Cultura

El Coronel del Pueblo, en el Panteón de la Patria desde el 1 de noviembre

Por Gustavo Olivo Peña


SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Los restos del coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez, el fundador del Movimiento de Militares Constitucionalistas del 1965, el Coronel del Pueblo, descansarán en el Panteón de la Patria desde el 1 de noviembre próximo.

La ceremonia oficial para honrar la memoria y el legado de Fernández Domínguez empezarán a las 11 de la mañana, en un acto solemne encabezado por el presidente de la Danilo Medina.

Rafael Fernández Domínguez, el Coronel del Pueblo, descansará en el Panteón de la Patria junto a otros próceres nacionales, por mandato de la ley número 86-13.

Otra ley, la 58-99 del 11 de junio de 1999, ya había declarado a Fernández Domínguez y a Francisco Caamaño Deñó, Héroes Nacionales, por sus aportes y luchas a la libertad del pueblo dominicano, a la defensa de la soberanía nacional y al respeto a la Constitución y a las leyes sobre las cuales debe descansar un régimen democrático.

El coronel Rafael Fernández Domínguez junto al presidente Juan BoschLa Comisión de Traslado de los Restos del Coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez está formada por el Ministerio de Cultura, la Comisión Permanente de Efemérides Patrias, la Academia Dominicana de la Historia, la Fundación Coronel Fernández Domínguez, que preside Doña Arlette Fernández viuda Fernández Domínguez, entre otras entidades públicas y privadas.

El 25 de septiembre de 1963 la naciente democracia dominicana, representada por el gobierno del presidente Juan Bosch, quien había ganado las primeras elecciones libres en más de 30 años, el 20 de diciembre de 1962, fue derrocado por un grupo de militares derechistas, apoyados por una parte del empresariado nacional, el gobierno de Estados Unidos y las iglesias Católica y Evangélica.

Desde que se instauró la dictadura que sustituyó a Bosch, un grupo de jóvenes militares liderados por Fernández Domínguez fundaron el Movimiento de Militares Constitucionalistas, que dos años después, en abril de 1965 se alzó en armas junto al pueblo para derrocar al gobierno de facto.

Fernández Domínguez se encontraba fuera del país cuando estalló la revolución constitucionalista, que estuvo encabezada por Francisco Alberto Caamaño Deñó, pero retornó y se integró a la lucha, siendo muerto en un intento por recuperar el control del Palacio Nacional. Las fuerzas de ocupación militar le tendieron una emboscada.

No se logró el retorno a la constitucionalidad con el presidente Bosch, porque se produjo la intervención militar de los Estados Unidos, apoyada por los soldados traidores a la causa del pueblo dominicano. Fruto de esta intervención fue dejado el gobierno de Joaquín Balaguer, proveniente de la decapitada dictadura trujillista. Balaguer gobernó con sangre y fuego la República Dominicana entre 1966 y 1978.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes