BBC News Mundo

Protestas en Hong Kong: el dramático asedio policial a una universidad de Hong Kong en la que se refugiaron centenares de manifestantes

Por BBC Mundo


Los manifestantes han realizado numerosos intentos por abandonar el campus sin ser atrapados por la policía.

Getty Images

Los manifestantes han realizado numerosos intentos por abandonar el campus sin ser atrapados por la policía.

Pocos pueden entrar y casi nadie puede salir sin tener que enfrentar graves consecuencias.El asedio que la policía de Hong Kong mantiene desde hace unos días en torno a la Universidad Politécnica (PolyU, como se conoce en inglés), donde se refugian centenares de manifestantes antigubernamentales, ha vivido momentos muy tensos.Las autoridades mantienen un cerco en torno al campus universitario bloqueando todos los accesos para impedir que nadie entrara o saliera de allí mientras invitan a los manifestantes a rendirse y entregarse para ser procesados por la justicia. "He estado atrapado con mis amigos, otros estudiantes y los periodistas dentro de la Universidad Politécnica durante más de 30 horas. La situación es que no tenemos suministro de gas y la cantina se está quedando sin comida", le contó a la BBC uno de los estudiantes que se encuentran en la PolyU."No podemos irnos y estamos atrapados. Eso por culpa de una situación 'irracional' causada por la policía", agregó.

Meses de protestas

La ola de manifestaciones en Hong Kong se inició en junio pasado como respuesta a una polémica ley de extradición pero luego se convirtió en un movimiento de protesta antigubernamental.Durante este tiempo, los centros de educación superior se habían mantenido relativamente libres de violencia.Sin embargo, eso cambió la semana pasada cuando la Universidad China de Hong Kong se convirtió en un campo de lucha.La PolyU fue ocupada la semana pasada.

Los manifestantes se alimentan de la comida que hay en la cafetería de la universidad pero se están quedando sin provisiones.

Getty Images

Los manifestantes se alimentan de la comida que hay en la cafetería de la universidad pero se están quedando sin provisiones.

En sus alrededores se han producido numerosos choques violentos en los que manifestantes y policías intercambian cocteles molotov por gases lacrimógenos y balas de goma.El domingo, estos enfrentamientos alcanzaron uno de sus puntos más violentos.Desde entonces, la policía ha arrestado a unas600 personas, entre ellas quienes se rindieron agotadas por el encierro o que estaban heridas. Los cálculos de las autoridades estiman que aún quedan unos 200 manifestantes atrincherados dentro de las instalaciones. Desde el inicio de las protestas en junio, la policía ha detenido a unas 4.500 personas.Encerrados…¿sin salida?El asedio que la policía mantiene en torno a la PolyU impide que incluso los familiares de los estudiantes puedan ingresar al campus para ver a sus hijos, lo que ha generado mucha incertidumbre entre las familias.

Con el uso de bombas lacrimógenas, la policía ha impedido que los manifestantes escapen de la universidad.

Getty Images

Con el uso de bombas lacrimógenas, la policía ha impedido que los manifestantes escapen de la universidad.

El domingo, las autoridades fijaron un ultimátum para que los manifestantes abandonaran el campus y se entregaran, al tiempo que advirtieron que podrían usar munición real si proseguían los ataques.Este lunes, la policía permitió que unos 40 manifestantes heridos abandonaran el campus para recibir tratamiento médico tras lo cual podrían ser procesados penalmente.Las autoridades advirtieron que los que salieran de la universidad iban a ser arrestado.Una fuente policial dijo a la prensa que quienes se entreguen sin resistencia podrían recibir castigos menos severos pero que todos deberán responder ante la ley.https://twitter.com/nathanlawkc/status/1196417604740472832"Más de 200 padres desolados están sentados a las afueras de PolyU y esperan ver a sus hijos. Varios centenares de estudiantes están encerrados en PolyU y estos padres están impotentes. Lo único que pueden hacer es esperar", escribió este lunes en un tuit Nathan Law, un joven dirigente político que en 2014 fue uno de los líderes de la "Revolución de los paraguas".

Lágrimas y orgullo

Grace Tsoi, corresponsal de la BBC en Hong KongLos preocupados padres de los jóvenes atrapados dentro de la Universidad Politécnica de Hong Kong estuvieron entre los manifestantes que la noche de este lunes participaron en una manifestación pacífica en Tsim Sha Tsui, una zona turística ubicada apenas a unos 300 metros del campus sitiado.La señora Ng -quien pidió ser solamente identificada por su apellido- descubrió el domingo por la noche que su hijo era uno de los que se encuentran encerrados en el campus.Desde entonces, permanece en las calles en torno a la universidad."Él está asustado porque no ha enfrentado solo una situación de emergencia", dice.Pese a las circunstancias, la madre de este joven de 18 años de edad, afirma con los ojos llorosos que está orgullosa de su hijo."Mi hijo no lloró. Él es fuerte y le gusta ayudar a otros", asegura."Yo le dije a mi hijo: 'Tú no hiciste nada malo y eres un muchacho estupendo. Yo no te culpo'".Ng le dijo que se quedara dentro del campus y esperara hasta que ella fuera a recogerle.La mujer considera que el gobierno debería cargar con la responsabilidad por el caos en Hong Kong."¡Nuestro gobierno es cada vez más insensato. Ignora las demandas mínimas de sus ciudadanos!", afirma."Yo no nací en Hong Kong pero amo tanto Hong Kong... es un lugar maravilloso pero se ha puesto en tal condición. Me rompe el corazón", lamenta.
Los intentos de mediación han fracasado.La policíaimpidió el ingreso en el campus de padres, legisladores, profesores y miembros de la directiva de la Universidad que han tratado de ir allí para buscar una solución pacífica a la situación.Este lunes por la noche (hora local), la policía hizo una excepción al permitir la entrada del expresidente del Consejo Legislativo de Hong Kong Jasper Tsang Yok-sing; y de Eric Cheung Tat-ming, un académico de la Universidad de Hong Kong.

Fugas de película

Ante la falta de una posibilidad de abandonar el campus sin ser arrestados, muchos manifestantes han intentado evadirse de diversas maneras.

Algunos manifestantes escaparon del campus descolgándose de un puente de 10 metros de altura.

Getty Images

Algunos manifestantes escaparon del campus descolgándose de un puente de 10 metros de altura.

Un intento masivo de escape fracasó este lunes cuando la policía disparó numerosas rondas de gases lacrimógenos que obligaron a retroceder a los manifestantes.Para intentar debilitar el asedio, miles de partidarios de los manifestantes se congregaron en los alrededores de la universidad y se enfrentaron a la policía.Aprovechando la oscuridad, algunos realizaron una fuga de película al descender con una cuerda desde un puente ubicado a 10 metros de altura hasta una calle donde fueron recogidos por personas en motocicletas que les estaban esperando.De acuerdo con testigos citados por Reuters, algunos de ellos luego fueron detenidos por la policía.La aparente dificultad en conseguir un acuerdo para poner fin a esta crisis genera preocupación por la posibilidad de que la policía decida entrar en el campus y se produzca un baño de sangre.
Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.https://www.youtube.com/watch?v=_iUlywi5JfAhttps://www.youtube.com/watch?v=fQcI0qFkzwQhttps://www.youtube.com/watch?v=sQxT-oKkuko

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes