Cultura

Circula supuesta declaración de artistas inconformes con resultados Bienal

Por Teresa Guerrero /Acento.com.do


SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Un documento exigiendo que los resultados de la 27ava. Bienal Nacional de Artes Visuales sean revisados por considerar que el jurado privilegió obras de su preferencia estilística, sin tomar en consideración la calidad de las propuestas.

El jurado compuesto por Bingene Armenteros Salazar, María Jesús Martínez Pérez y Quisqueya Henríquez Cruz habría analizadociento ochenta y seis (186) obras seleccionadas.

El Gran Premio de la bienal fue otorgado a unanimidad a la joven Joiri Alphonsina Minaya Feliz,por su video, “Metonimia”y su performance, “Satisfecha”.Esta última propuesta está acusada de violar los reglamentos del certamen por haber sido presentada previamente en los Estados Unidos.

Otra de las críticas a estas obras le recriminan la simpleza en la construcción; cosa que en oposición ha sido bien valorada por el jurado.

En su veredicto el jurado declara que “El premio valora la madurez de un lenguaje artístico que con la sencillez de una artista que sabe que el control estriba en dejar que cada gesto, cada elemento en la performa aparezca de un modo natural y elocuente ante la audiencia”.

Otros artistas premiados fueron: Engel Stalin Leonardo Bello y Laura Michelle Castro Matos, por su Instalación, “Moderno Tropical”.

Ariadna Margarita Canaán Rivas,por su Instalación “La Casa de Piedras”. Luís Ernesto Arias Pérez,por su instalación, “Cibercity 3001”.

Citlally Miranda Pérez,por su Fotografía, “Sesión con Salomé (tríptico)”

Ángel González Urrelly,por su Dibujo “Deforestación: de la jungla a la botánica” (díptico) .

Patricia Castillo (Patutus),por su instalación, “Vibraciones bajas”.

Polibio Díaz Quiroz,por su Video, “Manifiesto”.

Julianny Zaira Ariza Volquez,por su instalación “De la Serie “bien-estando” #1.

Sobre este polémico tema, el Colegio Dominicano de Artístas Plásticos ha anunciado un pronunciamiento para mañana 22 de agosto en la sede de su institución, ubicada en la Calle El Conde.

A continuación el documento difundido y supuestamente firmado por los artistas: Dió-genes Abréu, Roberto Ramírez, Ismael Checo, Mayobanex Pérez, Dagoberto López, Colectivo de Artista Visuales Domínico-Americanos, Miguel Ramírez, Maximiliano Medina, Hilario Olivo.

Por más de una década, nuestra Bienal Nacional de Artes Visuales ha venido confrontando una serie de situaciones que lejos de enaltecerla y cumplir con los objetivos por los cuales fue creada, manifiestan un desplome cualitativo de la misma. Esto así, no tanto por las obras de los concursantes, sino más bien por la prejuiciada selección y “censura excluyente” de obras a partir del manifiesto gusto e interés del jurado por privilegiar algunas manifestaciones artísticas de su preferencia.

Apoyamos con vigor y nos  hacemos eco de la denuncia y petición formulada por el artista Martín López, el 19 de agosto de 2013, a través del periódico Acento.com.  El señor López hace la seria acusación de violación de las bases de dicha Bienal. Igual lo hacen las declaraciones públicas del CODAP, en la persona de su actual presidente Clinton López, en entrevista publicada por el periódico Diario Libre, el 20 agosto de 2013.

Hasta ahora, ni el Ministerio de Cultura ni el MAM han respondido satisfactoriamente a la gravedad de dicha denuncia.

Por tanto, nosotros y nosotras también reclamamos que desde el Ministerio de Cultura se nombre una comisión  de consulta y fiscalización independiente del MAM, para los fines de investigar, confirmar y aclarar las referidas y eventuales irregularidades ocurridas en la presente 27 Bienal Nacional de Artes Visuales. Dicha comisión deberá estar integrada por un técnico del Ministerio de Cultura, un delegado del CODAP, un delegado de la Asociación de Críticos de arte y un artista consensuado por la clase.

De esa manera, ese procedimiento formal y profesional aclararía y determinaría un  veredicto satisfactorio que confirme el procedimiento de legalidad de los premios, o de lo contrario la inmediata anulación de todo premio que se haya otorgado a cualquier artista, si la obra premiada viola en lo más mínimo las bases de la Bienal. Nos negamos a seguir permitiendo que, por falta de seriedad profesional y efectiva fiscalización institucional, se continúe deteriorando la integridad, la reputación y la función sociocultural de la Bienal.

Dado que la Bienal debe ser el evento nacional de realce de nuestras artes visuales, demandamos un serio saneamiento administrativo y conceptual de la Bienal, que entre otras aportaciones deje como consecuencia lo siguiente:

 

  1. Modificación y actualización de las bases para que las mismas reflejen la realidad sociocultural de las artes visuales en la República Dominicana.
  2. Ampliación del número de miembros de jurados de selección y premiación.

3. Mayor y más efectiva participación del Colegio Dominicano de Artistas Plásticos (CODAP) en la organización y supervisión de la misma, así como en la selección de las y los miembros del jurado.

4. Veredictos de rechazo, selección y premiación debidamente formulados y argumentados por parte del jurado sobre las obras concursantes para que se enriquezca el diálogo y debate que la Bienal debe generar sobre las artes visuales.

5. Mejor administración de los fondos asignados para la Bienal, de forma que no se deje de publicar el catálogo de la misma y además se produzcan registros documentales (DVDs, etc.) de todas las obras participantes. Estos permitirán su utilización con fines didácticos en las escuelas y bibliotecas nacionales.

Como en esta ocasión, en el pasado la Bienal ha sido manchada por hechos que lesionan los intereses de las y los artistas visuales dominicanos y distorsionan las enseñanzas que la misma debe transmitir a las nuevas generaciones de jóvenes artistas en nuestro país. Dada la persistencia y agravantes de esos males, el CODAP ya no debe continuar actuando indiferente ante el deterioro de la Bienal. Su función principal, como entidad colegiada, es defender los intereses de las y los artistas plásticos dominicanos. No actuar ahora, sería hacerse cómplice de quienes han llevado la Bienal al derricadero institucional en que se encuentra actualmente.

Dado que, según muestran los hechos, el MAM no tiene la capacidad institucional para rescatar la Bienal y hacer valer su función como estructura de la excelencia artística dominicana, el Ministerio de Cultura tiene la obligación de intervenir y coordinar un efectivo plan de trabajo con los sectores interesados en salvar la integridad y reputación de la Bienal.

Exigimos que nuestros reclamos no caigan en el vacío como en otras ocasiones ha sucedido cuando otras personas elevan públicamente sus denuncias sobre este mismo asunto. ¡Dejemos ya de continuar la complicidad con la ineficiencia que amenaza llevar a la ruina nuestra Bienal Nacional de Artes Visuales!

Estamos en un gran momento de crisis de valores, sociocultural y político, en nuestro país. Oportuna es la ocasión para reflexionar, comprometernos e intervenir conscientemente en este proceso con la trascendencia de acciones justas y enaltecedoras de nuestra cultura y el  arte nacional.

Firmantes:

Diógenes Abréu, New York

Roberto Ramírez, Puerto Rico

Ismael Checo, New York

Mayobanex Pérez, España

Dagoberto López, New York

Colectivo de Artista Visuales Domínico-Americanos, USA

Miguel Ramírez, Santo Domingo

Maximiliano Medina, New York

Hilario Olivo, Santo Domingo

Felix Berroa, Hispanic-American Visual Artists Project (HAVAP)

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes