Cine

Judy


Judy

Título original: Judy. Año: 2019. Género: Drama biográfico. País: UK. Dirección: Rupert Goold. Guion:  Tom Edge (Obra: Tom Edge, Peter Quilter). Elenco: Renée Zellweger, Rufus Sewell, Finn Wittrock, Michael Gambon, Jessie Buckley. Duración:  1 hora 58 minutos

Siguiendo la tendencia contemporánea de los biopics que tratan de rehuir a las clásicas películas que revelan la vida completa de un artista o personaje emblemático, “Judy” apuesta por la nostalgia detallando los últimos meses del 1968 en que Judy Garland, treinta años después del estreno de “El mago de Oz”, llega a Londres para dar una serie de conciertos.

A sus 47 años, se enfrenta en este viaje a las inseguridades los cuales quedan reflejados en unos convenientes flashbacks que tratan de subrayar las debilidades que Garland siempre tuvo desde que protagonizó ese emblemático musical.

Más que un biopic, el filme tiende a desdibujar una figura elemental de lo que significó Hollywood en los años treinta en la que Garland tuvo que pagar un alto precio al ser una víctima más de la forma tiránica de cómo trataban a las jóvenes estrellas.

La introducción de la historia se extiende más de lo debido al tardar mucho en entrar en los minuciosos detalles de esta figura, pues el filme intenta definir su tono con mostrar a Garland en su entorno familiar antes de partir hacia Londres, en su última gira.

Pero la calidad de este retrato no tuviera la misma fuerza si no fuera por el excelente trabajo de Renée Zellweger, una actriz que hizo creer a todo el mundo que era más londinense que cualquier británico en “El diario de Bridget Jones” (Sharon Maguire, 2001).

Zellweger no trata de llegar hasta la extenuación por ser la viva imagen de la artista. Ella busca ese desdoble equilibrado donde pueda interpretarla por el lado de la identidad propia de una mujer y su conflicto por ser ella misma. Situación que queda reflejado cuando la actriz asume su percepción pública y remarca ese conflicto soltando esta frase: “lo que la gente no entiende es que yo solo soy Judy Garland 24 horas al día”.

A esto, el trabajo de Zellweger va tomando su propia forma en la interpretación vocal, la mirada, los gestos y en el convencimiento de que son sus más importantes instrumentos para encarnar Garland.

Otro punto a su favor es el rango emocional que se distribuye en cada una de sus interpretaciones sobre el escenario, dejando claro su intención de marcar una figura en la pantalla sin importar los riesgos que tomados.

El director Rupert Goold (True Story, 2015) y el guionista Tom Edge, después de este recorrido por este fragmento de vida de Garland, no desean imprevistos en el camino y optan por cerrar la historia, de manera previsible, con esa arrebatadora interpretación de 'Over the Rainbow' la que cierra su última gira profesional y la que ayuda a la sintonía especial con el público que seguramente le devolverá la nostalgia por sus canciones y la importante apreciación de su dilatada carrera.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes