga justicia con el Monseñor Romero. Fue interesante ver a jovencitas bailar esa salsa, cuando es seguro que no habían nacido cuando fue abatido de un tiro en el corazón, en plena misa, propinado por   Marino Samayor Acosta, un sub sargento de la sección II de la extinta Guardia Nacional, y miembro del equipo de seguridad del ex presidente de la República, coronel  Arturo Armando Molina, por un pago de  114 dólares por realizar esa faena.

Antes de hacer Decisiones, una pieza de intenso contenido social  que toca temas como el aborto y la infidelidad, recordó que la salsa fue prohibida por un General-presidente de la república, que ahora se encuentra entre los barrotes de una cárcel. No lo mencionó pero todo el mundo sabe que se refería a Manuel Antonio Noriega. La gente simplemente aplaudió.

Para mucha gente, que cantó y bailó, desde las 9:49 hasta la una y algo de la madrugada en el Palacio de los Deportes,  las 21 canciones interpretadas  por Rubén Blades, respaldado por una banda impecable de 10 músicos extraordinarios , en el marco de un despliegue escenográfico que aprovechó al máximo la tecnología, la creatividad, el video y las fotos, lo que hubo allí fue la celebración de  de un ritmo del Caribe en que late el alma de sus pueblos , todo  a cargo de un artista creativo y coherente, uno que se dejó permear el alma por la realidad social y que la expresó en sus “Cantos y Cuentos Urbanos”, recreando en vivo  la larguísima trayectoria de éxitos discográficos que le han granjeado todo el reconocimiento internacional de ser lo que es: una leyenda viviente, un latir social y un poeta en capacidad de convocar el texto inspirado ya en el amor o en cruenta realidad del inmigrante.

Rubén Blades

Fue ratificación del compromiso asumido que hizo a decenas de jóvenes concurrentes al espectáculo, cantar  y bailar, por ejemplo,  El padre Antonio y su monaguillo Andrés, pese a que no habían nacido cuando el crimen se hizo crueldad en medio de una misa en la que cayó abatido el monseñor Oscar Anulfo Romero. Fue la ratificación de su calidad y de su condición de leyenda que camina. Pidió al Papa Francisco que rescate la memoria del prelado mártir y que impulse mecanismos para que se haga justicia con sus asesinos.

Las salsas fueron:  Plástico, Decisiones, Las calles, Te andan buscando, Vale más un guaguancó, Buscando guayabas, Juan Pachanga, Plantación Adentro, Amor y Control El padre Antonio y su monaguillo Andrés, Todos vuelven, El Cantante, Paula C, Puedo vivir del Amor, Camaleón, Ojos de perro azul, La palabra adiós, Maestra Vida, Pedro Navaja, Patria, Homenaje a Nelson Mandela.

El espectáculo “Cantos y Cuentos Urbanos” fue una muestra de impecable tecnología de espectáculos combinando escenografía con pantallas “leds” de diverso formato, efectos lumínicos coordinador con la música en vivo, proyecciones audiovisuales temáticas para reforzar las canciones interpretadas que incluyeron tomas de video, fotografías de archivo, diseños digitales. Tecnológicamente es uno de los espectáculos más impecables montados en Santo Domingo durante el presente año.

No cámaras

Como parte de una costumbre empresarial acordada entre el artista y sus contratantes, volvió a impedirse el uso de cámaras a los fotógrafos, con la promesa, cumplida posteriormente, de suministrar fotos a los medios interesados. Las redes, mientras tanto, se llenaron de video y fotos y hubo quienes lo grabaron in extensso.

Y la contraparte...¿no existió?

Carlos Sánchez

Carlos Sànchez es un profesional del humor completo, creativo y de un altìsimo nivel de observaciòn de la gente. Hizo de las suyas armado del sarcasmo y la ironìa sobre la idiosincrasia del dominicano y la dominicana.

 

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes