BBC News Mundo

Greg Cox, el deportista que se convirtió en un exitoso empresario por una lesión que cambió su vida para siempre

Por BBC Mundo

Greg Cox
BBC
Greg Cox cambió el rugby por una vida como empresario. (Foto gentileza de Quint).

Cuando una grave lesión puso fin al sueño de Greg Cox de convertirse en un jugador de rugby profesional, nunca se imaginó que terminaría haciendo una fortuna en el mundo de los negocios.

A los 18 años tenía una prometedora carrera por delante, hasta que un esguince en el ligamento de una rodilla lo hizo salir de emergencia de un entrenamiento.

"Tuve una operación y volví a jugar a mi equipo el año siguiente", cuenta. "Todavía me estaba recuperando de la lesión y no pude dedicarme al rugby como lo hacía antes"

Cuando se dio cuenta de que su contrato en el club británico Wasps no sería renovado, se fue a trabajar como obrero de la construcción.

"Ganaba cerca de US$400 a la semana -pagados de manera informal-, pero quería hacer algo más. Me preguntaba cómo podía ganar más dinero".

Oficina de Quint Group
BBC
La firma tiene oficinas en cinco países. (Foto gentileza de Quint).

Buen vendedor

Y lo consiguió. Comenzó a emprender negocios en el sector automovilístico, luego en propiedades y finalmente terminó en el mundo de las finanzas.

Desde 2009 es el director general y fundador de la firma Quint Group, dueña de varios negocios de tecnología financiera ofintech, que factura US$58 millones al año.

"Creo que siempre he sido emprendedor. Siempre vendía cosas en el colegio", dice Cox.

Aunque se educó en una escuela privadaen Inglaterra y tenía las calificaciones necesarias para ir a la universidad, prefirió hacer una carrera en el rugby.

Pero cuando las cosas no salieron bien, llevó a cabo su primer proyecto empresarial: importar autos.

Greg Cox
BBC
Cox ha invertido en tecnología financiera "fintech". (Foto gentileza de Quint).

"Leí un artículo en el diario Sunday Times sobre cómo importar un auto desde Europa y ahorrar dinero".

Cuenta que en aquella época se hablaba en la prensa de que los autos eran 20% más baratos en otros países. Entonces se le ocurrió crear una empresa dedicada a ayudar a otras personas a importar sus autos.

Montó un sitio web y empezó a importar cerca de 400 autos al mes, ofreciendo el servicio a personas y a compañías. Le fue bien hasta que explotó la burbuja de las "puntocom" en 2001 y quedó en la quiebra.

"Me sentí un poco estúpido. No sabía cómo manejar realmente un negocio", cuenta.

"Cuando tienes 21 te crees invencible, pero aprendí mucho de esa experiencia".

100 empleados

El paso siguiente fue trasladarse a Sudáfrica, y gracias a la debilidad de la moneda local, comenzó una vez más a exportar autos al Reino Unido. Y de ahí se expandió al negocio inmobiliario.

En 2008 Cox regresó a vivir en el Reino Unido y se puso a invertir en el sector fintech -junto a su socio Paul Naden- creando Quint.

Invirtieron unos US$17.000 en lo que vieron como una nueva oportunidad: crear varios sitios web de finanzas personales, algunos dedicados a conectar consumidores con entidades de crédito y otros enfocados en comparación de precios.

Quint tiene ahora cerca de 100 empleados y oficinas en Polonia, China, Sudáfrica y Estados Unidos.

Automóviles
Getty Images
El empresario comenzó su carrera importando autos de Alemania y Bélgica.

Pero no le ha ido bien en todo. Por ejemplo, tuvo que cerrar una empresa de seguros que no funcionó.

"Cuando algo no funciona, lo paramos y nos dedicamos a otra cosa".

"Mi consejo para cualquier persona que quiera iniciar un negocio es: concéntrate en lo que sabes hacer".

"Trabaja implacablemente en ello, toma decisiones calculadas (no te pongas muy emotivo) y, con un poco de suerte, tendrás algún nivel de éxito".


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguir leyendo

Lo más leído

Más noticias

Síguenos en nuestras redes