BBC News Mundo

Por qué la sepia, y no el camaleón, es la verdadera maestra del camuflaje

Por BBC Mundo

Sepia camuflada

BBC
Las sepias pueden imitar la textura de los corales e incluso las asperezas de las rocas de su entorno. (Foto: Lakshmi Sawitri / Wikimedia Commons)
El camaleón está a punto de perder su cetro entre los animales capaces de cambiar su apariencia para desorientar a sus predadores. Un molusco cefalópodo, conocido como sepia, además de cambiar de color, también puede cambiar de textura. Esta nueva capacidad en materia de camuflaje fue descubierta por un equipo internacional de científicos del Laboratorio Biológico Marino de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido. La piel de estos animales está recubierta por pequeños órganos musculares conocidos como cromatóforos, que cambian de color ante una señal enviada desde el cerebro. Además, tienen un segundo conjunto de órganos que pueden ser activados para crear una suerte de baches, o papilas, que pueden cambiar la textura de la piel en forma tridimensional.

Pasar desapercibidas

Esas papilas tienen varias funciones; entre ellas, contribuir a que las sepias pasen desapercibidas. La capacidad que tienen es notable. Pueden imitar la textura de los corales, de las algas e incluso la aspereza de las rocas. Los científicos que identificaron esta característica lograron estudiar el circuito neural que la hace posible. El cerebro de las sepias envía una señal a través del ganglio estrellado que alberga un particular motor neuronal que controla las papilas de la piel. Este circuito nervioso es similar al de los calamares iridiscentes.

Ahorro de energía

Los investigadores también examinaron las papilas de las sepias para entender cómo son capaces de mantener la textura poruntiempo.

Ostras

Getty Images
Las sepias comparten un mecanismo también empleado por ostras, mejillones y vieras.
En ese sentido, descubrieron que tienen un mecanismo similar al de las ostras, mejillones y vieiras que permite que las conchas se mantengan cerradas durante un tiempo sin gastar mucha energía. "Todavía es un gran misterio cómo estos animales interpretan el mundo circundante y lo traducen en las señales que ordenan su cambio de apariencia", indica el doctor Trevor Wardill, del Departamento de Fisiología, Desarrollo y Neurociencia en un artículo publicado en el sitio de la Universidad de Cambridge. Los investigadores confían en que el conocimiento de este mecanismo, combinado con otros estudios anatómicos, pueda contribuir al desarrollo de materiales suaves que pueden ser utilizados tanto en la medicina como en la industria.
Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes